golden arrowMINERA ALUMBRERAMinetech encabezado
Milicic ENCABEZADOAGGREKO ENCABEZADO MP
CERRO VANGUARDIAGSB CABECERA ROTATIVOWEG
MINERA ANDINA DEL SOL ENCABEZADOKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
PWC LOGOSALES DE JUJUY ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
Costanera ENCABEZADOAUSTIN POWDER ENCABEZADOERAMET CABECERA
AOMANEWMONT COVID
ZONDA encabezadoSECCO ENCABEZADOHOMERO & CIA ENCABEZADO
LIEX ENCABEZADOHIDROAR ENCABEZADOPRELAST
SECURITAS ENCABEZADOYAMANA GOLDEPIROC ENCABEZADO
BERTOTTO ENCABEZADOFERMA ENCABEZADOHOMERO DEL SUR ENCABEZADO
SANDVIKMETSO CABECERALakeland ENCABEZADO
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO) CABECERAOMBU ENCABEXZADOLIEBHERR ENCABEZADO
PIPE GROUP ENCABEZADINFA ENCABEZADOGrupo AVG
MINERA SANTA CRUZEXAR ENCABEZADOPAN AMERICAN SILVER
VIALES SANTA FE ENCABEZADO MININGMurchison ENCABEZADOOROCOBRE
ESCENARIO
Minería, clave en la reactivación de Colombia
MINING PRESS/Portafolio

33 proyectos minero-energéticos, que sumarán más de 35 billones de pesos y generarán 53.000 empleos

13/08/2020

Por los recursos que atraen y los empleos que generan, los proyectos mineros se constituyen como uno de los pilares para la reactivación económica que necesita el país para la pospandemia; es la conclusión a la que llegan Gobierno Nacional, gremios y expertos en el tema consultados por este medio.

Según cifras de la Asociación Colombiana de Minería (ACM), en el 2018, este sector representó el 1,8 % del Producto Interno Bruto (PIB) de Colombia. Este porcentaje generó el 27 % de las exportaciones que hizo el país, el 15 % de inversión extranjera directa y más de 350.000 empleos entre directos e indirectos.

“Este sector es fundamental para el desarrollo económico del país, por la oportunidad que tenemos en este momento y por el corto tiempo en el que llegarían esas inversiones, que para el caso de los proyectos que están en fase final de licenciamiento, sería en el primer trimestre del 2021”, dijo el presidente de la ACM, Juan Camilo Nariño.

Precisamente, de cara a esta reactivación económica, el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Minas y Energía, ha priorizado 33 proyectos minero-energéticos, que sumarán más de 35 billones de pesos en inversión y generarán 53.000 empleos en los próximos dos años.

“En el sector minero es darle toda la viabilidad y el apoyo a los proyectos a gran escala, que sean con tecnología de punta y que cumplan con todos los estándares ambientales. Se diversificará la matriz para no depender tanto del carbón, y hacer un énfasis en la producción de metales”, le dijo el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, a Portafolio, en la edición del 7 de julio.

Incluso, el titular de la cartera de minería explicó que los proyectos de minería e hidrocarburos dejaron en regalías, durante 2019 y 2020, más de 24 billones de pesos. Este dinero es “fuente fundamental de desarrollo regional, llegando a representar hasta el 30 % de los presupuestos de inversión de los municipios y departamentos productores”, dijo Mesa, en su columna publicada en EL TIEMPO.

Por otro lado, para el magíster en Política Pública de la Universidad París Nanterre, Lucas Arcila Hoyos, desde antes de la pandemia, el sector minero-energético jugaba un papel importante en la economía del país.

“Desde hace décadas, la economía colombiana es dependiente del sector minero-energético, esto le ha permitido al país desarrollarse y solventar sus gastos sociales y públicos. Es difícil, en términos prácticos y reales, concebir una reactivación económica sin los grandes recursos que aporta este sector. Hay que pisar el acelerador con estos proyectos”, comentó Arcila.



LO QUE APORTARÁ

Ahora que el oro alcanzó precios históricos (unos 2.000 dólares la onza), los proyectos que buscan extraer este metal se han vuelto más atractivos para invertir.

“De esos 2.000 dólares que cuesta la onza, el 31 % se queda en impuestos y contribuciones para Colombia, son unos 600 dólares por onza. Solo hay que multiplicar por la cantidad para darse cuenta de los tributos que le quedan país, que en este momento, por la pandemia, necesita mucho más que antes”, explicó Sergio Cabrales, profesor de la maestría de Ingeniería de Petróleos de la Universidad de los Andes.

Grandes proyectos de oro como Gramalote (en pre-construcción), Soto Norte (proceso de licencia), Continental (finalizando construcción), Mineros y Gran Colombia (producción), no solo beneficiarán con más empleo a los trabajadores directos, sino que también jalonan la economía de las zonas en las que se adelanta la extracción.

“La minería tiene dos características: la primera es que, por lo general, llega a regiones del país donde hay poca inversión; la segunda es que al llegar a esas zonas se nutre de ellas y les da fuerza, que es lo que necesita en estos momentos la economía colombiana”, dijo el presidente de la ACM.

Precisamente, esa irrigación económica se da en el momento que los trabajadores se alojan en hoteles o habitaciones de la zona, se alimentan en restaurantes locales o usan el transporte de la región.

Por último, otro de los factores que tienen los proyectos mineros es el dinero que deja para el cuidado de la naturaleza. Solo en el 2018, este sector aportó 368.000 millones de pesos para proteger el medioambiente.


EL PASO A LA FORMALIDAD


No es extraño que en las zonas en donde se planea iniciar un proyecto minero a gran escala existan extracciones informales y artesanales, desarrolladas desde hace mucho por los mismos habitantes de los municipios.

No obstante, varias de las explotaciones se hacen de forma ilegal y sin control, lo que se evitaría si la extracción cuenta con el respectivo permiso de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla).

“Los metales que son extraídos criminalmente no le generan ningún beneficio al país ya que no pagan impuestos o regalías, no generan empleos formales e incluso contaminan el medioambiente con el uso de mercurio”, comentó el profesor Cabrales.

Para la ACM en estos casos se tiene que escoger entre una minería formal, que cumpla la ley y tenga estándares tecnológicos, o la ilícita con todos los inconvenientes que trae.
“A través de las compañías que se establecen en el territorio se puede jalonar a todo un sector minero que hoy es informal, para que dé el tránsito hacia la formalidad.

Con esto se logrará que haya coexistencia entre las grandes compañías y la pequeña minería, que históricamente ha estado en el territorio”, dijo Nariño.

Finalmente, tanto expertos como el gremio de la minería explican que los beneficios que traen estos proyectos para las personas del común se traducen en más empleo, mejor educación y salud, gracias a las regalías que dejan y, en algunos casos, se construyen acueductos y alcantarillados.

Además de que se ejerce control de la actividad y se reduce la informalidad.
“Es lo que hace la minería del país, dar una mejor calidad de vida”, concluyeron desde la ACM.


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews