SECCO ENCABEZADOGrupo AGVgolden arrow
PIPE GROUP ENCABEZADCONOSUR ENCABEZADOPWC LOGO MINING PRESS
Induser ENCABEZADOWICHI TOLEDO ENCABEZADOWEG
LITHIUM SOUTHMANSFIELD MINERA HVELADERO ENCABEZADO
JOSEMARIA ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
OMBU CONFECATFERMA ENCABEZADOERAMET CABECERA
SACDE ENCABEZADOglencore PACHONNEWMONT COVID
GSB ROTATIVO MININGRIO TINTO RINCONHIDROAR ENCABEZADO
CRISTIAN COACH ENCABEZADOPRELAST
ABRASILVER ENCABEZADORUCAPANELEPIROC ENCABEZADO
KNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADOCERRO VANGUARDIAEXPO LITIO ENCABEZADO
ALEPH ENERGY ENCABEZADOMETSO CABECERAEXAR ENCABEZADO
ARCADIUM LITHIUMMilicic ENCABEZADO
CAPMINMAPAL ENCABEZADODELTA MINING
INFA ENCABEZADOMINERA SANTA CRUZPAN AMERICAN SILVER
CINTER ENCABEZADOVIALES SANTA FE ENCABEZADO MINING
ESCENARIO
Las oportunidades de inversión que trae la transición a Colombia
FORBES/ENERNEWS

A propósito de la transición energética con el objetivo de alcanzar el 50% de energía renovable en el mix energético para 2030

06/09/2023

ALEJANDRO RODRÍGUEZ

Los proyectos de energía renovable están siendo atractivos para quienes le apuestan a invertir en la transición energética. Según datos del Banco de la República, entre enero y marzo de 2023, el país recibió US$ 5.754 de capital extranjero, resultado principalmente de US$4.305 millones de Inversión Extranjera Directa (IED), distribuidos en US$756 millones para el sector petróleo, US$607 millones para la explotación de minas y canteras, US$397 millones para electricidad, gas y agua, entre otras inversiones.

Esta confianza de las inversiones extranjeras en el país en el primer semestre de 2023, muestra una cifra récord de flujos de inversión. De acuerdo con el Consejo de Empresas Americanas (CEA), en el acumulado semestral de 2023 Colombia ha recibido inversiones por US$7.519 millones. “La economía parece reportar un balance positivo, a diferencia de otros países de la región”, dicen.

Para Ricardo Triana, director ejecutivo del Consejo de Empresas Americanas, “es fundamental plantear una transición energética responsable y bien estructurada que aporte a la economía sin poner en riesgo la seguridad energética del país”.


COLOMBIA EN EL MUNDO DE LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA
El Ministerio de Minas y Energía de Colombia ha fijado el objetivo de alcanzar el 50% de energía renovable en el mix energético para 2030, lo que genera un interés en inversionistas que le apuesten a la transición.

Este enfoque en la transición energética ha posicionado a Colombia como el tercer país de Latinoamérica con capacidad a futuro de adicionar energía solar y eólica, según el Global Energy Monitor 2023: Brasil (217 GW), Chile (38 GW), Colombia (37 GW), Perú (10 GW) y México (7 GW).

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia (Ideam), estima que el país recibe un promedio de 5,5 y 6,0 kilovatios/hora por metro cuadrado de irradiación solar horizontal por día (entre 2000 y 2200 kilovatios/hora por metro cuadrado por año); lo que convierte a Colombia en uno de los países más soleados del mundo, y por ende, con potencial de recurso solar.

A pesar de estos rasgos positivos, al país no le fue bien en el Índice de Transición Energética del Foro Económico Mundial, el cual posicionó a Colombia en el puesto 40 de 120 países y 6 en Latinoamérica. El cambio real a nivel mundial está liderado por Suecia, Dinamarca y Noruega; y en Latinoamérica por Brasil, Uruguay y Costa Rica.


LA APUESTA POR EL FUTURO ENERGÉTICO SOSTENIBLE
En febrero de 2023, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó US$70 millones para respaldar la iniciativa energética en el país y aumentar la soluciones con energías renovables, a través de enfoques asociativos comunitarios y populares; redes de transmisión, y para avanzar en la electrificación del transporte.

Un apoyo económico sujeto a la perspectiva del Gobierno en su plan para suspender la exploración de hidrocarburos y dar rienda suelta a la transición energética.

Para Ricardo Triana, Colombia debe enfocarse en fortalecer la seguridad y la estabilidad jurídica, junto a la “la simplificación de trámites, la mejora continua de la infraestructura y la implementación de incentivos fiscales a los capitales extranjeros”.

Por ello, los balances en las inversiones extranjeras han ayudado a fortalecer los proyectos y la infraestructura que brinden respuesta esta necesidad, con flujos de US$1.728 millones en junio de 2023.

En noviembre de 2022, el Ministerio de Minas y Energía presentó la hoja de ruta para la transición energética en Colombia contexto de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático COP27 como un primer paso para delinear una metodología. La ruta se enfoca en cuatro pilares: la descarbonización, el desarrollo de energías renovables, la eficiencia energética y la justicia social.

Sin embargo, para la firma estadounidense Holland & Knight la hoja de ruta “no parece coincidir con los objetivos a corto plazo que desea alcanzar”.

La iniciativa del Gobierno no tomaba en cuenta las reservas necesarias de hidrocarburos para garantizar una seguridad energética. “En consecuencia, es necesario replantear la firma de nuevos contratos de exploración y explotación”, señalan.

La seguridad energética y un plan a diferentes plazos con coherencia, sería la base de la transición energética. De este modo, el Ministerio de Minas y Energía decidió aumentar la participación ciudadana, que podrán añadir comentarios y propuestas sobre la hoja de ruta hasta el 15 de septiembre de 2023.

Colombia es un país potencia para la transición energética. De acuerdo al informe de Corficolombiana, el panorama energético se compone de diversas fuentes. En 2022, la energía hidroeléctrica lidera la generación con un sólido 66,8%, mientras que la energía térmica contribuye con un 30,5%. Mientras que las fuentes no convencionales de energía, como la solar y la eólica, apenas consiguieron 0,6% y 0,1%.

En Colombia, algunas empresas que le apuestan a la generación de energía renovable son:


ENERGÍA SOLAR
La energía solar es una de las industrias conocidas popularmente para la transición energética. Celsia posee el proyecto Celsia Solar Sincé, con una capacidad de 19,9 megavatios, y AES Colombia contribuye con el parque San Fernando, con una capacidad 61 megavatios.

A esto se le suma la innovación de Enel Green Power con el proyecto La Loma, con una capacidad de 187 megavatios en corriente directa.


ENERGÍA EÓLICA
El impulso de la energía eólica también es notable en Colombia. Empresas Públicas de Medellín (EPM) con el parque Jepírachi alberga una capacidad de 19,5 megavatios (desde julio de 2023 está en acuerdos con la comunidad indígena Wayuu), mientras que Isagen suma con el parque Guajira I, contribuyendo con una capacidad de 20 megavatios.


ENERGÍA HIDROELÉCTRICA
La riqueza hídrica de Colombia encuentra su máximo potencial en la generación hidroeléctrica. Empresas Públicas de Medellín (EPM) gestiona la Central hidroeléctrica Hidroituango, con una capacidad de 2.400 megavatios.

Enel Green Power lidera la Central Hidroeléctrica del Guavio, con una capacidad de 1.260 megavatios.

AES Colombia, por su parte, se encarga de la Central hidroeléctrica de Chivor, con capacidad de 1000 megavatios; por último, Isagen aporta con la central hidroeléctrica Sogamoso, contribuyendo con 819 megavatios,


ENERGÍA GEOTÉRMICA
La innovación geotérmica cobra fuerza en Colombia. El plan piloto de Parex Resources, encargado de los campos Rumba y Las Maracas, que tendría una capacidad de 60 kilovatios y 100 kilovatios respectivamente.

La energía geotérmica es una fuente renovable que tiene un gran potencial en Colombia, ya que el país cuenta con una amplia red de fallas geológicas. Sin embargo, la exploración y explotación de esta fuente aún se encuentra en una etapa inicial.


LOS DESAFÍOS Y LAS RECOMENDACIONES DE LA INDUSTRIA
La transición energética responsable afronta desafíos en la intermitencia y almacenamiento de las fuentes de energías renovables, como la energía solar y eólica. “Las empresas americanas están conscientes de estas dificultades.

Por eso AES Colombia, aunque reconoce los retos, no ha montado los generadores [en La Guajira], para evitar pérdidas”, dijo Ricardo Triana, director ejecutivo del CEA en Colombia.

Según un informe de la Asociación de Energías Renovables (SER), se analizaron 80 proyectos de energía limpia para 2023-2024. De ellos, 78 son de energía solar y 2 de energía eólica, con una inversión prevista de US$2.500 millones.

Los proyectos están ubicados en 16 departamentos colombianos, siendo la Región Caribe la principal receptora de estas inversiones, con un potencial de capacidad de instalada de 2.357 megavatios. La serie de consideraciones destacadas de la SER fueron:

+ La transición energética debe valerse de acuerdos públicos y privados.

+ Reglas claras y estabilidad en el margo regulatorio.

+ Impulsar mecanismos de contratación y operación a largo plazo.

+ El Gobierno debe acelerar reformas en el mercado eléctrico.

+ Participación ciudadana al fomentar el ahorro energético en los usuarios.

+ Aumentar la oferta para dar abasto con el consumo energético de los colombianos.

El panorama no es alentador bajo la lupa del Banco Mundial. En el informe de financiación de la transición energética de 2023, la entidad internacional indicó que “los países de ingreso bajo y mediano están atrapados en una trampa de la pobreza; no pueden costear el alto costo inicial de la transición a la energía limpia y, por lo tanto, deben lidiar con los costos más altos y los pagos recurrentes de los combustibles fósiles”.

Debido al limitado capital para financiar proyectos, invitó a los bancos multilaterales a ayudar a financiar los objetivos de desarrollo, pues debe acelerarse de manera inmediata el uso de energías renovables, mientras disminuye de manera gradual el uso de energías de alta contaminación.

“No se ha prestado suficiente atención a los obstáculos que impiden a los países de ingreso bajo y mediano movilizar el financiamiento necesario. A menos que se eliminen estos obstáculos, continuarán impidiendo una transición justa en el sector eléctrico”, señaló el Banco Mundial.

En la actualización de las políticas del Gobierno, el Departamento Nacional de Planeación apuesta por la eficiencia energética y la actualización de la política minera. En julio de 2023, el DNP señaló que se impulsará la infraestructura y la tecnología en el sistema energético mediante la diversificación de fuentes y la participación de las comunidades.

“La diversificación energética a partir de la promoción del hidrógeno, el aprovechamiento energético de la biomasa, la geotermia, la energía mareomotriz, eólica y solar permitirá la transición gradual a una matriz energética con mayor participación de fuentes renovables no convencionales”, señaló Nicolás Rincón, director de Infraestructura y Energía Sostenible del DNP.

El gobierno tiene en mente explorar la producción de fuentes no convencionales de energía renovable, como el hidrógeno verde y el hidrógeno blanco, una industria que ha tenido interés en países como Australia, Países Bajos, Alemania y China, y en Latinoamérica, Chile.

En este contexto, resulta esencial asegurar la seguridad de los inversionistas extranjeros y la estabilidad energética del país mediante una política pública de largo alcance y una comunicación efectiva con las comunidades locales.

Es necesario establecer relaciones más estrechas con estas comunidades para colaborar en la mitigación de los posibles impactos adversos y destacar los beneficios potenciales.

Esto se traduciría en un enfoque donde las empresas privadas también se comprometan a reducir el impacto ambiental de sus proyectos de energía renovable, contribuyendo así al fortalecimiento de la economía colombiana y garantizando la seguridad energética del país


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews

KNIGHT PIESOLD DERECHA NOTA GIF 300
Lo más leído
PODER DE CHINA
AGUA Y MINERIA
NOTA MÁS LEIDAs MP GIF
VENEZUELA