golden arrowMINERA ALUMBRERAMinetech encabezado
Milicic ENCABEZADOAGGREKO ENCABEZADO MP
CERRO VANGUARDIAGSB CABECERA ROTATIVOWEG
MINERA ANDINA DEL SOL ENCABEZADOKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
PWC LOGOSALES DE JUJUY ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
Costanera ENCABEZADOAUSTIN POWDER ENCABEZADOERAMET CABECERA
AOMANEWMONT COVID
ZONDA encabezadoSECCO ENCABEZADOHOMERO & CIA ENCABEZADO
LIEX ENCABEZADOHIDROAR ENCABEZADOPRELAST
SECURITAS ENCABEZADOYAMANA GOLDEPIROC ENCABEZADO
BERTOTTO ENCABEZADOFERMA ENCABEZADOHOMERO DEL SUR ENCABEZADO
SANDVIKMETSO CABECERALakeland ENCABEZADO
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO) CABECERAOMBU ENCABEXZADOLIEBHERR ENCABEZADO
PIPE GROUP ENCABEZADINFA ENCABEZADOGrupo AVG
MINERA SANTA CRUZEXAR ENCABEZADOPAN AMERICAN SILVER
VIALES SANTA FE ENCABEZADO MININGMurchison ENCABEZADOOROCOBRE
ACTUALIDAD
Virus en América Latina: El impacto económico y sanitario
MINING PRESS/ENERNEWS/Agencias
06/08/2020

Las muertes por coronavirus en América Latina llegaron ya a 200.000 , con lo que se convirtió en la región más golpeada por el virus, según un recuento de la agencia Reuters, con graves consecuencias no solo en lo sanitario sino también en la economía de la región.

La pandemia dejó ya un total de más de 17,8 millones de infectados y más de 680.000 muertos en todo el mundo, y los casos latinoamericanos superan ya los 5 millones.

 

 

Hace seis meses, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al Covid-19 como una emergencia sanitaria pública, las Américas tenían solo ocho casos y ninguno de ellos en América Latina o el Caribe. Pero la frágil situación sanitaria y económica hizo disparar los contagios y muertes.

En cuanto a las cifra de fallecidos hasta el sábado pasado, Brasil es el país con más muertes, después de Estados Unidos, con 93.563 decesos , seguido en el mundo por México con 47.472. Perú , Colombia y Chile están también entre los 15 países con mayor número de decesos, según el recuento.

 

 

Brasil tuvo el miércoles pasado un récord diario con el registro de 1595 muertes. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió ayer que la situación del Covid-19 en el gigante sudamericano "sigue siendo crítica", al tiempo que alertó del "impacto devastador" de la pandemia en la atención de otras enfermedades.

En tanto Perú - con 33 millones de habitantes- superó ayer los 20.000 muertos por Covid-19 en medio de una escalada de contagios, tras el inicio de un desconfinamiento gradual.

Con más de 439.000 contagiados, el país enfrenta el colapso de los hospitales que atienden un récord de 13.798 enfermos de coronavirus, según el último reporte oficial.

A eso se suma el temor, reportado por medios locales, de que si se contaran los casos sospechosos -una medida aconsejada por la OMS- los decesos por Covid-19 bordearían la trágica cifra de 50.000.

Impacto sanitario y económico

Con una media diaria de 2610 fallecidos, la cifra de muertos en la región se duplicó en julio, y la elevada cantidad de contagios provocó una crisis sin precedente que pone en riesgo también los avances sanitarios logrados durante años, además de haber hundido la economía regional a su nivel histórico más bajo, informó la semana pasada la OPS y la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal).

 

 

 

"No es sorprendente que una pandemia de esta magnitud haya desatado una triple crisis en nuestra región'', dijo la directora de la OPS, Carissa Etienne, en una conferencia de prensa virtual conjunta con la secretaria ejecutiva de Cepal, Alicia Bárcena. "Hace estragos en nuestros sistemas de salud, fractura nuestra protección social y desestabiliza nuestra economía'', dijo la funcionaria tras destacar que los gobiernos necesitan implementar políticas interdisciplinarias.

El informe "Salud y economía: una convergencia necesaria para enfrentar el Covid-19 y retomar la senda hacia el desarrollo sostenible en América Latina'', destaca que no puede haber recuperación económica si no se controla la pandemia, y pide a los países que aumenten el gasto fiscal para controlar el brote y favorecer la reactivación y reconstrucción económica.

Ambas organizaciones consideran que la salud es un tema prioritario, y su cuidado es un derecho humano al que toda la población debe tener acceso.

Bárcena enfatizó que los gobiernos deberían cambiar el modelo económico y pensar en uno más inclusivo que atienda las necesidades de las poblaciones más pobres y vulnerables, que resultaron también las más afectadas por la pandemia.

"Avanzar en la igualdad es fundamental para el control eficaz de la pandemia y para la recuperación económica y sostenible'' en la región, dijo la secretaria ejecutiva de Cepal. "Por ello cambiar la estrategia de desarrollo es esencial'', expresó tras admitir que es un desafío para los países conseguir dinero extra para aumentar el gasto destinado al sector de la salud y social.

En América Latina el gasto público en salud promedia el 3,7% del PBI, lejos de la meta recomendada por la OPS del 6%. En la región, más de un tercio del financiamiento de los gastos de salud (el 34%) es financiado por los hogares, y no por los gobiernos.

La pandemia provocó además la recesión económica más pronunciada de la historia de Latinoamérica y el Caribe, con una contracción del crecimiento regional prevista en 9,1% para 2020. Por eso se prevé que el nivel del PBI per cápita al término de 2020 sería similar al de 2010, lo que representa un retroceso de una década, según CEPAL.

La pobreza, en tanto, aumentará 7 puntos porcentuales para alcanzar al 37,3% de la población (unos 231 millones de personas, 45 de ellas nuevos pobres).

En el sector sanitario, por otra parte, la pandemia interrumpió servicios básicos de salud, entre ellos, programas de atención de enfermedades crónicas como VIH y la malaria, haciendo que las Américas enfrenten el riesgo de perder en cuestión de meses todos los avances que se habían logrado en salud durante años, según Etienne.


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews