golden arrowMINERA ALUMBRERAMinetech encabezado
Milicic ENCABEZADOAGGREKO ENCABEZADO MP
CERRO VANGUARDIAGSB CABECERA ROTATIVOWEG
MINERA ANDINA DEL SOL ENCABEZADOKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
PWC LOGOSALES DE JUJUY ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
Costanera ENCABEZADOAUSTIN POWDER ENCABEZADOERAMET CABECERA
NEWMONT COVID
ZONDA encabezadoSECCO ENCABEZADOHOMERO & CIA ENCABEZADO
LIEX ENCABEZADOHIDROAR ENCABEZADOPRELAST
SECURITAS ENCABEZADOYAMANA GOLDEPIROC ENCABEZADO
BERTOTTO ENCABEZADOFERMA ENCABEZADOHOMERO DEL SUR ENCABEZADO
SANDVIKMETSO CABECERALakeland ENCABEZADO
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO) CABECERAOMBU ENCABEXZADOLIEBHERR ENCABEZADO
PIPE GROUP ENCABEZADINFA ENCABEZADOGrupo AVG
MINERA SANTA CRUZEXAR ENCABEZADOPAN AMERICAN SILVER
AOMAMurchison ENCABEZADOOROCOBRE
COMERCIO
McKinsey: Importancia de la cadena de valor en minería
MINING PRESS/Diarios

Cómo transformar la industria para la nueva normalidad

13/10/2020

La cadena de valor de la minería, que incluye todo, desde la extracción de la materia prima hasta la entrega de los productos a los clientes, es la columna vertebral de esta industria. Las empresas que la gestionan bien pueden establecer una fuente significativa de ventaja competitiva y creación de valor. Por el contrario, los que la descuidan es probable que se encuentren con cuellos de botella y limitaciones que limitarán el desempeño de los envíos y el rendimiento de los riesgos, indica un informe de McKinsey.

Es fundamental distinguir entre las cadenas de suministro, que gestionan la logística y el almacenamiento de entrada y salida, y las cadenas de valor, que están formadas por procesos integrados de extremo a extremo. Históricamente, la gestión integral de estos últimos no ha sido una prioridad para las empresas mineras.

Esta mirada ha dado lugar a operaciones en silos (servicios logísticos y comerciales) y a configuraciones organizativas en las que las responsabilidades se distribuyen para optimizar las distintas etapas (minería, procesamiento, ferrocarril o transporte marítimo), en lugar de un conjunto global.

Las cadenas de valor de la minería también se enfrentan a la presión de los recientes cambios en los mercados de commodities (fuertes fluctuaciones de precios, disminución de los fondos comunes de valor, cambio de las estructuras del mercado con nuevos participantes y reglamentos más estrictos), así como a la constante incertidumbre de la pandemia de Covid-19. Al mismo tiempo, las preocupaciones ambientales siguen evolucionando y se siguen promulgando nuevas políticas normativas. Es así como las empresas se enfrentan a una presión sin precedentes para aumentar la resiliencia, la flexibilidad y la productividad a fin de seguir siendo competitivas, recopiló Mundo Marítimo.

Según reveló un informe anterior de McKinsey, para triunfar bajo la nueva normalidad, las empresas necesitarán algo más que soluciones improvisadas para problemas específicos. La pandemia de coronavirus ha expuesto brechas significativas en muchas configuraciones existentes, y también podría impulsar cambios de largo plazo en los requerimientos y los comportamientos de los clientes.

Por ejemplo, los consumidores que migraron a canales virtuales durante la crisis, o que optaron por recoger sus pedidos online en las tiendas o incluso desde su automóvil, podrían mantener estos nuevos comportamientos más allá del fin de la pandemia.

Asimismo, el deseo de conservar los beneficios ambientales resultantes de la menor actividad económica puede conducir a un mayor énfasis en la sostenibilidad de las operaciones futuras.

Creemos que los líderes deben tomar este momento no solo para solucionar temporariamente sus operaciones, sino para transformarlas. Para reimaginar las cadenas de abastecimiento de modo de evitar los errores pasados y satisfacer las necesidades futuras será menester diseñar un abordaje más exhaustivo (Gráfico 3).

De la extracción al cliente

Las cadenas de valor de la minería son sumamente complicadas y deben dar cuenta de todos los activos, incluidos los equipos (por ejemplo, camiones y palas), las plantas de procesamiento y las operaciones ferroviarias y portuarias. Para complicar aún más las cosas, la amplia gama de actividades conexas requiere una serie de pasos interdependientes antes de que los productos lleguen a los clientes, muchos de los cuales viven en otros países o en otros continentes.

Hasta la fecha, la cadena de valor entre el yacimiento y el mercado se ha manejado a menudo dentro de silos de organización, que tienen una coordinación limitada y un intercambio de datos en tiempo real. Sin embargo, la comprensión de la cadena de valor minera como un único proceso integrado puede permitir a las empresas adoptar una visión verdaderamente completa del rendimiento.

Las mejoras en el rendimiento de la explotación minera a la comercialización tienen por objeto desbloquear un potencial mayor que el de la optimización de las operaciones, la cadena de valor o los servicios comerciales de forma independiente. La investigación de McKinsey, que incluye empresas mineras de todos los países y tipos de productos, sugiere que la optimización de la salida de la mina al mercado puede generar un aumento del 10 al 15% del (EBITDA) al optimizar el rendimiento, los márgenes de los productos y los costos operativos.

La mejora del rendimiento de la cadena de valor depende de dos factores subyacentes: 1) la habilitación organizacional, y 2) la arquitectura de datos y tecnología.

La habilitación organizacional abarca el modelo operativo con unidades de negocios reestructuradas y un equipo multifuncional dedicado a disolver los silos y equipar a los empleados con las habilidades, especialmente en lo que respecta a las tecnologías avanzadas, que necesitan para sobresalir. Incluye un cambio de mentalidad: percibir la cadena de valor de la minería como un proceso integrado en lugar de una serie de pasos individuales. Por último, introduce procesos ágiles y eficientes, así como mejoras continuas en la tecnología y el análisis avanzado.

En tanto, la arquitectura de datos y tecnología se refiere a la infraestructura y los conductos para capturar, rastrear y limpiar los datos operacionales a lo largo de la cadena de valor; los sistemas de TI que facilitan la integración y la evolución continua del entorno tecnológico; y los modelos de análisis avanzados que apoyan la toma de decisiones. Algunas empresas mineras han emprendido sus viajes de digitalización, pero todavía hay margen de mejora. Según McKinsey, el reto consiste en orquestar las decisiones comerciales a lo largo de toda la cadena de valor para maximizar el impacto de los datos.

Empezar a trabajar

Las complejas cadenas de valor de la minería de hoy en día están casi inevitablemente sujetas a interrupciones. Sin embargo, en los últimos años parece que lo que está en juego ha aumentado a medida que se intensifica la incertidumbre geopolítica y se producen con mayor frecuencia desastres naturales de alto costo. Una perspectiva integrada de la explotación minera puede ayudar a crear una mayor capacidad de recuperación y a maximizar el rendimiento del transporte frente a las perturbaciones.

Sin embargo, la determinación de las debilidades que una empresa minera debe abordar en primer lugar depende de las necesidades específicas de su cadena de valor. No obstante, algunas esferas clave son fundamentales para las operaciones mineras y, por lo tanto, representan un enfoque inicial prometedor para un análisis de la relación entre la mina y el mercado.

Para empezar, la comprensión de las limitaciones de la cadena de valor es fundamental para la planificación de las operaciones. Por ejemplo, la estrategia de una empresa para la transición de la mina al mercado podría consistir en la simulación de la cadena de valor para identificar y comprender cómo se desplazan las limitaciones a lo largo del tiempo. En el caso de las mineras con activos comparables que forman parte de diferentes cadenas de valor, pueden permitir la transferencia de conocimientos sobre los activos cruzados mediante la comprensión de cómo y por qué se han producido posibles estrangulamientos en determinados escenarios.

Factor Covid-19

Por último, la reciente pandemia de COVID-19 ha demostrado cómo los acontecimientos perturbadores -tanto las crisis sanitarias mundiales como los desastres naturales- pueden poner en grave peligro las cadenas de suministro. Teniendo esto en cuenta, una visión de la relación entre la mina y el mercado permite a las empresas comprender la exposición al riesgo de las cadenas de suministro mineras individuales en diferentes geografías y tomar las precauciones necesarias.

A medida que las tecnologías digitales ayuden a eliminar las barreras de entrada e inclinar la balanza de la ventaja competitiva, los ejecutivos de las empresas mineras tendrán que asegurarse de que sus organizaciones se basan en un modelo comercial sostenible, previendo y configurando proactivamente la función de ese modelo en un ecosistema integrado de extremo a extremo.


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews

KNIGHT PIESOLD DERECHA NOTA GIF 300
Lo más leído
CRÓNICAS DE BOSQUE INTERIOR NOTA DERECHA
AGGREKO HOME LISTADO MINING PRESS
PODER DE CHINA
CORONAVIRUS TODAS LAS NOTAS
NOTA MÁS LEIDA MP GIF
VENEZUELA
AGUA Y MINERIA
EVENTOS NOTA IZQUIERDA