JOSEMARIA ENCABEZADOgolden arrowMINERA ALUMBRERAMinetech encabezado
GRUPO LEIVAMAPAL ENCABEZADOMilicic ENCABEZADO
METSO CABECERACERRO VANGUARDIAWEG
BERTOTTO ENCABEZADOMINERA ANDINA DEL SOL ENCABEZADOKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
SACDE ENCABEZADOPWC LOGO MINING PRESSSALES DE JUJUY ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
Induser ENCABEZADOCostanera ENCABEZADOERAMET CABECERA
glencore PACHONWINDLAND S.A.NEWMONT COVID
INDUSTRIA CONSTRUCTURA MININGHIDROAR ENCABEZADOSECCO ENCABEZADO
MUNDO REPUESTOS ENCABEZADOLIEX ENCABEZADOPRELAST
CONOSUR ENCABEZADOYAMANA GOLDEPIROC ENCABEZADO
PDACLITHIUM SOUTHPIRCA SAFETY ENCABEZADO
PATAGONIA GOLDEXAR ENCABEZADOLakeland ENCABEZADO
FERMA ENCABEZADOLIVENT ENCABEZADOPAN AMERICAN ENERGY (CABECERA
PETROANDINADELTA MININGGrupo AVGINFA ENCABEZADO
CINTER ENCABEZADOMINERA SANTA CRUZPAN AMERICAN SILVER
VIALES SANTA FE ENCABEZADO MININGMurchison ENCABEZADOOROCOBRE
ESCENARIO
¿Cuántos muertos hubo en la pandemia?: Grandes diferencias entre The Lancet y Hopkins
DIARIOS/MINING PRESS/ENERNEWS

La investigación afirma que la pandemia de la Covid-19 provocó unos 18,2 millones de muertos en todo el mundo entre principios de 2020 y finales de 2021

11/03/2022

THE LANCET: CANTIDAD DE MUERTOS POR COVID TRIPLICARÍAN LAS CIFRAS OFICIALES

La Nación

La pandemia del Covid-19 provocó unos 18,2 millones de muertos en todo el mundo entre principios de 2020 y finales de 2021, más de tres veces el saldo oficial, según un estudio publicado el viernes en la revista The Lancet.

Bolivia es el país que ofrece una tasa de exceso de mortalidad más elevada durante ese período, según los autores del texto, que resaltan que, en general, los países andinos sufrieron particularmente de la pandemia. Los expertos reconocen, sin embargo, que su estudio tiene que ser complementado con más investigaciones.

“Las estadísticas oficiales sobre los decesos del Covid-19 solo dan una imagen parcial del verdadero saldo de la mortalidad”, relacionada con la pandemia, aseguran los autores del estudio.

De ser ciertos esos datos, la enfermedad sería una de las principales causas de mortalidad en el mundo entre 2020 y 2021.

Los datos oficiales ofrecen 5,94 millones de muertos a escala global entre el 1 de enero de 2020 y el 31 de diciembre de 2021.

El exceso de mortalidad corresponde al diferencial entre el número de decesos, sea cual sea la causa de su muerte, y el número de muertos previsto, a partir de las series estadísticas previas. “Por lo tanto, la mortalidad por todas las causas es una medida crucial del número real de víctimas de la pandemia de Covid-19″, explicaron en el trabajo los investigadores.


Barras apiladas de la distribución regional del exceso de muertes para 2020–21.


“Existen brechas entre las muertes reportadas y el exceso relacionado con la pandemia de Covid-19 por varias razones. En primer lugar, los sistemas de informes de atención médica generalmente no enumeran el Covid-19 como la causa de muerte sin una prueba positiva de SARS-CoV-2 y, por lo tanto, las muertes por Covid-19 no se incluirán en los recuentos oficiales en lugares con poca capacidad de prueba. Por ejemplo, al principio de la pandemia, antes de que las pruebas estuvieran ampliamente disponibles, muchas muertes debido a la Covid-19 entre personas mayores en países de altos ingresos”, agregaron.

Luego sumaron otras cuatro variables: “En segundo lugar, los sistemas nacionales para registrar las muertes varían en su calidad y amplitud, así como en las definiciones utilizadas para contar las muertes por Covid-19. En tercer lugar, entre la comunidad médica mundial, no existe un acuerdo universal sobre cuándo la muerte de una persona infectada con SARS-CoV-2 debe informarse como una muerte por Covid-19. En cuarto lugar, otros factores, incluidas las consideraciones políticas, parecen haber impedido la notificación precisa de las muertes en algunos lugares. En quinto lugar, la magnitud y distribución de muchas otras causas de muerte podrían haber cambiado debido a las respuestas sociales, económicas y conductuales a la pandemia, incluidos los confinamientos estrictos. En estas condiciones, el exceso de mortalidad puede proporcionar una evaluación más precisa del impacto de la mortalidad total de la pandemia de Covid-19 que las muertes por Covid-19 notificadas”.

Los autores elaboraron una base de datos a partir de las cifras de cada país, y varios modelos para predecir la tasa de mortalidad prevista si no hubiera ocurrido el Covid-19.

“De los 12,3 millones de muertos suplementarios, en comparación con los decesos de Covid-19 contabilizados, una parte sustancial provendría probablemente de infecciones causadas por el SARS-CoV-2″, el virus que causó la pandemia, aseguran.

Esas infecciones derivadas del Covid-19 no fueron diagnosticadas de forma eficiente, aseguran esos científicos. Y, por otro lado, a causa de la pandemia, gente con problemas médicos de otro tipo no pudieron recibir cuidados sanitarios adecuados, o sufrieron problemas de salud a causa de las medidas contra esta enfermedad.


Distribución mundial de la razón entre la tasa de exceso de mortalidad estimada debido a la pandemia de la Covid-19 y la tasa de mortalidad por la Covid-19 notificada, para el período acumulado 2020-21


Además de los países andinos, Europa Oriental y central y el sur de África subsahariana mostraron los peores índices de exceso de mortalidad entre 2020 y 2021.

En cambio, Australia y Nueva Zelanda, países que se aislaron prácticamente del resto del mundo durante meses, presentan una tasa de exceso de mortalidad inferior.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya ha advertido que el saldo de la pandemia podría ser entre dos y tres veces superior a lo estimado hasta ahora.

En el caso de la Argentina, el informe explica que, hasta el 31 de diciembre pasado, en el país había notificados alrededor de 117.000 muertos y que, según las estimaciones de los investigadores, ese número debía ser de mínima 125.000; de máxima 165.000 y en promedio de 142.000. Es decir, 25.000 muertos más de los notificados y adjudicados en forma directa a la pandemia.

Por su parte, Chile y Uruguay presentan mejores resultados que la Argentina que, por otra parte, está muy lejos de los valores alcanzados por Brasil que está entre los 10 países con mayor número de exceso de muertes.

 


PANDEMIA NO TERMINÓ: MÁS DE SEIS MILLONES DE MUERTOS POR COVID

PORADEL HASSAN

Coronavirus | El INE desvela cuántas muertes por COVID-19 hubo en España en  la primera ola - AS.com

Aunque muchas tendencias globales de coronavirus están mejorando rápidamente a medida que los países emergen de aumentos repentinos impulsados ​​por la variante Omicron altamente transmisible, la métrica más sombría alcanzó un hito trágico esta semana.

El número de muertes conocidas por Covid-19 en todo el mundo superó los seis millones, según datos del Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins.

“Seis millones es realmente insondable”, dijo Beth Blauer, líder de datos del Centro de Recursos de Coronavirus en Johns Hopkins. “Estas son vidas reales”.

Cinco de esas muertes fueron en la familia de Ernesto Díaz, de 33 años, contador en Lima, Perú, en 2020. Perú lidera el mundo con el mayor número de muertes conocidas por cada 100,000 personas en el transcurso de la pandemia.

 

“Mi papá murió en mayo, mi abuelo en junio, mi tía en julio, mi tío y mi abuela el mismo día 28 de julio”, dijo Díaz en una entrevista. “Han pasado casi dos años, y poco a poco lo procesas. Procéselo, en teoría, porque todavía es difícil, especialmente en las reuniones familiares”.

Dijo que las muertes también han dejado a su familia endeudada, con gastos de oxígeno, medicamentos y funerales.

Los expertos en salud pública están de acuerdo en que seis millones es una gran subestimación y que la verdadera devastación nunca se sabrá con precisión. En Yemen, donde una guerra civil se ha desatado durante años, el gobierno ha informado solo 2100 muertes desde el comienzo de la pandemia, mientras que su población de 30 millones no está vacunada en un 99 por ciento.

“Hay muchas cosas que no sabemos en lugares que no necesariamente tienen la misma infraestructura para comprender fundamentalmente la pandemia e informar”, dijo Blauer.

Las oleadas aún se están intensificando en Hong Kong, Corea del Sur y Nueva Zelanda, pero los nuevos recuentos de muertes están cayendo en muchos lugares a medida que Omicron retrocede. El mundo tiene un promedio de más de 7.000 nuevas muertes confirmadas por día, por debajo de las casi 11.000 por día a principios de febrero y el pico pandémico conocido de más de 14.000 por día en enero de 2021.

La tasa de mortalidad "todavía era demasiado alta en el tercer año de esta pandemia", dijo Maria Van Kerkhove, una alta funcionaria de la Organización Mundial de la Salud.

Incluso Estados Unidos, con un amplio suministro de vacunas, sufrió el total más alto conocido (más de 950,000 muertes) no logró vacunar a la mayor parte de su población como otras naciones ricas. La Casa Blanca dio a conocer un plan para ayudar a la transición a lo que algunos llaman una "nueva normalidad", pero un promedio de alrededor de 1500 estadounidenses siguen muriendo cada día, aproximadamente un año después de que las vacunas estuvieran disponibles, según una base de datos del New York Times.

Las tasas de vacunación continúan rezagadas en los países de bajos ingresos, donde solo el 14 por ciento de la población ha recibido al menos una dosis de una vacuna. En los países de ingresos altos y medios altos, el 79 por ciento de la población ha recibido al menos una dosis.

“La ciencia nos ha dado herramientas para combatir este virus que nuestros antepasados ​​ni siquiera podrían haber soñado: la capacidad de rastrear su evolución casi en tiempo real, detectarlo rápidamente, tratarlo y, por supuesto, prevenirlo con métodos seguros. y vacunas efectivas”, dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS. “Pero el fracaso mundial en la distribución equitativa de esas herramientas ha prolongado la pandemia”.


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews