golden arrowMINERA ALUMBRERAMinetech encabezado
Milicic ENCABEZADOAGGREKO ENCABEZADO MP
CERRO VANGUARDIAGSB CABECERA ROTATIVOWEG
BERTOTTO ENCABEZADOMINERA ANDINA DEL SOL ENCABEZADOKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
PWC LOGOSALES DE JUJUY ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
Costanera ENCABEZADOAUSTIN POWDER ENCABEZADOERAMET CABECERA
AOMANEWMONT COVID
ZONDA encabezadoSECCO ENCABEZADOHOMERO & CIA ENCABEZADO
LIEX ENCABEZADOHIDROAR ENCABEZADOPRELAST
SECURITAS ENCABEZADOYAMANA GOLDEPIROC ENCABEZADO
FERMA ENCABEZADOHOMERO DEL SUR ENCABEZADO
SANDVIKMETSO CABECERALakeland ENCABEZADO
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO) CABECERAOMBU ENCABEXZADOLIEBHERR ENCABEZADO
PIPE GROUP ENCABEZADINFA ENCABEZADOGrupo AVG
MINERA SANTA CRUZEXAR ENCABEZADOPAN AMERICAN SILVER
VIALES SANTA FE ENCABEZADO MININGMurchison ENCABEZADOOROCOBRE
ESCENARIO
Virus: Empresas fuertes y débiles, según The Economist
MINING PRESS/ENERNEWS/Gestión
05/04/2020

En todo el mundo desarrollado, gobiernos y economistas bregan para determinar cuán costosos serán los confinamientos por el covid-19. ¿El PBI se contraerá 10% o un tercio? ¿La caída durará tres, seis o más meses? Un ejercicio similarmente inquietante se realiza en las empresas, que intentan estimar cuánto se reducirán sus flujos de caja y si cuentan con recursos para sobrevivir.

Pero en medio del caos, algo está claro: un pequeño grupo de poderosas compañías ganará más peso. Algunas ya son una fuente de estabilidad financiera. Por ejemplo, cuesta menos asegurar contra default la deuda de Johnson & Johnson’s que la de Canadá; la liquidez bruta de Apple, US$ 207,000 millones, supera los estímulos fiscales de la mayoría de países; y Unilever está canalizando efectivo a su ejército de proveedores.

Compañías. A la larga, la resiliencia de las líderes se traduciría en una ventaja duradera que les permitirá ganar participación de mercado. Su costo de capital será bajo y los proveedores las preferirán frente a clientes endebles.

Compañías. A la larga, la resiliencia de las líderes se traduciría en una ventaja duradera que les permitirá ganar participación de mercado. Su costo de capital será bajo y los proveedores las preferirán frente a clientes endebles.

Las recesiones son mecanismos de selección para el capitalismo pues sacan a la luz modelos de negocio débiles y retornos excesivos. En las últimas tres, los precios de las acciones de las empresas estadounidenses en el cuartil superior de diez sectores subieron 6% en promedio, mientras que los de las del cuartil inferior bajaron 44%. La caída en ventas y ganancias este año será más pronunciada, aunque se espera que por corto tiempo.

Unas pocas directamente afectadas por las restricciones de viajes y compras son una señal. La minorista de ropa Primark ha anunciado el cierre de sus 376 tiendas en doce países, renunciando a ventas por US$ 770 millones mensuales. Para la mayoría de empresas, el panorama quizás no sea tan sombrío. Algunas fábricas siguen funcionando y las de trabajo no manual operan de manera remota. Se han anunciado recortes en dividendos y recompras de acciones, pero pocas han dicho cuánto flujo de caja esperan sacrificar. Para la mayor parte, será un montón.

¿Cuáles saldrán bien libradas? The Economist examinó cuatro indicadores de las 800 compañías listadas más grandes de Estados Unidos y Europa: costo de asegurar su deuda contra default, margen operativo, cobertura de flujo de caja y apalancamiento. Algunas medianas están bien, pero las más grandes tienden a tener mayor fortaleza. La mediana del valor empresarial de las 100 más resistentes casi duplica la de las más débiles y márgenes de ganancia 17% superiores. Las acciones de las resistentes cayeron 17% el último mes versus 36% de las frágiles.

Silicon Valley y las gigantes farmacéuticas dominan. Hay 48 tecnológicas en el top 100. Microsoft (puesto 10), Apple (13), Facebook (14) y Alphabet (18) operan con grandes flujos de caja. La demanda por algunos de sus productos está creciendo. Otras 24 son compañías de cuidado de la salud y muchas tienen efectivo disponible y mercados cautivos. Las frágiles están en transporte, retail y recreación.

También están emergiendo ganadores y perdedores dentro de los sectores. En tecnología, Amazon está sumando 100,000 trabajadores en Estados Unidos. En tanto, el conglomerado japonés SoftBank, que apostó en startups —incluidas firmas de comercio electrónico—, anunció que desinvertirá US$ 41,000 millones para levantar efectivo. En energía, las acciones de gigantes como ExxonMobil, Royal Dutch Shell y BP han sobrepasado por un amplio margen a las de menor tamaño.

Al grupo francés de cuidado personal L’Oréal le ha ido mucho mejor que a su rival estadounidense Coty. Incluso entre las atribuladas fabricantes de aviones se ha abierto una brecha. Airbus, la líder europea, dijo que tenía US$ 32,000 millones de fondos líquidos disponibles. Los inversionistas de deuda la ven menos riesgosa que Boeing.

A la larga, la resiliencia de las líderes se traduciría en una ventaja duradera que les permitirá ganar participación de mercado. Su costo de capital será bajo y los proveedores las preferirán frente a clientes endebles. Con márgenes más altos y mayor disponibilidad de efectivo, podrán invertir incluso si otras reducen su tamaño.

Algunas buscarán adquisiciones, alentadas por gobiernos que antepondrán la supervivencia de empresas y empleos a inquietudes antimonopólicas. Con la reducción de valorizaciones y encarecimiento del capital, la capacidad de las startups de picotear ganancias de las grandes desaparecerá por un tiempo.

Pero no todo será favorable. Los pedidos de un nuevo contrato social se acrecentarían cuando el virus pase y se presionaría a las empresas para que ofrezcan productos vitales a precios bajos y brinden más seguridad a los trabajadores. Quizás el capitalismo se vuelva menos darwiniano y las empresas débiles reciban rescates. El monto asignado en créditos y garantías por los gobiernos de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania e Italia es de al menos US$ 4 millones de millones, un quinto de su deuda corporativa no financiera.

Algunos sectores podrían operar como cárteles autorizados temporales a fin de estabilizar precios y producción. Ello dificultaría que las compañías fuertes hagan valer su ventaja. El covid-19 no solo tendrá efectos duraderos en la sociedad y la conducta de la gente, sino que también alterará la estructura de los negocios globales.


Aviación y petróleo: Sectores con mayores pérdidas de hasta US$ 1 trillón a causa del COVID-19

BRAND FINANCE

Según el último análisis de Brand Finance, la consultora global independiente de valoración de marca más importante, las compañías más grandes del mundo perderán hasta US$ 1 trillón en valor de marca como resultado del brote de Coronavirus, siendo el sector de la aviación el más afectado, seguido por el del petróleo y gas. 

Brand Finance ha evaluado el impacto del COVID-19 en función del efecto de la pandemia en el valor de la empresa al 18 de marzo de 2020, en comparación con lo que fue el 1 de enero de 2020. En función de este impacto en el valor de la empresa, Brand Finance estimó el probable impacto en el valor de la marca para cada sector. 

Cada sector se clasificó en 3 categorías según la gravedad de la pérdida de valor empresarial observada para el sector en el período de la avaluación. 

David Haigh, CEO de Brand Finance, comentó que la pandemia de COVID-19 y su impacto es muy real en los mercados globales. En todo el mundo, las marcas en todos los sectores están preparadas para que el Coronavirus afecte masivamente sus actividades comerciales, la cadena de suministro y los ingresos en una forma que eclipsa el brote de SARS de 2003. 

El brote de SARS de 2003, que infectó a más de 8,000 personas y causó la muerte a 774, le costó a la economía global un estimado de US$ 60 mil millones. Ya las cifras de la pandemia de COVID-19 han superado ampliamente estos números y el caso es que aún está en pleno desarrollo con más de 145 países que ahora han reportado casos. 

La aviación es la más afectada por el coronavirus 

El sector que ha sido evaluado como el más afectado es el de las aerolíneas, la aviación, el sector aeroespacial y de defensa. La industria global de las aerolíneas ha solicitado hasta 200 mil millones de euros en asistencia de emergencia y la compañía Boeing pidió 60 mil millones de euros en asistencia para los fabricantes aeroespaciales. 

