SECCO ENCABEZADOGrupo AGVgolden arrow
PIPE GROUP ENCABEZADCONOSUR ENCABEZADOPWC LOGO MINING PRESS
Induser ENCABEZADOWICHI TOLEDO ENCABEZADOWEG
LITHIUM SOUTHMANSFIELD MINERA HVELADERO ENCABEZADO
JOSEMARIA ENCABEZADOBANCO SC ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
OMBU CONFECATFERMA ENCABEZADOERAMET CABECERA
SACDE ENCABEZADOglencore PACHONNEWMONT COVID
GSB ROTATIVO MININGRIO TINTO RINCONHIDROAR ENCABEZADO
CRISTIAN COACH ENCABEZADOBANCO SJ ENCABEZADOPRELAST
ABRASILVER ENCABEZADORUCAPANELEPIROC ENCABEZADO
KNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADOCERRO VANGUARDIAEXPO LITIO ENCABEZADO
ALEPH ENERGY ENCABEZADOMETSO CABECERAEXAR ENCABEZADO
ARCADIUM LITHIUMMilicic ENCABEZADO
CAPMINMAPAL ENCABEZADODELTA MINING
INFA ENCABEZADOMINERA SANTA CRUZPAN AMERICAN SILVER
EVENTO LITIO ENCABEZADOCINTER ENCABEZADOVIALES SANTA FE ENCABEZADO MINING
ACTUALIDAD
Sequía histórica en Brasil: Acechan escasez eléctrica e inflación
GLOBO/MINING PRESS/ENERNEWS

Organismos agrarios lanzaron "alerta de emergencia por sequía" para los meses de junio a septiembre que afectaría el cultivo de cereales, la ganadería y la generación de electricidad

31/05/2021

El Sistema Meteorológico Nacional (SNM) emitió una alerta de emergencia hídrica entre junio y septiembre para cinco estados: Minas Gerais, Goiás, Mato Grosso do Sul, São Paulo y Paraná.

La falta de lluvias se considera crítica en la región de la cuenca del río Paraná, que concentra importantes centrales hidroeléctricas, como Jupiá, Ilha Solteira, Porto Primavera e Itaipu.

El comunicado se suma a una secuencia de noticias que exponen una de las peores sequías que ha enfrentado el país, concentrada en la región Centro-Sur.

Los datos publicados en abril por el Comité de Monitoreo del Sector Eléctrico (CMSE) señalaron que, entre septiembre de 2020 y marzo de este año, las represas hidroeléctricas del país recibieron la menor cantidad de lluvia en 91 años.

La situación se agravó en abril, según el Índice Integrado de Sequía (IIS) del Centro Nacional de Monitoreo y Alerta de Desastres Naturales (Cemaden), con una intensificación de la sequía en relación a marzo.

La zona más afectada en el período se ubicó entre São Paulo, Mato Grosso do Sul, Sur de Goiás y Oeste de Minas Gerais. En esta región, 248 municipios se encontraban en condiciones consideradas de sequía extrema, categoría anterior a la peor de la escala de cinco niveles, la sequía excepcional.

 

Gráfico de la alerta emitida por SNM muestra pronóstico de precipitaciones por debajo del promedio en la cuenca del río Paraná - Foto: Divulgación

 

Factura de luz más cara

 

El impacto más directo de este escenario está en el precio de la electricidad.

“El Sudeste, donde la situación de los embalses es peor, concentra alrededor del 70% de la producción de energía hidroeléctrica del país”, destaca Carla Argenta, economista jefa de CM Capital Markets.

Con la menor oferta de energía de las centrales hidroeléctricas, el país necesita activar centrales térmicas, cuya producción es mucho más cara y más contaminante.

En las facturas de luz enviadas a los consumidores este mes, ya se suma la bandera roja, nivel 1, disparada a principios de mayo por la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel).

La perspectiva para los próximos meses no es de mejora, el cargo puede ser aún mayor, si Aneel considera necesario adoptar la bandera roja, nivel 2, la más cara de las cuatro consideradas por la agencia.

“Dadas las características de los embalses del sureste, es difícil ver una mejora en el corto plazo”, dice el economista.

Dependiendo del régimen de lluvias en los próximos meses, agrega Argenta, el panorama puede exigir "políticas gubernamentales específicas para sortear la situación".

"No se descarta el racionamiento", dice, y agrega que una medida como esta, sin embargo, suele estar al final de la línea de opciones evaluadas por los funcionarios públicos debido a su alta carga política.

El último informe de Cemaden muestra una sequía extrema en el Centro-Sur - Foto: Divulgación

El recuerdo de la última vez que el país utilizó este expediente permanece vivo en la memoria de muchos brasileños. En 2001, en el penúltimo año del gobierno de Fernando Henrique Cardoso, el país sufrió una serie de apagones y tuvo que pasar por un racionamiento doloroso.

Según el diario Valor Econômico, que escuchó fuentes gubernamentales tras una reunión este jueves (27/05) del Consejo de Vigilancia del Sector Eléctrico, es necesario crear un "comité de crisis" para pensar en estrategias que puedan evitar el riesgo de apagón. En este sentido, el gobierno trabajaría con todos los escenarios por ahora, incluido el racionamiento.

 

Sequía, auge de las materias primas y efecto dólar

Sin embargo, los impactos económicos de la sequía van mucho más allá de la electricidad.

En general, la falta de lluvia ha provocado pérdidas de cosechas en importantes regiones productoras de alimentos.

Con menos disponibilidad de productos, los precios suben. La lista es larga: maíz, azúcar, café, trigo, naranja, carne, huevo, leche e incluso combustibles. En la coyuntura actual, el efecto de la sequía se ve agravado por otros dos factores. Con el aumento de los precios internacionales de las materias primas y el dólar caro, los productores tienen un mayor incentivo para exportar. Vender se vuelve más beneficioso económicamente.

Esta dinámica reduce aún más la oferta dentro del país y encarece la tarea de poner comida en la mesa.

El gerente de consultoría Agro del Itaú BBA, Guilherme Bellotti, da un ejemplo ilustrativo del maíz.

Si bien la sequía provocó una ruptura en la segunda cosecha del cereal, reduciendo la expectativa de producción inicial de 86 millones de toneladas a algo entre 65 millones y 70 millones de toneladas, la cotización en la Bolsa de Valores de Chicago se ha disparado en los últimos meses.

Esta ecuación redujo sustancialmente la oferta interna de maíz. "Las industrias van a tener que competir (por contratos)", dice.

El efecto del alto contenido de maíz es una especie de reacción en cadena, ya que la mayor parte de la producción se convierte en insumo en la industria de proteínas animales. Así, con las raciones más caras, la tendencia también es al alza de los precios del cerdo y el pollo.

Bellotti señala que, especialmente en el caso del pollo, muchas empresas han absorbido los aumentos de costos porque no ven espacio para traspasarlos a los consumidores, ya que el país tiene récord de desempleo y vive con una versión muy reducida de ayuda de emergencia.

Sin embargo, la compresión de los márgenes de beneficio ha llegado a su límite. Por lo tanto, en la evaluación del economista, los productores traspasarán este aumento de costos o retendrán la oferta para hacer subir los precios. De una forma u otra, el consumidor pagará más.

La carne de res también será más cara. Además del maíz, también ha aumentado el precio interno de la soja, otro ingrediente alimentario. La sequía también afectó los pastos en algunos estados, lo que llevó a los productores a anticipar el suministro (es decir, sacrificar animales antes de lo esperado), reduciendo la expectativa de suministro para los meses restantes del año.

El economista llama la atención sobre el caso del azúcar, que también genera una especie de efecto dominó.

La falta de lluvias entre febrero y abril retrasó el inicio de la cosecha del commodity y redujo la expectativa de producción. El alza de los precios de la Bolsa de Valores de Nueva York, a su vez, estimuló las exportaciones. Resultado: el precio promedio del saco de 50 kg practicado en el país fue un 40% superior al registrado en abril de 2020, según el Indicador Crystal Sugar de Cepea.

Esta dinámica tiene un impacto directo en el precio del etanol, tanto anhidro, que se mezcla con gasolina, como hidratado, que se utiliza para alimentar motores propulsados ​​por alcohol.

Bellotti cree que el aumento podría hacer que la gasolina sea más ventajosa que el alcohol en algún momento de este año. Según la regla del 70%, cuando el precio del alcohol excede el 70% del valor de la gasolina, financieramente vale más la pena abastecerse de esta última.

Tal escenario ayudaría a incrementar la demanda de gasolina, que ya tiene precios bajo presión por la subida del dólar y el precio del petróleo.

Todos estos efectos aparecerán en los índices de inflación de los próximos meses, concentrados en los grupos de vivienda y alimentación en el hogar. Este último representa casi el 20% del Índice Amplio de Precios al Consumidor (IPCA), el índice de inflación oficial del país.

Carla Argenta señala que, estacionalmente, este es un período en el que los precios de los alimentos en general alivian los indicadores, lo que no debería ocurrir este año. Por ahora, se está revisando su estimación para el IPCA del año, 4,8%, con sesgo alcista.

Si la situación no mejora, la inflación corre el riesgo de tocar el techo de la meta admitida por el Banco Central, el 5,25%.

Dado que el aumento de precios se debe a una restricción de la oferta, la autoridad monetaria "tiene muy poco margen de intervención", observa el economista, ya que un eventual aumento de las tasas de interés afectaría esencialmente a la demanda.

"Si el BC quiere derribar el IPCA en su conjunto, tendrá que afectar los servicios, que ya están bajo una presión extrema", dice.

¿Por qué no llovió?

Una de las causas de la falta de lluvia fue una intensa La Niña este año, explica el climatólogo José Marengo, coordinador general de Investigación y Desarrollo del Centro Nacional de Monitoreo y Alerta de Desastres Naturales (Cemaden).

Este fenómeno natural que reduce las temperaturas de la superficie del Océano Pacífico Tropical Central y Oriental a menudo tiene el efecto de reducir las precipitaciones en el Sur y, en cierta medida, también en el Sureste y Medio Oeste.

"La NOAA [acrónimo de Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, vinculada al Departamento de Comercio de EE.UU.] Había informado que La Niña había terminado [en abril], pero las proyecciones muestran que podríamos estar en un período de transición, que el fenómeno se detuvo, pero podría recuperar la intensidad ”, explica.

"Esta es una predicción por ahora, no es una verdad absoluta. Pero es una posibilidad preocupante".

El meteorólogo señala que la situación hoy se concentra en el sureste, sur y medio oeste del país. La situación es estable en el Nordeste y el Norte del país ha venido enfrentando intensas lluvias, con aumento del nivel de los ríos.

Dado que el centro-sur del país está próximo a entrar en invierno, una temporada estacionalmente marcada por la sequía, es poco probable que la situación se revierta en los próximos meses.

"Tendríamos que esperar hasta octubre más o menos y esperar que empiece a llover".


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews

KNIGHT PIESOLD DERECHA NOTA GIF 300
Lo más leído
PODER DE CHINA
AGUA Y MINERIA
NOTA MÁS LEIDAs MP GIF
VENEZUELA