golden arrowMINERA ALUMBRERAMinetech encabezado
Milicic ENCABEZADOAGGREKO ENCABEZADO MPCINTER ENCABEZADO
AOMAVACAZUR ENCABEZADO
AMINCO ENCABEZADOMINERA ANDINA DEL SOL ENCABEZADOKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
CONTRERASSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
MetsoCERRO VANGUARDIA
ERAMET CABECERASECCO ENCABEZADONEWMONT GOLDCOPRP
SERVICIOS VIALES SANTA FEHOMERO & CIA ENCABEZADO
NEO LITHIUMHIDROAR ENCABEZADOInduser ENCABEZADO
BALDERRAMO ENCABEZADOYAMANA GOLDCOOKINS ENCABEZADO
HOMERO DEL SUR ENCABEZADOGALAXY RESOURCES ENCABEZADOCostanera ENCABEZADO
AUSTIN POWDER ENCABEZADOEC ASOCIADOS ENCABEZADOLakeland ENCABEZADO
OMBU ENCABEXZADOPan American Energy encabezadoLIEBHERR ENCABEZADO
INFA ENCABEZADOGrupo AVG
MINERA SANTA CRUZEXAR ENCABEZADOPAN AMERICAN SILVER
ssandvikMurchison ENCABEZADOOROCOBRE
PROYECTOS
Trump wall: Nuevo oleoducto hacia México
30/06/2017

Trump anuncia un oleoducto con México que “irá por debajo del muro”

ENERNEWS/El País/El Financiero

Durante la semana de la Energía en la Casa Blanca, el mandatario estadounidense anunció la autorización para remodelar un gasoducto que va del sur de Texas a Reynosa, Tamaulipas, la cual tendría que cruzar por debajo de la valla fronteriza. El presidente bromea sobre la profundidad de la infraestructura el mismo día en que se anuncia una reunión con Peña Nieto

Cualquier momento es bueno para hablar del muro con México y humillar un poco al país vecino. Ese principio parece guiar a Donald Trump en los últimos días.

La semana pasada, en un mitin en Iowa, el presidente estadounidense apostó por levantar un “muro solar que produzca energía y se pague solo” y que, alegó, beneficiará a México porque “tendrá que pagar mucho menos” por la barrera.

Y este jueves, aprovechó el anuncio de la construcción de un oleoducto entre EE UU y México para, con sorna, volver a hablar del muro fronterizo, que simbolizó los insultos del republicano al vecino del sur desde el primer día de su campaña electoral.

El objetivo es incrementar las exportaciones de energía de ese país a México, dijo en en el marco de la Semana de la Energía de la Casa Blanca, en el que utilizó su mano para imitar una excavación en repetidas ocasiones.

“Esta administración acaba de aprobar un nuevo gasoducto a México que ayudará a incrementar las exportaciones estadounidenses de energía y que irá directamente por debajo del muro, va tener que ir más abajo en esa sección, justo debajo del muro”, declaró Trump.

El presidente se refiere al ducto ya construido de Burgos que conecta a la planta de NuStar Logistics con la planta de Gas de Burgos de Pemex en Tamaulipas.

El ducto ya está instalado, pero requirió de permiso presidencial firmado ya el 28 de junio de 2017 para remodelarse por ser un tubo internacional, de acuerdo con información del trámite en poder de EL FINANCIERO, que fue remitido en diciembre de 2014 durante la administración de Barack Obama.

El tubo mide 140 kilómetros del lado estadounidense, y del lado mexicano tiene una longitud de 20 kilómetros que se extienden del Río Bravo hasta la terminal de Pemex.

En realidad son dos permisos: uno que incrementa en 2 kilómetros la longitud del tubo del lado norte de la frontera y otro que busca que los productos autorizados para ser transportadas sean mayores.

Antes de la autorización anunciada sólo se permitía transportar nafta, el disolvente industrial, y ahora se autorizó también traer gas natural y L.P.

El tubo de 10 pulgadas de ancho tiene una capacidad de 108 mil barriles diarios.

Más allá de la política y de si se construye o no el muro, para Luis Miguel Labardini, analista de Marcos y Asociados, se trata del “campanazo de salida” de nuevos proyectos energéticos entre México y Estados Unidos detonados por la liberación de precios de este país.

“La razón económica del ducto es precisamente la liberación de los precios de los energéticos en México, porque lo que probablemente va a hacer ese ducto hacia adelante es venderle directamente a privados no sólo con Pemex.

“Me parece que es el campanazo de una expansión que se viene en México de la infraestructura de transporte, almacenamiento y distribución de combustibles que nos hace mucha falta”, indicó Labardini.

Trump provoca, como hacía como candidato. Pero ahora también es presidente. La casualidad quiso que casi al mismo tiempo en que el magnate inmobiliario se jactaba de su proyecto de muro con México, la diplomacia siguiera su curso y el país vecino anunciara que Trump se reunirá la próxima semana con su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto.

La cita, durante la cumbre del G20 en Hamburgo (Alemania), supondrá la primera entre ambos desde que Trump asumió la presidencia.

Sorprendiendo a todos, el entonces candidato republicano aceptó viajar el pasado agosto a México para reunirse con Peña Nieto.

En su quinto día como presidente, a finales de enero, Trump firmó un decreto para iniciar la construcción del muro e insistió en que lo pagaría México, algo que niega tajantemente el país latinoamericano. Eso llevó a Peña Nieto a cancelar un encuentro inminente en la Casa Blanca.

Cuando habla del muro, Trump obvia una realidad que no le favorece: los enormes escollos que afronta para financiar la barrera ante la reticencia del Congreso a aprobar los fondos necesarios.

Y lo que tampoco hizo en el Departamento de Energía fue detallar en qué consistirá el nuevo oleoducto. Parecía lo de menos. Más tarde se supo que cruzará la frontera cerca de la localidad de Peñitas, en Texas, y que permitirá transportar 108.000 barriles de petróleo al día a México

 


Vuelva a la Home


KNIGHT PIESOLD 2019
Lo más leído
CRÓNICAS DE BOSQUE INTERIOR NOTA DERECHA
AGGREKO HOME DERECHO
Eventos MiningClub ARGENTINA
BAKER MCKENZIE DERECHA NOTA LISTADO
;