golden arrowMINERA ALUMBRERAMinetech encabezado
Milicic ENCABEZADOAGGREKO ENCABEZADO MPCINTER ENCABEZADO
AOMAVACAZUR ENCABEZADO
AMINCO ENCABEZADOMINERA ANDINA DEL SOL ENCABEZADOKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
CONTRERASSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
MetsoCERRO VANGUARDIA
ERAMET CABECERASECCO ENCABEZADONEWMONT GOLDCOPRP
SERVICIOS VIALES SANTA FEHOMERO & CIA ENCABEZADO
NEO LITHIUMHIDROAR ENCABEZADOInduser ENCABEZADO
BALDERRAMO ENCABEZADOYAMANA GOLDCOOKINS ENCABEZADO
HOMERO DEL SUR ENCABEZADOGALAXY RESOURCES ENCABEZADOCostanera ENCABEZADO
AUSTIN POWDER ENCABEZADOEC ASOCIADOS ENCABEZADOLakeland ENCABEZADO
OMBU ENCABEXZADOPan American Energy encabezadoLIEBHERR ENCABEZADO
INFA ENCABEZADOGrupo AVG
MINERA SANTA CRUZEXAR ENCABEZADOPAN AMERICAN SILVER
ssandvikMurchison ENCABEZADOOROCOBRE
Mineras
VALE-PRC: RECLAMOS DE MENDOZA POR DEUDA CON CONTRATISTAS
23/03/2013

Inspecciones en Vale

Los Andes. Por Miguel Flores

Ayer se realizaron, por tercer día consecutivo, inspecciones ambientales en el campamento de Vale en Malargüe a cargo de la Policía Ambiental Minera que tiene el objetivo de controlar el estado de residuos, canteras y sistemas de cloacas. Los primeros relevamientos, revelaron algunas infracciones sobre las normas ambientales, al menos a criterio del intendente de Malargüe, Juan Antonio Agulles. “Se detectaron irregularidades referentes a residuos sólidos”.

Sin embargo, el Gobierno no se anticipa y le bajó el tono a esas observaciones. Es que la mayor atención se concentra en los posibles cuestionamientos legales a la DIA (Declaración de Impacto Ambiental), un voluminoso expediente que por estas horas es examinado por la lupa oficial. “No implica nada serio sino cosas pendientes para hacer luego de que los trabajos en un campamento minero se detienen”, describió el secretario de Ambiente, Marcos Zandomeni.


Vale se fue y dejó deudas por $300 millones con empresas contratistas

UNO. Por Marcelo Arce

El viernes por la tarde, un funcionario mendocino esperó durante seis horas en el lujoso hotel Hilton, de Puerto Madero, en Buenos Aires, para que en el edificio de al lado, donde tiene su sede la empresa minera Vale, algún brasileño lo atendiera. Era el secretario de Ambiente, Marcos Zandomeni, quien en su portafolios llevaba un detalle de la cantidad de personal y el paquete de deudas que había dejado la minera con el abandono intempestivo que hizo de la mina de sales de potasio.

El reclamo tenía un número concreto: la empresa dejó una deuda con contratistas y proveedores locales que supera los $300 millones hasta hoy, cifra que podría aumentar cuando se termine de hacer el relevamiento oficial, que Zandomeni encaró hace una semana cuando la partida de Vale era un hecho.

Anotados también figuran alrededor de 1.200 trabajadores que aún mantienen la incertidumbre acerca de su futuro laboral.

La espera valió la pena por algo: el mendocino fue recibido por Natasha Nunes, la gerente de Asuntos Corporativos de Vale para América Latina, una de las pocas representantes de la empresa que aún quedan en el país.

La reunión duró dos horas y le sirvió al secretario, al menos, para “tender un puente con la empresa en relación a los contratos y al personal”, según relató a su regreso a Mendoza.

Pero no hubo más respuesta que un “lo informaré a Brasil y hablemos la semana que viene”, por parte de la brasileña. El Gobierno no pudo enterarse del dato más buscado porque Nunes evitó hablar del asunto: hasta cuándo regirá la “suspensión temporal” impuesta por Vale.

Alejandro Neme, el titular de la empresa estatal de energía, se refirió al paquete de deudas en una entrevista que brindó a Diario UNO.

Neme trabajó hasta la semana pasada en Distrocuyo –una de las empresas afectadas– y sostuvo: “Vale va a tener que desembolsar muchísimo dinero para terminar de pagar lo que está hecho. Es impensable que una empresa brasileña se vaya sin pagar. ¿Cuánto va a pagar? Va a negociar, como se negocia en el ámbito privado el mejor cierre de contrato con los contratistas”.

El problema de las empresas

Lo que Zandomeni llevó fue un detalle de los contratos incumplidos, de las certificaciones de obra impagas y de los bienes que fueron comprados por las empresas contratistas y que la empresa en fuga no pagó.

También llevó consigo un listado del personal: de los 3.568 trabajadores que están en problemas, poco más de 1.200 todavía están en riesgo.

El relevamiento abarcó a unas 30 pequeñas y medianas empresas, de un total de 40 a relevar, que tenían relación directa con alguna de las tres grandes UTE que trabajaban en el proyecto y que quedaron sin cobrar. Estas son Consorcio Río Colorado (la UTE conformada por Odebrecht y Techint) que levantó la infraestructura, más la otra UTE en la que trabajaban las empresas Milicic, Skanska y Chediak, que hizo los movimientos de suelo, acumulan deudas por $100 millones.

La mendocina Cartellone, que junto con Districuyo tenían a su cargo el trazado de una línea eléctrica y la construcción de dos estaciones transformadoras, quedó con contratos sin pagar por poco más de $200 millones.

Convocan a los radicales

Francisco Pérez convocó para mañana a los legisladores nacionales por el radicalismo para tratar el tema Vale. La reunión ha sido convocada para las 8.30 en Casa de Gobierno y asistirán los senadores Ernesto Sanz y Laura Montero, los diputados Enrique Vaquié, Mariana Juri y Jorge Albarracín.

En los últimas días, fueron duras las críticas opositoras por el desempeño de Pérez en la crisis minera. Ayer, Vaquié fue uno de los más escépticos. “Agradecemos la convocatoria. Desde la UCR estamos dispuestos a acompañar todas aquellas medidas que puedan ayudar a dar un corte a esta etapa de frustración. Sin embargo, no tenemos expectativas en la reunión, ya que advertimos que se niegan a reconocer las causas reales de la inflación, el desempleo, la pérdida de inversiones y la pérdida de competitividad de nuestra economía”, dijo en un comunicado.

Entre idas y vueltas, el gobernador no halla la salida

Tras la partida, el futuro de Vale quedó atado a los vaivenes del Gobierno provincial. Francisco Pérez ya planteó, al menos, tres estrategias desde que la crisis de la minera le estalló en las manos y hoy sólo un camino se analiza: cómo seguir el proyecto con los brasileños adentro.

Horas después de que Vale anunciara la suspensión temporal de los trabajos en Malargüe, Paco estalló. Envalentonado en un atril nacional y con Julio De Vido a su lado, salió a tildar de “corruptos” a los dueños de la minera y amenazó con que el proyecto seguiría adelante “con o sin Vale”.

Con el correr de los días, esta última opción fue desapareciendo. Y ahora otra vía parece caerse. El gobernador agitó la posibilidad de encontrar incumplimientos en la Declaración de Impacto Ambiental, como un camino no para la expropiación, si no para analizar una eventual quita de la concesión. Pero tampoco allí habría fundamentos: desde lo ambiental, no se han encontrado irregularidades graves y lo que se está evaluando es detectar lo que se denomina “falsedad” en la DIA, es decir si algo de lo que se firmó en ella no fue cumplido.

El viernes naufragó otro plan. Pérez había soltado que respaldaría un proyecto de ley (presentado por los azules del peronismo) para castigar a las empresas contratistas que sancionaran personal. Pero esa afirmación hizo explotar a buena parte del peronismo. Un alto funcionario confió por dónde pasaría la salida: “Una decisión va a llevar tiempo y Vale no va a poder retomar el proyecto tal como estaba. Tenemos que generar ideas alternativas para proponer. Vale es el dueño del proyecto y salvo que abandone la mina, no hay posibilidades de estar sin ellos. La intención política, más allá de lo que se dijo primero, es buscar que Vale permanezca y que adecue su proyecto. La Provincia quiere aportar ideas en ese sentido y quiere pararse en otra posición. Ya no solo como concedente, sino como socia. Para eso va a tener que conseguir recursos, seguro”.

Miembros de la Uocra impidieron toda la semana la salida de maquinarias desde la mina.

Vale debe más de $700 millones a sus proveedores

Los Andes. Por Gabriela Balls

De acuerdo con las primeras deducciones que han realizado los proveedores del consorcio de la brasileña Vale, las cuales superan la veintena, la deuda que tendría la minera con ellos redondea los $ 712 millones. Según la misma empresa minera, al momento del anuncio de su salida, llevaba invertidos unos U$S 2.200 millones.

Sin duda, uno de los mayores pasivos lo tiene con el sector de la construcción. Allí unas 20 empresas construyeron ya un 60% de la planta, 20%-25% del puerto y 5% de la obra ferroviaria.

"Del total de empresas unas 8 son mendocinas", detalla el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción Mendoza (CAC), Fernando Porretta, quien asegura que la deuda que mantiene Vale con ellos es de $ 400 millones.

Con la constructora Skanska tienen una deuda de $ 170 millones por el avance de obra y demás conceptos. La deuda ya tiene 3 meses (enero, febrero y marzo) y la empresa, a su vez, debe a sus empleados los sueldos respectivos a ese período. Por mes representa un costo de $ 15 millones en remuneraciones y la deuda a la fecha es de $ 45 millones.

"Hoy los equipos están parados", dice Porretta pero agrega que "lo más preocupante" es la gente que quedó sin trabajo, más allá de los montos invertidos por las empresas en compra de material de trabajo e insumos para ponerse a tono con esta magna obra.

En el caso de la mendocina Ceosa, la minera les debe $ 25 millones. Sin embargo, la constructora pudo pagar los sueldos y reubicó a sus 300 empleados en otras obras civiles.

En el listado de empresas constructoras figuran algunas de orden nacional e internacional como las brasileñas Camargo Correa (encargada de la obra ferroviaria) y Andrade Gutiérrez (80%) al frente de las obras en la terminal portuaria de Bahía Blanca junto a Skanska (20%). Mientras, la planta (Malargüe) estaba en manos de la UTE Odebrecht S.A. (60%) y Techint (40%).

Obra eléctrica

"Tenemos que hacer el recálculo", explica una fuente confiable y cercana a la UTE Cartellone-Distrocuyo. Desde esta firma tienen para reclamar aproximadamente unos $ 220 millones de los dos meses impagos (enero y febrero), debido al cese de tareas impuesto por parte de Vale en concepto de equipamiento de la obra eléctrica.

En esta cifra se incluyen unos $ 40 millones de material comprado que está en proceso, fábrica o aduana. También se agrega unos $ 60 millones en concepto de "hitos que no certificaron" y aún no figuran como monto adeudado para la contabilidad de Vale.

Esto es, avances de obra eléctrica que la minera aún no visó pero que la constructora efectivamente realizó. Lo mismo ocurre con el material e insumos que se compraron semanas atrás y que no hubo tiempo de presentar antes del anuncio de salida de Vale de la mina.

En cuanto a la mano de obra, la obra eléctrica demandaba 254 jornalizados (a quienes se les pagaba quincenalmente y pertenecen a la Uocra), 75 mensualizados y 30 personas aportadas por las empresas de la UTE.

Empresas de metalmecánica

Nucleados bajo la cámara mendocina Asinmet (Asociación de Industriales Metalúrgicos de Mendoza) están "realizando gestiones ante el Gobierno de la Provincia de Mendoza para agilizar el pago de facturas adeudadas y órdenes de trabajo contratados por la empresa Vale y sus contratistas o subcontratistas encargados del proyecto Potasio Río Colorado", según explica la página web de la asociación empresaria, mientras solicita a las empresas del sector que se sumen al reclamo en conjunto y que presenten la documentación en la sede de la entidad.

Hasta el momento, la deuda con este sector es de $ 12 millones y en el listado figuran algunas firmas mendocinas como Metal 1, Agreemetal y Artrans. Este monto, explican desde la cámara empresaria, es de "facturas presentadas". En la mina hicieron galpones y estructuras metálicas.

A este grupo de proveedores también les quedaron facturas no cobradas y órdenes de compra sin ejecución, a lo que suman, pero no en la deuda, fuertes inversiones en material de trabajo para el prometedor proyecto de potasio.

El rubro de la metalmecánica, muy importante para la economía mendocina, está en un momento de receso o baja de actividad. El gerente de la cámara, César Varettoni, explicó que 300 personas del sector corren riesgo de perder estabilidad laboral. Esta situación agrava aún más el contexto de este sector. En los últimos 6 meses perdieron unos 400 puestos de trabajo sobre una demanda de unas 12 mil personas.

Rubro servicios

Sobre los prestadores de servicio de la minera Vale, Los Andes no pudo tener acceso a la cifra de lo adeudado. Sin embargo, según trascendió en la prensa días atrás, la deuda con ellos era de $ 80 millones. Bajo la acción de la Cámara de Servicios Mineros realizaron una presentación conjunta en Buenos Aires para reclamar lo adeudado.

Un ejemplo de lo que sucedió a otras empresas contratistas y subcontratistas se refleja en el caso de American Jet. La firma compró un avión para 50 pasajeros en $ 50 millones, según fuentes del sector aeronáutico. Afirman que hasta hace pocos días el avión estaba en el aeropuerto mendocino, donde alquilaba un hangar. Tenían estipulado hacer un par de viajes diarios para la empresa Vale, el consorcio y otros proveedores asociados.

 


 

Gestión del Gobierno para apurar los pagos

Los Andes. Por Miguel Flores

La consigna de la semana corta que se inicia es lograr que Vale se comprometa a destrabar pagos a sus contratistas, el primer eslabón de la cadena que también componen las liquidaciones de salarios y en general la sustentabilidad financiera hasta que se resuelva el futuro de Potasio Río Colorado. De hecho, gerentes de la minera y funcionarios se reunirán antes del miércoles para definir cómo se liquidará un monto parcial que, al menos hasta el viernes, sumaba $ 340 millones por distintos conceptos.

El relevamiento oficial en base a los informes de las cámaras empresarias se divide en soluciones para 4 grandes áreas. Por orden de prioridades, son: las obras certificadas sin cobrar; las realizadas sin certificar; los trabajos realizados por entregar a la minera y la situación de los proveedores que sufrieron un desfasaje entre cotización y entrega por la suba de costos en los materiales utilizados (ej. acero). El parcial, momentáneamente, asciende a unos $ 340 millones.

De este último ítem no hay cifras aún pero existe certeza de que la deuda de Vale con sus contratistas supera los $ 300 millones, a lo que hay que sumar aproximadamente otros $ 40 millones por trabajos finalizados y pendientes de entrega, según datos relevados por Asinmet (Asociación de Industrias Metalúrgicas de Mendoza), entre sus asociados que trabajaban para Potasio Río Colorado.

Otro tema que no es menor y que se intentará negociar con el espíritu de la Semana Santa es el destino de obreros despedidos entre febrero y el 4 de marzo, cuando Vale oficializó la suspensión de PRC y la "desmovilización" del campamento. Es que si bien en los últimos días la mayoría de las UTE dieron marcha atrás con los telegramas de despido, hay un dato preocupante: de los 3.500 trabajadores contabilizados hasta fines de diciembre (al momento de la primera licencia dada por la compañía), hoy se reubicó una parte pero un relevamiento reciente apunta que al menos 1.200 no tienen reasignación definida ni tampoco garantizado el seguro de desempleo por 6 meses.

Un caso es el de 4 empresas nucleadas en la Cámara Argentina de la Construcción, como Ceosa, que reorientaron a 289 obreros y deben hacer lo propio con 70 más. Otro es el de la UTE Cartellone-Distrocuyo. Aunque sus directivos firmaron un acta ante el Ministerio de Trabajo un compromiso para dejar sin efecto 150 telegramas, queda pendiente resolver qué pasará con un centenar cuya situación sigue en suspenso.

Todo remite a lo mismo. Si la cadena de pagos se corta, difícilmente las contratistas se hagan cargo. Por eso, con los números en la mano, los funcionarios irán a Buenos Aires para acelerar la cobranza.

 


 

Pronunciamiento del Senado por Vale

LMN

Neuquén > La Senadora Nanci Parrilli, con el acompañamiento de los senadores Marcelo Fuentes y Miguel Pichetto, presentó un proyecto de declaración para que el Senado de Nación exprese su "preocupación por la decisión de la empresa multinacional Vale de suspender el emprendimiento de extracción de potasio en Malargüe".

La iniciativa involucra a las provincias de Mendoza, Neuquén, Río Negro y Buenos Aires, por los efectos negativos en el nivel de empleo y en la actividad económica de la región”, como así también “el respaldo por las decisiones adoptadas desde el Ministerio de Trabajo de la Nación en defensa de la fuente laboral”.

En la sesión llevada a cabo el pasado miércoles 20 de marzo, la legisladora neuquina defendió en el recinto esta declaración describiendo la situación actual de incertidumbre y angustia que están viviendo los pobladores de Rincón de los Sauces por los efectos sobre la fuente de trabajo y en las inversiones realizadas por una gran cantidad de pequeñas Pymes neuquinas.

Recordó que el potasio no se encuentra en muchos lugares y que Brasil y el mundo lo necesita. “La empresa Vale ya hizo una inversión muy importante en nuestra provincia y que previamente había tomado su tiempo para negociar y firmar el compromiso que asumía”.

 


 

Para Difonso, "la Ley 7.722 no tiene nada que ver con Vale"

El Sol Online

 "La Ley 7.722 protege el agua y los recursos naturales de Mendoza del riesgo verdadero que implican los métodos de extracción de la minería metalífera. El proyecto Potasio Río Colorado, que hasta hace unos días llevaba adelante la empresa brasilera Vale, no es metalífero y la 7.722 no le afecta en nada". Así comienza un comunicado enviado por el intendente de San Carlos, Jorge Difonso (PD), el impulsor de la denominada ley "antiminera" cuando se desempeñaba como legislador.

"A pesar de que desde algunas cámaras mineras de la provincia quieran aprovechar esta situación para vincular la salida de Vale con la 7.722, lo cierto es que Vale abandona el proyecto por las dificultades que plantea hoy el escenario económico nacional y del que, lamentablemente, la provincia tiene poco para aportar. Antes de pensar en cómo ensuciar una Ley respaldada por los mendocinos, los empresarios mineros metalíferos debieran trabajar en el desarrollo de métodos no contaminantes del agua y el ambiente", agregó el jefe comunal.

"La Ley 7.722 fue aprobada en 2007 gracias a la fuerza y perseverancia de vecinos y productores de varios departamentos, pero principalmente de San Carlos y General Alvear. Desde entonces, esta ley ha servido para proteger el recurso agua de toda la provincia, tomar conciencia de que los recursos minerales no se pueden regalar a costa de envenenar el ambiente, y sumar a Mendoza entre los estados más avanzados del planeta en materia de cuidado ambiental", concluyó Difonso.

Los huérfanos de Vale

LMN. Por Roberto Aguirre

La empresa constructora recibió un llamado hace unos 10 días: Vale la urgía a dirigirse a su oficina a buscar un comunicado. En la escueta carta, se le informaba que desde el 13 marzo el contrato que mantenía con la segunda minera más grande del mundo quedaba rescindido. No había explicaciones ni pedido de disculpas. Ni siquiera se tomaron el trabajo de enviarlo por correo.

Así, sin demasiados preámbulos, comenzaba a preparar su retirada del país la firma brasileña. Bloquearon hasta las líneas de teléfono corporativas. Pese a que pocos meses atrás, en la Casa Rosada, confirmó a la presidenta Cristina Kirchner una inversión de 5.900 millones de dólares, decidió finalmente dejar Argentina y dar por terminado sus planes para extraer potasio, en el sur de Mendoza.

La firma alegó que se duplicaron sus costos, y que la inversión real debería rondar los 10 mil millones. Cuesta encontrar algún insumo o servicio que se haya incrementado a ese ritmo desde julio pasado. También se quejó porque el Estado nacional no la benefició con 3.000 millones de dólares en exenciones. Mientras tanto, se caían muchos de sus negocios en el extranjero, a medida que el hierro –su principal fuente de ingresos– perdía valor.

Mientras Vale desmonta de a poco su estructura en Malargüe, también se cierran sus oficinas en Neuquén. Por lo pronto, las instalaciones de la también brasileña Camargo Correa, su principal contratista para el tramo neuquino del Tren del Potasio, bajó la persiana. Los que siguen con la persiana levantada son los empresarios locales, que tenían a su cargo buena parte de la obra subcontratada. Es que, en la práctica, Vale era un sello de goma: todos los trabajos ferroviarios en la provincia estaban a cargo de firmas locales o, en algunos casos, nacionales.

Para este emprendimiento se conformaron tres uniones transitorias de empresa (UTE). Contreras-CN Sapag y RJ Ingeniería-Zonis representan a la región. Tres pesos pesados nacionales, Skanska-Chediak-Milicic, completan la nómina. También trabajaron muchas empresas locales proveyendo distintos servicios como el armado de premoldeados de hormigón o de cuidados sanitarios.

La reserva de los empresarios para hablar de números hace complejo cuantificar las inversiones para este proyecto. Pero existen algunos indicadores. Según pudo saber E&E, el conjunto de empresas neuquinas asociadas a Vale adquiró unos 300 vehículos. Algunos lo hicieron vía leasing, pero otros los compraron y los equiparon. Se armaron con varios millones de pesos en herramientas y maquinaria pesada. Una importante firma de premoldeados fabricó elementos para drenajes y alcantarillas de la vía que no fueron utilizados. Otra de ellas hizo viguetas para el trazado que descansan en un galpón. Los obradores construidos a la vera de futura la línea ferroviaria –que tampoco pertenecen a Vale sino a cada constructora– quedaron como cáscaras vacías: sin el proyecto de potasio, no tienen ninguna utilidad.

En el centro neuquino hay edificios enteros que estaban ocupados por ingenieros empleados por Vale. Hoy están casi vacíos, como ocurrió con uno ubicado en la calle Carlos H. Rodríguez. Perdieron contratos empresas de catering, servicios médicos y de seguridad y transportistas.

Empleo

Más allá de las inversiones ahora congeladas, se abre un complejo escenario con los 300 trabajadores neuquinos volcados al proyecto. Según explicó el titular de la UOCRA, Víctor Carcar, la mitad cobraba sin trabajar, a la espera de que comience la obra gruesa, planificada para principios de 2012. A marzo de 2013 no hay ni un metro de vía construida.

Esta semana hubo una audiencia en el Ministerio de Trabajo de Nación en la cual las empresas contratistas de Vale se comprometieron a retrotraer los despidos. Muchas ya habían enviado telegramas. Pero de forma paralela comenzaron las quejas: los empresarios locales no saben cómo pagarán los sueldos de un proyecto caído y reclaman que sea la firma brasileña la que se haga cargo del mismo.

“La forma en la que Vale deje el proyecto será la clave. Esperamos que lo haga de la mejor forma posible”, dijo Giulio Retamal, de la firma RJ. La clave, para ellos, es cómo desmovilizará la empresa o, dicho de otra forma, si se hará cargo o no del tendal de heridos de guerra que dejó en la zona.

Por lo pronto, según pudo saber E&E, en las liquidaciones que las subcontratistas enviaron a la minera se incluyó el resarcimiento para los trabajadores. Lo propio podrían hacer con los meses de sueldo que deban abonar por la conciliación obligatoria, que vence en abril, pero que podría extenderse.

En términos legales, la batalla será difícil. Algunas compañías neuquinas firmaron contratos directamente con Vale y otras con Camargo Correa, la gerenciadora del ferrocarril. Pero los empleados están directamente a su cargo como prestadora de un servicio.

Sin embargo, vislumbran una luz de esperanza. Es que, aseguran, el personal que se destinó al proyecto de potasio era capacitado por Vale y su autorización dependía de la empresa. “Les otorgaban un pasaporte. Sin eso no podían trabajar”, contó un contratista.

En la práctica, Vale trabajaba para "generar" el trabajador más funcional a su esquema de negocios sin tener ningún vínculo contractual con el mismo.

Impacto

“Estamos todavía tratando de medir el impacto”, dijo Retamal y aseguró que el golpe será muy importante para las economías regionales. Coincidió en el diagnóstico el empresario Juan Bialous, secretario de la Cámara de Comercio. Aunque no ahorró críticas a la situación macroeconómica del país que sirvió de caldo de cultivo para la retirada, dijo que Vale es un “sello de goma con contratos a terceros” y denunció la presencia de convenios muy exigentes a los que terminó calificando de “leoninos”.

De todas formas, guardó palabras para la autocrítica. “Es consecuencia de que somos lo más parecido a un país piraña: cuando aparece una inversión, desde la más alta autoridad hasta el obrero ve qué puede sacar”.

La “G&P” mendocina que podría reemplazar a Vale

La retirada de Vale complica a Neuquén, pero más lo hace en Mendoza, que concentra el grueso de trabajadores. Por eso su gobernador, Francisco Paco Pérez, se convirtió en el ariete de la embestida contra la firma brasileña y salió a asegurar que el proyecto se hará igual, con o sin la minera brasileña.

Por lo pronto, en medio de rumores sobre el futuro del proyecto, el mandatario mendocino inauguró el viernes junto al CEO de YPF, Miguel Galluccio, la nueva firma estatal provincial, Energía Mendocina SA. Será una suerte de émulo de la neuquina G&P, ya que tendrá a su cargo la licitación de las áreas petroleras y además sumará la distribución de energía.

Pero ahora se especula también con que podría quedarse con la administración del proyecto de extracción de potasio, para lo cual saldría en busca de inversionistas privados. Por lo pronto, un diputado provincial ya mandó un proyecto para modificar la razón social y que la firma pueda además dedicarse a la minería no metalífera.

A los precios actuales, Mendoza tiene reservas de este mineral por 80 mil millones de dólares. Con esa cifra debajo de la tierra, nadie dudaría en lanzarse en su búsqueda.

“Esta empresa tiene el objetivo de tener aliados estratégicos como puede ser YPF, la provincia y sus municipios e inversores privados para ser un polo de inversiones que generen desarrollo energético, trabajo y actividad económica”, dijo Pérez.

Voceros gubernamentales dijeron que “la presencia de Galluccio en este acto fundacional sirve como respaldo a la nueva entidad que a corto plazo deberá también redefinir la licitación de áreas petroleras en Mendoza”, según consignó la agencia Télam.

La presencia podría tener también otro significado: en los días posteriores a la retirada de Vale, se dejó correr una versión de que YPF podría tomar el plan de potasio. Dicen quienes siguen de cerca los avatares de la reestatizada petrolera que Galluccio no quiere saber nada con el potasio.


Vuelva a la Home


KNIGHT PIESOLD 2019
Lo más leído
CRÓNICAS DE BOSQUE INTERIOR NOTA DERECHA
AGGREKO HOME DERECHO
Eventos MiningClub ARGENTINA
BAKER MCKENZIE DERECHA NOTA LISTADO
;