SECCO ENCABEZADOGrupo AGVgolden arrow
PIPE GROUP ENCABEZADCONOSUR ENCABEZADOPWC LOGO MINING PRESS
Induser ENCABEZADOWICHI TOLEDO ENCABEZADOWEG
LITHIUM SOUTHMANSFIELD MINERA HVELADERO ENCABEZADO
JOSEMARIA ENCABEZADOBANCO SC ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
OMBU CONFECATFERMA ENCABEZADOERAMET CABECERA
SACDE ENCABEZADOglencore PACHONNEWMONT COVID
GSB ROTATIVO MININGRIO TINTO RINCONHIDROAR ENCABEZADO
CRISTIAN COACH ENCABEZADOBANCO SJ ENCABEZADOPRELAST
ABRASILVER ENCABEZADORUCAPANELEPIROC ENCABEZADO
KNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADOCERRO VANGUARDIAEXPO LITIO ENCABEZADO
ALEPH ENERGY ENCABEZADOMETSO CABECERAEXAR ENCABEZADO
ARCADIUM LITHIUMMilicic ENCABEZADO
CAPMINMAPAL ENCABEZADODELTA MINING
INFA ENCABEZADOMINERA SANTA CRUZPAN AMERICAN SILVER
EVENTO LITIO ENCABEZADOCINTER ENCABEZADOVIALES SANTA FE ENCABEZADO MINING
ANÁLISIS
Huergo (Clarín): La energía que surge del maíz en todo el continente
CLARÍN/ENERNEWS
19/09/2023

HÉCTOR HUERGO *

El Congreso Internacional de Maíz, que se realizó la semana pasada en el Centro Provincial de Convenciones de Paraná (Entre Rios) fue un excelente mirador (no solo por la espectacular vista al rio…) sino por la densidad de temas y protagonistas.

Entre ellos, los principales directivos de Maiz All, la organización mundial de los productores de maíz. Estuvo el presidente, John Linden, un productor de Ohio, cabeza de la American Corn Growers Association (ACGA). Acompañado por Benno Van der Laan, un neerlandés que lleva 20 años como consultor de la ACGA, y el brasileño Paulo Bertolini. En un panel imperdible, donde la voz argentina fue la de Manuel Ron, titular de Bio4 y factótum del valor agregado, quien también integra la mesa directiva de Maiz All.

Tuve el privilegio de moderar ese panel, donde se remarcaron los desafíos y oportunidades que ofrece el principal producto agrícola a nivel mundial: se cosecharán este año más de mil millones de toneladas, por un valor de 200.000 millones de dólares, medio producto bruto anual de la Argentina. Pero este es solo el cimiento de un gigantesco edificio que parece no tener techo. En particular, escuchando a Paulo Bertolini, quien relató el imponente desarrollo agrícola de Brasil, que creció un mil (sí, 1.000) porciento en apenas 30 años.

Lo notable es que el mayor protagonista en este crecimiento fue, precisamente, el maíz. Este año, con una cosecha de 140 millones de toneladas, Brasil se convirtió en el mayor exportador mundial, desplazando a los Estados Unidos. Hace un par de años había desalojado a la Argentina del segundo lugar. Ahora está en la cima del podio y con mucha tela para cortar, porque tienen superficie disponible, sumando al potencial de la nueva tecnología. Aprovecharon la oportunidad, pero también plantean un desafío: la oferta, tendencialmente, está creciendo más que la demanda. Ergo, hay que hacer más cosas con maíz.

Brasil las está haciendo. Sumaron el etanol de maíz a la estrategia de biocombustibles, política de estado desde hace 30 años. Con las nuevas plantas de procesamiento, enclavadas en el Brasil profundo, ya procesan más de 10 millones de toneladas, sumando 4 millones de metros cúbicos a la abundante provisión de etanol de caña de azúcar. Empezaron hace apenas cinco años y, ya sabemos, “Brasil no para…”

La Argentina también tiene para crecer, tanto en tecnología como en superficie. Y en valor agregado, como remarcó Ron. Aquí, la oportunidad viene recargada con un atributo adicional: el maíz argentino es el que tiene la menor huella de carbono a nivel mundial. Es una ventaja competitiva extraordinaria, sobre la que vale la pena profundizar.

En primer lugar, esa baja huella de carbono es en sí mismo valor agregado por la tecnología de insumos y procesos que caracteriza a este cultivo en el país. Al incorporarlo masivamente en la rotación, en primer lugar. Pero también por el alto y creciente potencial de rendimiento, que implica obtener más toneladas de producto por unidad de insumo utilizado. Mejor huella hídrica, gracias a la siembra directa en todo el sistema, eficiencia en la respuesta a la fertilización, biotecnología que reduce el uso de fitosanitarios.

La llegada de los genes de tolerancia a insectos fue uno de los saltos más elegantes de la historia de la tecnología agrícola: más rendimiento con menor impacto ambiental.

De esta manera, como bien planteó Pedro Vigneau, titular de Maizar --quien lució traje azul y zapatillas blancas de marca hechas con derivados del almidón de maíz--, se abre una extraordinaria oportunidad para quienes quieran “hacer cosas con maíz”. Es lo que ya está sucediendo con la exportación de etanol de maíz a la UE, por parte de ACABio. La llave para entrar fue haber cumplido con la exigencia de una reducción del 70% de CO2 respecto a la nafta. Es la punta del iceberg.

* Responsable de Contenidos Hub Rural Grupo Clarín. Conductor de El Campo, la Industria Verde


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews