golden arrowMINERA ALUMBRERAMinetech encabezado
MAPAL ENCABEZADOMilicic ENCABEZADOAGGREKO ENCABEZADO MP
METSO CABECERACERRO VANGUARDIAWEG
BERTOTTO ENCABEZADOMINERA ANDINA DEL SOL ENCABEZADOKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
PWC LOGO MINING PRESSSALES DE JUJUY ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
Induser ENCABEZADOCostanera ENCABEZADOERAMET CABECERA
GEOBRUGG ENCABEZADONEWMONT COVID
KPMG ENCABEZADOSECCO ENCABEZADOHOMERO & CIA ENCABEZADO
LIEX ENCABEZADOHIDROAR ENCABEZADOPRELAST
CONOSUR ENCABEZADOYAMANA GOLDEPIROC ENCABEZADO
PIRCA SAFETY ENCABEZADOFERMA ENCABEZADOHOMERO DEL SUR ENCABEZADO
SANDVIKLakeland ENCABEZADO
LIVENT ENCABEZADOPAN AMERICAN ENERGY (CABECERA
Grupo AVGPIPE GROUP ENCABEZADINFA ENCABEZADO
MINERA SANTA CRUZEXAR ENCABEZADOPAN AMERICAN SILVER
VIALES SANTA FE ENCABEZADO MININGMurchison ENCABEZADOOROCOBRE
ANÁLISIS
Escribe Daniel Bosque: "Patria Sí, Góndola No"
MINING PRESS/ENERNEWS
11/10/2021

DANIEL BOSQUE*

"Total la vida es la suerte que se da por el retardo"  (Del tango "Bailate un tango Ricardo", de Ulyses Petit de Murat y Juan D'Arienzo) 

Cristina ha roto otra piñata al desembarcar a Roberto Feletti, un predilecto del Instituto Patria como secretario de Comercio para suceder a Paula Español, quien irá a otros mares menos migrañosos de la burocracia nacional.

Feletti ha debutado este finde XXL en los medios de su inclinación haciendo más público un furibundo discurso  anti empresas privadas que en los tanques de ideas del kirchnerismo ya era harto conocido. El asesino era el mayordomo y es un alivio que la congénita inflación argentina sea culpa, obra y gracia de los empresarios. Por pandemia o no pandemia el Estado ha optado por profundizar el welfare state en nombre de diversos santorales que demonizan al neoliberalismo aquí y en el mundo.

Es lícito conjeturar que Feletti no parará en esta estación y que después del 14-N, esa moneda en el aire, será ungido para cometidos mayores. Así pasó, entre otros comisarios políticos, con Axel Kicillof, quien fue vice antes que ministro. En el ajedrez kirchnerista, al lado del rey siempre va una torre.

Así como está la cosa no da para más. Es muy difícil pensar que la lógica de hiper emisión y endeudamiento estatal vaya a cambiar, llueva, truene o relampaguee en los comicios parlamentarios. Por más Juan Manzur que le pongan, el mundo de los negocios teme que la suerte de la radicalización del gobierno argentino esté echada, mientras ha pasado a segundo plano llamativamente la estadística juntacadáveres del Covid-19.  Vienen tiempos de mucha fricción entre el gobierno y los que producen riqueza en este país.

Feletti y cofrades tienen su razón también cuando dicen que remarcar es deporte y adiccción nacional. Pero el peronismo de dos signos aparentemente opuestos - el menemismo liberal de los '90 y el kirchnerismo nacionalista y redistribuidor de la primera década y media de este siglo -, poco ha hecho y más bien todo lo contrario para evitar la super concentración de cadenas comerciales que fomentan un gap gigantesco entre, por ejemplo, el valor de los alimentos pagado al productor y el que llega a las góndolas. 

Con Menem surgieron como hongos los hipermercados. Con Néstor y Cristina, hubo todo tipo de beligerancias, incluídas las leyendas que cuentan que el histriónico Guillermo Moreno discutía con las empresas con una  pistola 45 sobre la mesa. Pero estas últimas actitudes mal llamadas o autodenominadas de izquierda** (ver nota al pie), no impidieron el flagelo inflacionario y la caída brutal del peso argentino. Para más INRI ("como si esto fuera poco") la cuarentena de nueve meses de 2020 clausuró y en muchos casos mandó a la muerte a miles de comercios minoristas mientras disparaba ventas y ganancias de los supermercados.

Feletti llega para exculpar al gasto público y a la emisión de los males criollos, todo lo contrario. Por favor destruir archivos de hace un año que hablaban sobre otras gentes, como la albertista Cecilia Todesca, hoy emigrada de la Casa Rosada a una Cancillería que previsiblemente seguirá con su discurso pro China, Rusia, Irán y Tercer Mundo, que Jorge Argüello, embajador en USA deberá matizar debidamente.

¿Qué guión le cabrá a Feletti más allá de su texto? ¿Y qué le deparará el futuro a Martín Guzmán, por estas horas en el FMI? ¿Y a Matías Kulfas que está presentando su Ley de Electromovilidad? Dos transitorios, según el imaginario Post-PASO a quienes les acaban de calzar un pie más grande que sus zapatos.

¿Y con la Ley de Hidrocarburos? En los últimos días, doce reputados peronistas de la energía visitaron al premier Juan Manzur y le prometieron confeccionar una plataforma para salir de la encerrona energética. A la Argentina no debería tocarle el huracán de la crisis global porque tiene gas y petróleo. Pero este año trajo 56 barcos de GNL para pasar el invierno. Estos peronistas, que se definen como equidistantes del albertismo y del cristinismo,  creen que el déficit invernal en la matriz energética se soluciona en parte con el par de ductos desde Vaca Muerta que aseguran abastecimientos domésticos y exportación regional en contraestación.

Y dicen que el problema se llama YPF, por ejemplo que la muy cuestionada ley de Darío Martínez y Alberto fue iideada más para sostener a la petrolera de mayoría estatal que para favorecer el desarrollo energético nacional, lo cual es lo mismo que subsidiar a BlackRock y otros fondos socios de la mixta, dicen. YPF, además de sus grandilocuentes  anuncios, tiene una deuda de US$ 7.000 MM y un par de juicios en Estados Unidos que la ponen al borde del default. Encima, el corset a los precios de combustibles no son la mejor herramienta para darle cash flow, proyección y atractivo bursátil.

Tras la euforia del weekend turístico que devolvió la sonrisa al gobierno, esta semana habrá gritos y susurros. La Argentina, aun con el Paraná seco, cuya Hidrovía ahora es otra caja del Estado, la acechanza climática y los precios volátiles (la soja cayó de US$ 600 a US$ 450)  es prometedora. O sino que lo diga la china Zijing que acaba de comprar el proyecto de litio 3Q en Catamarca. 

El problema es que la mitad de la población va de la pobreza a la indigencia en distintos grises. Algo muy serio en un país de memoria social igualitaria: más cruel que ser pobre es haberse empobrecido. Por eso, no es que haya humildes y jóvenes que se hayan vuelto de derechas, como despotrica la claque nac&pop, sino que algo cruje y puede romperse más. Salió Español (pero no el idioma inclusivo) y ya está a salvo de las odiosas góndolas de artículos esenciales. Y entró Roberto, el tapado que siempre estuvo, autor de mucha literatura sobre cómo salvar al país y hacer felices a los deposeídos. Luz, cámara, acción y a bailar se ha dicho.

 

* Director de Mining Press y EnerNews

**En economía y política, "the left" o  "la gauche", desde la Revolución Francesa define idearios de transformación y progreso social. Definir como izquierdas a populismos latinoamericanos actuales es una suerte de usurpación de identidad.

 


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews