SECCO ENCABEZADOGrupo AGVgolden arrow
PIPE GROUP ENCABEZADCONOSUR ENCABEZADOPWC LOGO MINING PRESS
Induser ENCABEZADOWICHI TOLEDO ENCABEZADOWEG
LITHIUM SOUTHMANSFIELD MINERA HVELADERO ENCABEZADO
Genneia ENCABEZADOJOSEMARIA ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
OMBU CONFECATFERMA ENCABEZADOERAMET CABECERA
SACDE ENCABEZADOglencore PACHONNEWMONT COVID
GSB ROTATIVO MININGRIO TINTO RINCONHIDROAR ENCABEZADO
CRISTIAN COACH ENCABEZADOPRELAST
ABRASILVER ENCABEZADORUCAPANELEPIROC ENCABEZADO
KNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADOCERRO VANGUARDIAEXPO LITIO ENCABEZADO
ALEPH ENERGY ENCABEZADOMETSO CABECERAEXAR ENCABEZADO
ARCADIUM LITHIUMMilicic ENCABEZADO
CAPMINMAPAL ENCABEZADODELTA MINING
INFA ENCABEZADOMINERA SANTA CRUZPAN AMERICAN SILVER
CINTER ENCABEZADOVIALES SANTA FE ENCABEZADO MINING
ENTREVISTA
Ferreiro (Tecpetrol): El rol del gas camino a la transición
TECHINT/ENERNEWS

Argentina podría jugar un papel crucial en esta transición, principalmente por el enorme potencial de producción de gas en Vaca Muerta

07/12/2021

Ricardo Ferreiro, director gerente de Desarrollo Comercial, Gas y Energía y Marketing de Tecpetrol compartió una visión informada del papel clave que el gas está comenzando a jugar en el complejo proceso de transición energética a nivel global, analizando los activos que Tecpetrol puede aportar.

- ¿Qué opinas del impacto de la transición energética actual en la estrategia de la empresa?

- Creo que este es un proceso necesario, pero su implementación presenta un desafío algo complejo. La transición energética es un puente que todos debemos cruzar, pero no debemos olvidar que no podemos hacerlo si de repente eliminamos todos los pilares que sostienen ese puente, incluidos los hidrocarburos. 

La crisis desatada por la caída de la producción de petróleo y gas es un buen ejemplo. Esto es una consecuencia del ciclo creado por la pandemia y el impacto del informe de la Comisión Internacional de Energía, que decía que si queremos lograr un mundo descarbonizado para el 2050, debemos dejar de desarrollar nuevo petróleo y gas ahora mismo.

En este contexto, algunas petroleras, especialmente las grandes, recortaron o anunciaron reducciones en sus inversiones en hidrocarburos. Sin embargo, ahora estamos viendo que a medida que las economías comienzan a recuperarse, el suministro de hidrocarburos no es suficiente para satisfacer las demandas de un mercado en crecimiento, lo que lleva a aumentos de precios e incluso racionamiento de energía. 

La conclusión es que, a pesar de que se determina un entendimiento político y estratégico para reducir el CO2, el mundo sigue demandando energía para seguir funcionando. Un número cada vez mayor de personas está de acuerdo en que el gas es la fuente de energía que mejor puede ayudar a impulsar esta transición, que, por cierto, parece más larga de lo previsto. Esto es así porque el uso de gas ofrece importantes ventajas, ya que es el combustible fósil que genera menos carbono y partículas. 

Recientemente hemos visto cómo incluso los grandes países o bloques que encabezan la transición energética han expresado abiertamente la necesidad de una fuente de energía de transición como el gas (o incluso la nuclear). La crisis reciente ha dejado muy claro que no pueden arreglárselas sin ellos (paradójicamente, hoy en día se consume más carbón que nunca debido a la crisis de transición).

- ¿Y Argentina? ¿Dónde encaja Vaca Muerta en esto?

- Argentina tiene una matriz energética razonablemente bien descarbonizada y ha logrado reducir el porcentaje de sus emisiones de 1% a 0,75%, principalmente por el uso generalizado de gas en su matriz. 

Sin embargo, a nivel mundial, el carbón todavía se consume en grandes cantidades (poco más del 40% de la electricidad mundial es a base de carbón), por lo que se podría decir que, si una parte significativa de ese carbón se reemplazara por gas, lo haría hacer una contribución vital a la reducción de CO2 en todo el mundo. 

En este contexto, Argentina podría jugar un papel crucial en esta transición, principalmente por el enorme potencial de producción de gas en Vaca Muerta, no solo por sus considerables reservas sino también por la eficiencia y productividad alcanzadas. Algunos países como China ya están tomando el camino de reemplazar el carbón por gas. 

Y, aunque muchos países están invirtiendo fuertemente en energías renovables, también están buscando formas de asegurar que haya suficiente suministro para impulsar esta transición y cubrir déficits como los que surgen cuando no hay sol ni viento o no llueve lo suficiente. Recientemente, este ha sido el caso en varios países, lo que no ha hecho más que profundizar la crisis y subrayar el aspecto poco fiable de las fuentes de energía renovables.

Sin detenerse a insistir en consideraciones macroeconómicas, se podría decir que Argentina tiene el potencial de convertirse en un importante exportador de gas durante estas décadas de transición. Podríamos señalar a Chile en la región, que tiene una base sustancial de generación de energía a carbón que podría ser reemplazada por gas a través de los gasoductos existentes. 

Si podemos crear la infraestructura adecuada y las condiciones de mercado, podríamos contribuir sustancialmente al proceso de descarbonización de Chile y otras economías de la región. Como país productor de gas, el objetivo de Argentina sería fomentar una mayor confianza entre sus vecinos de que el suministro de gas no se verá afectado ni por factores políticos ni sociales. En este sentido, soy optimista y confiado en el posicionamiento de Tecpetrol en Vaca Muerta. 

La capacidad productiva que hemos logrado en nuestras operaciones en Fortin de Piedra indica un excelente potencial y capacidades. Necesitamos tener éxito, y estamos trabajando muy de cerca con las autoridades y otras empresas que operan en este país, para desarrollar la infraestructura necesaria para transportar más gas de Vaca Muerta en todo el país y la región.

 - ¿Están de acuerdo las principales potencias mundiales con esta perspectiva?

- No olvidemos que el crecimiento en el uso del gas natural como fuente de energía es relativamente reciente en la historia de los hidrocarburos. El gas se consideró un subproducto no deseado durante muchos años en la industria petrolera. Cuando la tecnología de licuefacción de gas entró en escena, el gas prácticamente se convirtió en un producto básico y en un mercado en rápida formación, lo que es crucial en la actualidad. 

Ofrece alternativas como respaldo para los problemas de intermitencia de las energías renovables y ayuda a reducir las emisiones en general. La tecnología actual nos permite transportar gas licuado desde Argentina a cualquier otro país sin problemas.

Ahora, la pregunta es si el uso del gas como fuente alternativa durante la transición energética podría generar un problema de costos, lo que llevaría a muchas economías a redoblar su compromiso con el desarrollo de energías renovables a un costo menor, incluso si los beneficios solo son visibles a largo plazo.

Repasemos el tema de la intermitencia de las llamadas energías limpias. Los costos involucrados en la producción de energía eólica o solar, por ejemplo, están disminuyendo significativamente. Aún así, hasta que haya una forma generalizada, económica y confiable de almacenarlo (para la noche, el clima nublado o los días sin viento), debe haber un combustible capaz de garantizar la continuidad del suministro.

La industria automotriz ya está dando un paso significativo, avanzando más rápido que otros sectores, ya que un automóvil puede usar una batería para recorrer distancias medias. Sin embargo, es bastante diferente a almacenar la energía necesaria para impulsar un avión, un barco, una fábrica, una ciudad o incluso un país, las 24 horas del día, los 7 días de la semana. 

Es por eso que se está trabajando para desarrollar otras fuentes de energía alternativas como el hidrógeno. Esto es todavía muy temprano y no se puede implementar a gran escala, ya que tales referencias aún no son económicamente viables. Apenas estamos dando los primeros pasos en este camino de transición.

A medida que encontremos formas de resolver todas estas tecnologías, podremos analizar con mayor precisión su perfil de costos, viabilidad y cuánto reducen el impacto en el medio ambiente. Es precisamente en este punto de la transición cuando el gas natural ofrece una alternativa muy atractiva. La transición propuesta tendrá una duración de al menos tres décadas, creando oportunidades para desarrollar nuevas tecnologías, nuevos métodos de captura de carbono y otros combustibles menos contaminantes.

También debemos tener en cuenta que no todos los países parten del mismo lugar. Podemos discutir las muchas ventajas de usar hidrógeno. Sin embargo, en África, esta opción aún es muy remota, ya que la mayoría de las personas utilizan combustibles más baratos y fácilmente disponibles, como el carbón o la leña. 

Entonces podemos concluir que la transición energética no se desarrollará en la misma dirección, ya que cada país avanzará a su ritmo, dependiendo de otros temas. Debemos apuntar a una reducción gradual y sostenible, sustituyendo el carbón por gas, incorporando energías renovables, generalizando la electrificación y, posteriormente, introduciendo el desarrollo comercial global del hidrógeno. No todo el mundo está de acuerdo en que este enfoque "gradual" sea el correcto, y muchos exigen un cambio total inmediato hacia las energías renovables. Sin embargo,

 - ¿Hay otros países que estén considerando el uso de gas natural como un paso dentro del proceso de transición?

- Si. Este ha sido el caso en China, y también hemos visto solicitudes de gas provenientes de muchos países europeos. Regionalmente, está el caso de Brasil, un país que históricamente tiene una matriz energética predominantemente hidroeléctrica que recientemente abasteció a casi todo el país. 

Sin embargo, una serie de sequías prolongadas han dejado a Brasil en una situación muy crítica este año. La disponibilidad de energía hidroeléctrica hizo que este país, con una larga tradición petrolera, nunca buscara desarrollar el gas como un componente de su matriz energética.

En consecuencia, ahora está compitiendo para asegurar el suministro de GNL ... Por eso, hace unas semanas, el gobierno brasileño expresó abiertamente su intención de lograr un mayor grado de integración energética con Argentina. Tanto para Tecpetrol como para Argentina, esta es una gran oportunidad para el desarrollo futuro. Aunque mucho depende del contexto político de ambos países, se está trabajando intensamente para desarrollar estas oportunidades y hacerlas realidad.


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews

KNIGHT PIESOLD DERECHA NOTA GIF 300
Lo más leído
PODER DE CHINA
AGUA Y MINERIA
NOTA MÁS LEIDAs MP GIF
VENEZUELA