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha dicho que la mayoría de los transportistas se quedarán sin dinero dentro de dos meses como resultado del cierre de las fronteras para las llegadas ya que los gobiernos de las naciones han ordenado un cierre para contener el brote de coronavirus. 

Las pérdidas serían similares a las experimentadas por la industria de la aviación durante la crisis financiera mundial de 2008, advirtió IATA, esta asociación aumentó drásticamente su estimación del daño causado por el brote. Dijo que las aerolíneas podrían perder el 19% de sus negocios si el virus no se contiene pronto. 

Una gran cantidad de líneas aéreas importantes han desmovilizado a la mayoría de sus flotas y han anunciado planes para despedir a miles de empleados, ya que ahora se enfrentan a una crisis como nunca antes se había visto en la industria de las aerolíneas. 

Los inversores han penalizado seriamente las acciones de las aerolíneas en las últimas semanas. Las acciones de United Airlines han bajado más de 70% en lo que va del año y las acciones de Lufthansa han bajado un 33% durante el mismo período.

Movimiento de la acción de United Airlines (NASDAQ: UAL), marzo 2020

Figura 1. Movimiento de la acción de United Airlines (NASDAQ: UAL), marzo 2020"

Según el análisis de Brand Finance, desde el comienzo del año, Airbus había aumentado un 15% su valor y la multinacional francesa Safran, especializada en equipamiento aeronáutico y defensa, había incrementado un 7%, esto a medida que los crecientes presupuestos de defensa y los requerimientos de las aerolíneas ayudaron a impulsar el negocio. Sin embargo, el análisis de Brand Finance sugiere que todo este crecimiento se revertirá. 

Es así como Boeing durante el mes de marzo perdió valor en sus acciones en 56% y en lo que va de año ha visto reducir su valor en 63%.

Movimiento de la acción de Boeing (NYSE: BA), marzo 2020

Figura 2. Movimiento de la acción de Boeing (NYSE: BA), marzo 2020

El caso del petróleo y gas 

El segundo sector con la mayor pérdida de valor es el de petróleo y gas, como consecuencia del impacto de 2 factores claves, a saber. El primer impacto se debe a las restricciones de viaje; menos vuelos, menor uso de transporte público y vehículos privados automáticamente significa menos consumo de combustible. 

Estos fuertes descensos en la demanda, junto con el apoyo gubernamental para la autocontención, han obstaculizado la producción y forzado a las empresas a pedirles a los empleados que trabajen desde casa siempre que sea posible. Esto ha colapsado el consumo de petróleo y ha sacudido la demanda de petróleo en tiempo real. 

En segundo lugar, la perturbación de los mercados bursátiles mundiales, como resultado de la pandemia de Covid-19, establece una proyección muy diferente de la demanda mundial de petróleo a largo plazo. Los precios del petróleo experimentaron su mayor caída, desde la crisis económica de 2008. 

Algunas de las mayores empresas petroleras mundiales ha visto una pérdida de valor superior al 30% en lo que va de año, por ejemplo, ExxonMobil a principio de 2020 cotizaba la acción en US$ 70.90 y al 1 de abril dicho valor se había desplomado hasta los US$ 37.53, lo cual significa una reducción en su valor de mercado superior al 45%.

Movimiento de la acción de ExxonMobil (NYSE: XOM), enero-abril 2020

Figura 3. Movimiento de la acción de ExxonMobil (NYSE: XOM), enero-abril 2020

Los precios al contado en el mercado asiático para GNL también están sintiendo los efectos de la pandemia y el desplome de los precios del petróleo. Incluso antes de que el virus Covid-19 comenzó a propagarse, los precios del gas se negociaban cerca de su nivel más bajo en años. Mientras que los precios al contado se han estabilizado en las últimas dos semanas, todavía están operando en su nivel más bajo para esta época del año. En marzo cayeron a un mínimo histórico a causa de los efectos del coronavirus en China, el segundo mayor comprador de GNL del mundo.

Movimiento de precio del crudo desde enero de 2020

Figura 4. Movimiento de precio del crudo desde enero de 2020

Otros sectores que se verán afectados en su valor de marca están el de implementos deportivos y de patrocinio globales. Los principales eventos mundiales en el calendario deportivo han sido pospuestos o cancelados. 

Los medios de comunicación y la industria cinematográfica también sentirán los efectos. Los calendarios de producción y promoción de películas se han visto seriamente afectados. 


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews