golden arrowMINERA ALUMBRERAMinetech encabezado
Milicic ENCABEZADOAGGREKO ENCABEZADO MP
CERRO VANGUARDIAGSB CABECERA ROTATIVOWEG
BERTOTTO ENCABEZADOMINERA ANDINA DEL SOL ENCABEZADOKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
PWC LOGOSALES DE JUJUY ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
Costanera ENCABEZADOAUSTIN POWDER ENCABEZADOERAMET CABECERA
AOMANEWMONT COVID
ZONDA encabezadoSECCO ENCABEZADOHOMERO & CIA ENCABEZADO
LIEX ENCABEZADOHIDROAR ENCABEZADOPRELAST
SECURITAS ENCABEZADOYAMANA GOLDEPIROC ENCABEZADO
FERMA ENCABEZADOHOMERO DEL SUR ENCABEZADO
SANDVIKMETSO CABECERALakeland ENCABEZADO
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO) CABECERAOMBU ENCABEXZADOLIEBHERR ENCABEZADO
PIPE GROUP ENCABEZADINFA ENCABEZADOGrupo AVG
MINERA SANTA CRUZEXAR ENCABEZADOPAN AMERICAN SILVER
VIALES SANTA FE ENCABEZADO MININGMurchison ENCABEZADOOROCOBRE
MINERÍA
Proyecciones para la minería del Perú: WIM, Mucho y EY
MINING PRESS/El Comercio

El análisis de Zevallos y Mucho acerca del empleo, minería y virus

08/10/2020

MARÍA CLAUDIA MEDINA

La producción de cobre tuvo un bache en su recuperación después de la cuarentena. Al mes de agosto cayó 2,5% respecto del mes anterior y de acuerdo con el ministro de Energía y Minas, Luis Miguel Incháustegui, esta disminución se debió a la falta de trabajadores, que se han visto afectados por el COVID-19.

Según Karina Zevallos, gerente general de Weir Minerals Perú, y directora de la asociación Women in Mining (WIM), efectivamente, la falta de trabajadores perjudicó tanto la operación directa, como el mantenimiento regular de los equipos. Advirtió que, sin este soporte técnico, la producción también se ve menguada.

 

“A lo largo del año, las mineras hacen cambios en tuberías o arreglos de equipos pequeños, pero este año estamos viendo que eso está más restringido. Entonces, es más probable que algo falle dentro de la mina, teniendo que hacer una parada. Al final, eso hace que la producción decaiga”, explicó.

Además de los protocolos de ingreso a las minas, que incluyen cuarentenas previas en hoteles, comentó que cuando se registra algún caso de COVID-19, se tiene que aislar la zona y suspender los servicios que se iban a realizar, lo que implica más demoras.

Según Rómulo Mucho, gerente general de Pevoex Contratistas y exviceministro de Minas, el problema es mayor ante la falta de personal capacitado que pueda ser contratado.

“Muchos trabajadores que tenían que retornar a la mina han salido positivos y el protocolo hace que vayan a cuarentena, la mayoría ya se recuperó. Eso hace que no se complete la planilla y sumar nueva gente no es fácil en este momento”, comentó.

Lo que resta del año

Para Zevallos, la seguridad está dentro del ADN de la industria minera, sin embargo, el recurso humano es limitado y por eso, establecieron protocolos mayores a los exigidos. Por ejemplo, señalética de distanciamiento, alimentos sellados o el uso de micas separadoras. Aseguró que, en los próximos meses del año, se tendrán mejores niveles de producción.

“Existe la capacidad nominal y la capacidad máxima de operación. Hoy muchas minas están por encima de la capacidad nominal, y llegando cerca de su capacidad máxima para recuperar este tiempo perdido. Casi la mayor parte de minas grandes están acercándose a esa capacidad máxima”, precisó.

De igual manera, Mucho estimó que las operaciones actuales retomarán su ritmo dentro de poco, y la mayor preocupación debería estar en promover nuevos proyectos.

“Aunque se está superando, entre octubre y noviembre posiblemente ya se esté al 100% de la gente que trabaja en las minas, como Quellaveco que también estaba parado por falta de trabajadores”, indicó.

Marcial García (EY): El infierno está lleno de buenas intenciones

MARCIAL GARCÍA*

Marcial García

La alta incertidumbre generada por las crisis sanitaria, económica y política sin precedentes en las que nos encontramos se está viendo reflejada en una fuerte contracción de la inversión privada.

Para este año, el MEF calcula una caída del 34,2%, la mayor en la historia contemporánea del país, seguida de un rebote del 22% en el 2021. La misma institución prevé un avance promedio anual de 7,8% en el periodo 2022-2024.

 

Esta recuperación se soportaría en la inversión minera que, tras una retracción de al menos 22% en el 2020, crecería 9% el próximo año y alrededor de 3,5%, en promedio, entre 2022 y 2024, sostenida por el inicio de proyectos, tales como Corani (US$ 585 millones), Yanacocha Sulfuros (US$ 2,100 millones) y San Gabriel (US$ 431 millones).

Aunque a ese ritmo recién a partir del 2024 retornaríamos a niveles de inversión privada pre COVID-19, esas proyecciones no dejan de ser alentadoras. La pregunta es si son realistas. Al fin y al cabo, para que retome su dinamismo hacen falta más que buenas intenciones; tenemos que avanzar en tres frentes principalmente.

En primer lugar, el Ejecutivo y el Legislativo deben dejar de lado los enfrentamientos y el populismo, que atentan contra la gobernabilidad y estabilidad del país, afectando negativamente la confianza empresarial, para dedicarse a trabajar en sacarnos del hoyo en el que hemos caído. Un buen desenlace al entrampamiento político en que se hallan inmersos enviaría un mensaje muy positivo a los inversores nacionales y extranjeros.

En segundo lugar, es indispensable que nuestras autoridades se enfoquen en resolver problemas bien conocidos que desalientan la inversión: las trabas burocráticas, el inflexible régimen laboral, la inseguridad y la deficiente infraestructura. Ello, para no hablar de las reformas que requiere nuestro sistema tributario que condena a un pequeño grupo de contribuyentes a mantener todo el Estado a flote, mientras que la gran mayoría (más del 70%) permanece en la informalidad y, en consecuencia, no paga impuestos.

 

Finalmente, hoy más que nunca necesitamos hacer que a la inversión extranjera le convenga apostar por el Perú más que ir a otros destinos. Para lograrlo, en este difícil contexto, se deben tomar medidas concretas que mejoren la imagen del país para atraer capitales foráneos e impulsen su competitividad, la cual ya sufrió un duro golpe el año pasado al caer ocho posiciones, del 68 al 76, en el Ranking Doing Business que elabora anualmente el Banco Mundial, y que mide el clima y la facilidad para hacer negocios en 190 países.

Nada de esto, por supuesto, es fácil y es poco lo que se puede esperar de la administración Vizcarra y este Congreso. Sin embargo, dar pasos importantes en esa dirección debe ser una de las prioridades de quienes ganen las elecciones del próximo año. No hay que olvidar que la inversión privada representa alrededor del 80% de la inversión total, por lo que esa podría ser la ruta más corta hacia la reactivación económica, la recuperación de los empleos perdidos y la reducción de la pobreza en el momento en que el país más lo requiere.

*Socio de Impuestos de EY Perú


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews