golden arrowMINERA ALUMBRERAMinetech encabezado
PANORAMA MINERO EVENTO ENCABEZADOMilicic ENCABEZADOAGGREKO ENCABEZADO MP
CERRO VANGUARDIAGSB CABECERA ROTATIVOWEG
MINERA ANDINA DEL SOL ENCABEZADOKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
PWC LOGOSALES DE JUJUY ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
AUSTIN POWDER ENCABEZADOERAMET CABECERA
NEWMONT COVID
ZONDA encabezadoSECCO ENCABEZADOHOMERO & CIA ENCABEZADO
LIEX ENCABEZADOHIDROAR ENCABEZADOPRELAST
SECURITAS ENCABEZADOYAMANA GOLDEPIROC ENCABEZADO
FERMA ENCABEZADOHOMERO DEL SUR ENCABEZADOCostanera ENCABEZADO
SANDVIKMETSO CABECERALakeland ENCABEZADO
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO) CABECERAOMBU ENCABEXZADOLIEBHERR ENCABEZADO
PIPE GROUP ENCABEZADINFA ENCABEZADOGrupo AVG
MINERA SANTA CRUZEXAR ENCABEZADOPAN AMERICAN SILVER
AOMAMurchison ENCABEZADOOROCOBRE
POLÍTICA
(Escribe Daniel Bosque) Otra vez la vieja náusea
19/01/2015
Mining Press / EnerNews

DANIEL BOSQUE*

(Publicada el 19 de enero de 2015, dos horas después de conocerse la muerte del fiscal Alberto Nisman)

“Justicia, justicia perseguirás”. Los muertos de la masacre de la AMIA parecen condenados a no descansar en paz en su búsqueda de redención.  Tampoco pueden vivir tranquilos millones de argentinos, que acaban de asistir a una de las desapariciones que, al igual que las de Lisandro de la Torre, Juan Duarte, Marcos Satanowsky,  Rosendo García, Alfredo Yabrán y tantos más, quedará en la siniestra historia de la intriga política nacional.

Si alguien tiene que lamentar la muerte del fiscal Alberto Nisman es el gobierno, al que el malogrado funcionario judicial prometía desnudar por supuestos y graves manejos ilícitos reñidos con la defensa de los intereses de la Nación. Para el mundo K las acusaciones de Nisman resultaban sospechosas y parte de un complot,  pero el hallazgo del cadáver en Puerto Madero le dará a este drama otra dimensión.

Hace tiempo que la política argentina se viene poblando de intersticios oscuros. Por eso, la frustrada comparecencia del fiscal ante los legisladores aparecía como una promesa de que el gran público se enterara de cosas truculentas, desconocidas por los ciudadanos.

“Esté o no esté, las pruebas están”, “Voy a aparecer muerto”. Como en la crónica de su muerte anunciada, Nisman fue dando pistas de lo que podía pasarle. El comunicado oficial, suscripto por el secretario de Seguridad Sergio Berni, habla, sugestivamente, de “escena del crimen”. Curiosa forma de definir el contexto de un suicidio.

En la Argentina, en estos días, no hace falta bajar de internet una película de espías. Sólo bastará con leer los diarios, enterarse de lo publicado e imaginarse el resto. Eso sí, hay que bancarse otra vez la náusea, ese viejo síndrome que reaparece con frecuencia en los habitantes decentes de este país.

Algo se ha roto en la escena nacional con el balazo que acabó con Nisman, irremediablemente. Lo saben los que lo esperaban con aplausos, como a un héroe solitario y también los que prometían recibirlo en el Congreso “con los tapones de punta”.

Las consecuencias de este hecho que horripila se verán, seguramente, “más temprano que tarde”, como dijo en su despedida Salvador Allende.

* Director Mining Press / EnerNews
director@miningpress.com


Vuelva a HOME