golden arrowMINERA ALUMBRERAMinetech encabezado
PANORAMA MINERO EVENTO ENCABEZADOMilicic ENCABEZADOAGGREKO ENCABEZADO MP
CERRO VANGUARDIAGSB CABECERA ROTATIVOWEG
MINERA ANDINA DEL SOL ENCABEZADOKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
PWC LOGOSALES DE JUJUY ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
AUSTIN POWDER ENCABEZADOERAMET CABECERA
NEWMONT COVID
ZONDA encabezadoSECCO ENCABEZADOHOMERO & CIA ENCABEZADO
LIEX ENCABEZADOHIDROAR ENCABEZADOPRELAST
SECURITAS ENCABEZADOYAMANA GOLDEPIROC ENCABEZADO
FERMA ENCABEZADOHOMERO DEL SUR ENCABEZADOCostanera ENCABEZADO
SANDVIKMETSO CABECERALakeland ENCABEZADO
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO) CABECERAOMBU ENCABEXZADOLIEBHERR ENCABEZADO
PIPE GROUP ENCABEZADINFA ENCABEZADOGrupo AVG
MINERA SANTA CRUZEXAR ENCABEZADOPAN AMERICAN SILVER
AOMAMurchison ENCABEZADOOROCOBRE
ESCENARIO
(Informe) Tierras raras, el tesoro oculto y desaprovechado de España
MINING PRESS/La Vanguardia

Aunque los depósitos abundan, para explotarlos se depende casi en exclusiva, en más de un 70%, de China

12/10/2020

ALEXIS RODRÍGUEZ-RATA

Tu smartphone existe gracias a minerales como el disprosio, europio, gadolinio, itrio, lantano, praseodimio o terbio, desconocidos para la mayoría pero tierras raras sin las que tu móvil no sería smart ni teléfono. El problema, sin embargo, es que estos y el resto de 15 lantánidos, más el itrio y el escandio, indispensables dadas sus virtudes magnéticas, luminiscentes y conductoras en productos tecnológicos clave como el coche eléctrico, parques solares, aviones de combate y misiles de crucero, drones y un muy largo etcétera, son caros y complejos de extraer y procesar. Y que en Europa apenas los hay. Y que cuando los hay, como pasa en España, ni siquiera llegan a explotarse.

El Ilustre Colegio Oficial de Geólogos de España ubica depósitos de tierras raras en varias regiones españolas tal y como han confirmado un par de proyectos empresariales fallidos en Ciudad Real y Galicia. Pero, más allá, “no se ha hecho ninguna prospección nacional. Se sabe que están en diferentes sitios y el Instituto Geológico y Minero ya lo investiga en Andalucía. Pero no se ha ido más allá”, nos explica su presidente, Manuel Regueiro. Y sin embargo, a estos indicios se suma el documentalista Guillaume Pitron, autor de La guerra de los metales raros (Península) y que, en palabras a EFE, explicaba cómo los montes submarinos al suroeste de Canarias poseen “unos dos millones de toneladas de metales raros” con los que podría abastecer toda la demanda mundial “durante 10 años”.

Una oportunidad, sin embargo, por ahora desaprovechada en el país. Porque, aunque los depósitos abundan, para explotarlos se depende casi en exclusiva, en más de un 70%, de China ya que incluso produce parte de lo extraído en Australia o EE.UU. Y así es que la nueva gallina de los huevos de oro, el combustible de una economía global que pasa de lo fósil a la tecnología verde y digital a una velocidad de vértigo y que es por todos codiciado, deja a la República Popular como el principal –y, a menudo, único– proveedor global. Pekín cuenta con la tecnología para su producción y, según se repite, con estrategia a medio y largo plazo. Y este no es el caso de España y, hasta ahora, tampoco para la gran mayoría de los países occidentales, pese a ser un sector clave sobre el que depende –se insiste– la geografía de la economía del presente.

Y es que hace cuarenta años pocos reparaban en las tierras raras. Los 17 elementos minerales apenas tenían uso industrial. Desde entonces mucho ha cambiado. Se ha descubierto gran parte de sus posibles usos y su magia para la tecnología punta y es así que tenerlos en el subsuelo, es igual a guardar un tesoro. Este es el caso de España, casi una excepción en la UE y razón por la que la Unión las ha incluido en la lista de las materias primas críticas para su futuro verde y digital, financia su investigación e inventariado y, ya sean ligeras o pesadas, aparezcan las primeras en el ranking en cuanto al riesgo de importación de materiales imprescindibles para las tecnologías clave que elabora el centro de estudios de la Comisión.

Y sin embargo, aunque se sabe de su presencia en España, y aunque la minería en el país va a más en los últimos años, en especial para los minerales industriales, según detalla el ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, en ningún caso aparecen en la ecuación las cada vez más centrales 15+2 tierras raras. Ninguna compañía ha conseguido arrancar su explotación pese a su importancia para las tecnologías del hiperconectado siglo XXI si bien ya hay dónde apuntar en el mapa.

Jack Voncken, especialista de la Universidad Tecnológica de Delft, en los Países Bajos, lo resume de manera directa: “Las reservas de tierras raras son bastante raras en Europa. Hay un depósito en medio del sur de Suecia (Norra Kärr) y varios depósitos en el sur de Groenlandia, que pertenece a Dinamarca. Pero puede haber otros. Yo verificaría, con seguridad, las Islas Canarias en las intrusiones de magma con sílice y/o flujos de lava.” Quizá porque, de hecho, medios especializados consideran a España la zona más mineralizada de la UE por la diversidad de su paisaje y por contar con uno de los sistemas de sulfuro volcánico más grandes del mundo.

Y es que, al sur de la isla de El Hierro y a unos 1.000 metros de profundidad, se han hallado indicios de elementos escasos, según confirma Regueiro; una explotación limitada de inicio porque los medios para trabajar en el fondo marino aún están en desarrollo.

La Confederación Nacional de Empresarios de la Minería y la Metalurgia (Confedem) recuerda, sin embargo, el único proyecto de tierras raras definido hasta el momento en España, el de Matamulas, en el Campo de Montiel, Ciudad Real, Castilla-La Mancha, que tiene estudiadas las reservas, el campo de extracción y presentado el proyecto concreto pero… de momento parado por falta de permiso ambiental “a pesar de ser el yacimiento más sencillo de explotar de Europa, y puede que del mundo, ya que es una gravera con monacita y su extracción es tan sencilla como cargar con una pala en una criba móvil y separar un 5%, dejando el otro 95% en su sitio sin necesidad de explosivos. Está a muy poca profundidad, a unos pocos metros, no necesitaría un gran hueco abierto y, al retirarse tan poco material, la rehabilitación es inmediata”, señala.

En Galicia el monte Galiñeiro, a su vez, es uno de los tres reconocidos yacimientos de tierras raras en España, explica Juan José Fernández, el presidente del Colegio Oficial de Ingenieros de Minas del Noroeste de España, que “se lleva investigando desde hace años sin presentarse ningún proyecto de explotación”. El problema aquí también reside en que la zona es de protección especial; podría hacerse una extracción, “pero la Declaración de Impacto Ambiental, obligatoria, es más compleja”, se insiste desde Confedem.

Ninguno, hasta el momento, ha salido adelante. En Ciudad Real, considerado uno de los yacimientos más importantes de Europa, su explotación la intentó una empresa privada, Quantum Minería, con intereses en América Latina y en África. Y en el de Galicia el impulso fue de la mano del grupo de inversión Umbono. Ni uno ni otro salió adelante por las barreras del dueño del subsuelo (el Estado), su gestor (la comunidad autónoma) o la legislación local al considerarse el factor medio ambiental.

“El proyecto de Matamulas no tiene un coste muy alto pero la Declaración de Impacto Ambiental no está aprobada por motivos bastante discutibles, entre ellos la ampliación subjetiva del área de afectación del lince ibérico. Los ecologistas acusan a las empresas (y al gobierno si se les da el permiso) alegando que se llevan el mineral y el dinero y lo dejan todo patas arriba. Y no es verdad. Un proyecto minero pequeño conlleva una inversión inicial de más de 200 millones. Las empresas canadienses operando en España, por ejemplo, llevan invertidos más de 3.500 millones... Y para que a una empresa se le apruebe, además, es obligatorio desde hace ya muchos años depositar un aval bancario por el valor que la administración estime necesario para rehabilitar el terreno afectado en caso de abandono”, dice Vicente Gutiérrez Peinador, secretario general de la Confederación Española de Industrias de Materias Primas Minerales.

Así, el principal problema de la extracción de estos metales es que contamina. Y hasta el momento, de hecho, se ha preferido simplemente usar el producto acabado sea en la forma de móvil u otro artilugio que no ir a sus fuentes. Sobre todo para evitar ver en Europa o EE.UU. minas como la de Bayan Obo en Mongolia Interior, China, totalmente equipada y comunicada, llena de pozos y centro de la extracción mundial de este tipo de tierras raras y, también, una de las zonas más contaminadas del mundo.

“El problema que presentan estas futuras explotaciones y que se podría extender a todos los proyectos mineros, es que no se entiende el verdadero valor de las materias primas. Estamos acostumbrados a utilizar utensilios electrónicos de todo tipo, automóviles que pretendemos sean eléctricos y un sinfín de equipos sin peguntarnos de qué están formados. Cualquier proyecto, casi desde sus inicios, cuenta con la oposición de grupos ecologistas”, reitera Fernández.

El punto de vista, hoy, sin embargo, empieza a cambiar. Se piensa en las posibilidades para España de hacer del país un proveedor de referencia europeo en materiales que, al mismo tiempo, posibilitarían dejar de depender de Pekín en sectores estratégicos, incluso si gran parte de su complejidad reside en sus costes, altos y de beneficios, siempre, a largo plazo. Países como Australia (en la mina de Mount Weld), EE.UU. (en la de Mountain Pass) o Rusia, e hecho, han dado un apoyo público para hacer la empresa viable. Y la Comisión Europea tiene una estrategia para dar apoyo a los productores locales con financiación y colaboración con base a la European Raw Materials Alliance, aunque esta esté aún muy lejos de los esfuerzos directos de sus pares en Occidente.

Los últimos datos señalan que EE.UU. como Australia están logrando dar la vuelta al ranking en la extracción de tierras raras, con China reduciendo su cuota de mercado a cerca del 40% del total.

Mientras tanto, el reverso a la inacción lo pone China, que usa su dominio cuasimonopolístico del mercado de estos recursos vitales como un arma. Una baza que ya jugó en el 2010, cuando detuvo sus exportaciones como una manera de presión en la escalada de un conflicto con Japón sobre la soberanía de un archipiélago en el mar de la China Meridional. Los precios se dispararon. Volvió a ocurrir en el pasado 2019 por las tensiones comerciales con EE.UU., cuando el presidente Xi Jinping lanzó un aviso gráfico al visitar una de las empresas que transforman las tierras raras en producto final. Y es que también puede inundar el mercado, reducir su precio, y ahogar la viabilidad de la competencia.


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews

KNIGHT PIESOLD DERECHA NOTA GIF 300
Lo más leído
CRÓNICAS DE BOSQUE INTERIOR NOTA DERECHA
AGGREKO HOME LISTADO MINING PRESS
PODER DE CHINA
CORONAVIRUS TODAS LAS NOTAS
NOTA MÁS LEIDA MP GIF
VENEZUELA
AGUA Y MINERIA
EVENTOS NOTA IZQUIERDA