JOSEMARIA ENCABEZADOgolden arrowMINERA ALUMBRERAMinetech encabezado
GRUPO LEIVAMAPAL ENCABEZADOMilicic ENCABEZADO
BERTOTTO ENCABEZADOMETSO CABECERACERRO VANGUARDIAWEG
MANSFIELD MINERA HMINERA ANDINA DEL SOL ENCABEZADOKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
PDACPWC LOGO MINING PRESSSALES DE JUJUY ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
Induser ENCABEZADOCostanera ENCABEZADOERAMET CABECERA
SACDE ENCABEZADOglencore PACHONNEWMONT COVID
INDUSTRIA CONSTRUCTURA MININGHIDROAR ENCABEZADOSECCO ENCABEZADO
TOYOTA PRANALIEX ENCABEZADOPRELAST
RUCAPANELCONOSUR ENCABEZADOYAMANA GOLDEPIROC ENCABEZADO
Grupo AVGLITHIUM SOUTHPIRCA SAFETY ENCABEZADO
PATAGONIA GOLDEXAR ENCABEZADOLakeland ENCABEZADO
RIO TINTO RINCONFERMA ENCABEZADOLIVENT ENCABEZADO
PETROANDINADELTA MININGINFA ENCABEZADO
CINTER ENCABEZADOMINERA SANTA CRUZPAN AMERICAN SILVER
VIALES SANTA FE ENCABEZADO MININGMurchison ENCABEZADOOROCOBRE
ANÁLISIS
Apud: Postergar sin reservas, imposible
CLARÍN/MINING PRESS/ENERNEWS
23/11/2022

EMILIO APUD *

Afortunadamente la gente, el argentino medio, se está empezando a dar cuenta de los inconvenientes que genera en su vida un Estado intervencionista. Más aún si ese Estado tiene un gobierno populista, incapaz y con tendencias autocráticas, dispuesto a todo en pos de su objetivo de poder.

Esta patología política, si bien ha sido devastadora en el tiempo - las pruebas están a la vista- paradójicamente ha contado con un apoyo mayoritario de la ciudadanía hasta hace muy poco.

El relato, situaciones coyunturales externas favorables y la mística peronista prolongaron ese apoyo alimentando la decadencia argentina iniciada a mediados del siglo pasado.

Entrando en el último año del cuarto gobierno kirchnerista, los resultados de su gestión son tan malos que difícilmente puedan evitar que la crisis en su verdadera magnitud se manifieste antes de las elecciones generales. Y uno de los temas que más incidencia tendrá en esa debacle será el económico, en particular porque el Banco Central no contará con reservas.

La falta de divisas, que caracterizará lo que queda de la actual gestión, generará problemas de difícil solución, máxime en un año electoral.

Hoy vemos medidas inconducentes para el día a día orientadas a evitar que la crisis le estalle a este gobierno. Las desesperadas gestiones ante China para utilizar los swaps/yuanes que, dicho sea de paso, tendrán un costo sustantivo para futuras administraciones, o con el FMI para un uso “creativo” de los DEG o para solicitarle inevitables waivers o perdones u otros artilugios, son insignificantes ante la descomunal falta de divisas que se avecina. Veamos porqué.

Básicamente porque el campo, histórico salvador de estas situaciones exportará menos y el sector energético necesitará seguir importando a precios internacionales altos.

A la fecha ya hay que deducir ingresos del campo para 2023 no inferiores a los US$ 6.000 millones, a raíz de La Niña y otros factores climáticos como las heladas tardías que, en el trigo solamente, significa una merma de US$ 3.000 millones.

En el sector energético el Gobierno sigue aferrándose a la quimera “Gasoducto NK” que ya cuenta con tres actos “iniciáticos” de obras con gran despliegue publicitario después de demorar la licitación dos años por cuestiones ideológicas que significaron un costo de más de US$ 5.000 millones para importar por barco el gas que tenemos en Vaca Muerta a un costo actual siete veces inferior al de importación.

La inauguración de ese gasoducto con capacidad final de 24 millones de metros cúbicos por día, 24MM3/d, en junio del año que viene es un acto de fe al que se aferra el Gobierno ya que significaría un ahorro de divisas del orden de los US$ 5.500 millones, en base a los futuros del LNG en el mercado internacional y al volumen que se necesita importar para cubrir el déficit invernal de gas natural. Sin embargo, la realidad indica otra cosa.

El gasoducto es un emprendimiento complejo que requiere para su ejecución en tiempo y forma de precisas especificaciones técnicas, legales, jurisdiccionales, económicas y financieras. Sin embargo, se lanza el proyecto a las apuradas cumpliendo en forma precaria con esos requisitos y sin una unidad ejecutora con la idoneidad y experiencia indispensables para ejercer adecuadamente la función “Control de Gestión”.

Estas debilidades estructurales del proyecto hacen prácticamente imposible que se cuente con el gasoducto en el invierno 2023. Pero, si se alinearan los planetas y se lograra terminar el tendido del ducto como sueña el Gobierno, para junio/julio, entonces se podría ahorrar unos US$1.300 millones, que surgen de transportar 11 MM/d de gas sin las dos compresoras principales, durante la mitad del invierno. Esta situación “optimista” contempla la merma de 2MM/d que sufrirá el abastecimiento desde Bolivia por declino de sus yacimientos mal atendidos.

Entonces y para resumir, se presentan dos escenarios pre electorales para las reservas de divisas. El más probable, con un déficit adicional mínimo de reservas US$ 11.500 millones. Y el más optimista, aunque muy poco probable, con US$ 10.000 millones.

Ante este panorama las alternativas del Gobierno para seguir intentando llegar sin consecuencias graves, son muy escasas.

Las vías de escape ante situaciones como esta en países normales vg. Bolivia, Chile o Uruguay, serían varias y factibles, pero no en Argentina. No tenemos acceso al crédito internacional, nadie nos presta. Es decir, queda descartada la salida endeudamiento externo. Tampoco será posible aumentar las exportaciones no primarias sin inversiones, con multidólar y multicepos.

Ergo, al no tener los dólares el Gobierno para importar gas en invierno el faltante se lo cortará a la industria y al transporte con GNC y al faltar las divisas del campo, acentuará el cepo a las importaciones afectando la producción de bienes y servicios.

Ambas soluciones, como es obvio, producirán mayor desempleo, malestar social y aumento del déficit fiscal.

Ante este escenario inevitable ¿Podrá el Gobierno seguir “tirando” para transferirle asintomáticamente al próximo todo el problema como ya lo hiciera con éxito en 2015?

* Ingeniero consultor. Ex secretario de Energía y Minería


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews