Grupo AGVGSB ROTATIVO MININGgolden arrow
JMB Ingenieria Ambiental - RINFA ENCABEZADOCONOSUR ENCABEZADOPWC LOGO MINING PRESS
Induser ENCABEZADOWICHI TOLEDO ENCABEZADOWEG
CAPMINMANSFIELD MINERA HVELADERO ENCABEZADOKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
JOSEMARIA ENCABEZADOBANCO SC ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
FERMA ENCABEZADOERAMET CABECERA
SACDE ENCABEZADOglencore PACHONNEWMONT COVID
CRISTIAN COACH ENCABEZADOHIDROAR ENCABEZADOSECCO ENCABEZADO
EXPO SAN JUAN ENCABEZADOBANCO SJ ENCABEZADOPRELAST
Minetech encabezadoABRASILVER ENCABEZADORUCAPANELEPIROC ENCABEZADO
CERRO VANGUARDIAEXPO LITIO ENCABEZADOLITHIUM SOUTH
PIRCA SAFETY ENCABEZADOALEPH ENERGY ENCABEZADOMETSO CABECERAEXAR ENCABEZADO
Milicic ENCABEZADORIO TINTO RINCONLIVENT ENCABEZADO
PDAC 2024 ENCABEZADOMAPAL ENCABEZADODELTA MINING
PIPE GROUP ENCABEZADMINERA SANTA CRUZPAN AMERICAN SILVER
CINTER ENCABEZADOALLKEMVIALES SANTA FE ENCABEZADO MINING
ANÁLISIS
Bonelli: Secretos del acuerdo Milei-Macri y los nombres de Massa
CLARÍN/MINING PRESS/ENERNEWS
27/10/2023

MARCELO BONELLI

La elección del domingo aumentó las dudas, interrogantes y sospechas en el mundo de los negocios. Algunos respiraron y otros tuvieron taquicardia. Los “lobos” de Wall Street piden informes y emiten documentos inquietantes. Argentina transita tres semanas a pura adrenalina: habrá nuevo Presidente y tendrá que hacerse cargo del ajuste económico.

En el mundo de los negocios hay dudas, incertidumbre, temores, intranquilidad y excitación. En la UIA y en AEA todos conocen que la situación económica es caótica y que todo pende de un hilo: inflación, dólar y el abismo cerca.

Sergio Massa los tiene a mal traer. Esta semana mantuvo diálogos secretos con los “popes”: les exige liquidar billetes y tratar de poner un torniquete al blue. Ahora, Massa inventó el “dólar exportador” e hizo una devaluación encubierta. El salto fue del 40%. La medida – por ahora exitosa - tendrá un costo, volverá a recalentar los precios. Ya el de la carne saltó esta semana.

Los “lobos” de Manhattan tienen en observación a Milei y evalúan a Massa. Sus informes reservados diagnostican un final de “bandera verde”. Javier Milei calentó -con Mauricio Macri - la campaña, y Sergio Massa prepara el contragolpe, ayer festejó los desaguisados en (ex) Juntos.

La “Operación León” del ex presidente y Patricia Bullrich comenzó en la noche de la amarga y triste derrota electoral. Macri ya venía preparando su terreno desde el inicio de agosto y vio el momento para “madrugar” a todos los dirigentes de cambiemos.

Ese día todo fue difícil, primero el baldazo de agua helada de las mesas testigo, y después, el fracaso. En Parque Norte la noche se puso caldeada. En la cumbre hubo cruces y fuertes pases de factura. En definitiva, la cúpula de Juntos hace tiempo que se convirtió en “El club de la pelea”. Gerardo Morales entró a los gritos: “no quiero estar en la misma habitación que Macri”. Hubo murmullo y un fiel del ex presidente se animó: “qué hablás, si no ganaste ni un senador en Jujuy”. Morales replicó: “Mauricio, sos el mariscal de la derrota”. Macri estaba demudado y con cara de velorio. El salón olía a cala.

El ex presidente no entendía cómo había perdido frente a su enemigo íntimo. Reaccionó con su vísceras. Macri era puro lamento: “Massa es un chanta. El peor ministro de la historia y no le pudimos ganar”. Después maldijo e insistió: “el peronismo hizo la peor elección de su historia y nosotros terceros”.

Eran las 20.30 del fatídico domingo. Patricia convocó a la cúpula del PRO y se sumó a Morales. Se sinceró: “evidentemente le hablamos a una sociedad que ya no existe”.

La reunión fue heavy. Se discutió fuerte el mensaje que daría Bullrich. Ella ya tenía varios borradores preparados por su jefe de campaña, Juan Pablo Arenaza. Al final, se aprobó un mensaje equidistante de Milei y Massa. Pero Pato cambió, como fue evidente, en el trayecto hasta el escenario del Golden Center. Fue durísima contra Massa y tendió el primer puente con el libertario.

En el medio tuvo una conversación a solas con Mauricio y acordó con el ex presidente hacer ese giro: la “Operación León” estaba en marcha. Macri venía desde abril abonando la relación con Milei. Lo admira porque promete hacer cosas que Mauricio quería pero fue incapaz de concretar en su gobierno. La relación entre ambos es óptima, Milei fue el único que lo ponderó con efusividad cuando se bajó de la presidencial. Macri dijo: “Javier es el único político que entendió mi decisión”. Y Macri le dio consuelo a Milei, cuando lo denunciaron por haber vendido candidaturas. “Javier, este es el barro de la política. No les des bola”, le dijo.

Macri se reunió con Patricia el lunes al mediodía. Ambos decidieron cortarse solos. El ex presidente armó en secreto la cena del martes. Antes, encargó un sondeo, le dijeron que dos tercios de los votos de Patricia irían a Milei. Horacio Larreta habló con Elisa Carrió y María Eugenia Vidal. Los tres coincidieron en “esto es una traición”.

Encima, una infidencia de Mario Negri los enfureció a todos : “el viernes, Patricia despotricaba contra Mauricio. Decía que la perjudicó su coqueteo con Milei”.

El acuerdo Macri - Milei está en barbecho. El primer ganador es Milei. Se insiste en que incluye la moderación del candidato y a la vez el compromiso de que Macri aporte varios ministros a su eventual gobierno, Cancillería, Seguridad y Justicia. El ex presidente propicia que Germán Garavano vuelva a monitorear los Tribunales, para seguir de cerca algunas causas sensibles.

Sobre el ministro de Economía habría otro criterio, el compromiso de designar a una figura que tenga consenso macrista.

En esa carrera se anotan los ex titulares del Banco Central Luis “Toto” Caputo y Guido Sandleris. También busca una reivindicación Federico Sturzenegger. Al inicio del año el duo Caputo- Sandleris tuvo una polémica cena en Washington. Estuvieron en la casa de Michael Kaplan, secretario adjunto del Tesoro de EE.UU. y fogonearon un panorama explosivo para Argentina: “una maxi devaluación será inevitable”. Massa se enteró por Kristalina Georgieva y hubo un incidente diplomático. Kaplan llamó a Buenos Aires para explicar el asunto, y tanto Caputo como Sandleris desmintieron la cuestión.

En el cuartel de Massa en Chacarita también se vivieron momentos de tensión. El clima era festivo, pero no para todos. Cristina felicitó a Massa en un diálogo telefónico y se subió a la victoria. Sorprendida, no estaba en sus planes un triunfo, esperaba una derrota. Máximo no festejó. Está cada vez más golpeado y desconfiado, teme que Kicillof y Massa barran con La Cámpora y archiven el kirchnerismo. Siempre lo repite, “Axel y Sergio nos van a cagar”. Igual, cuando llegó la avalancha de votos, todos -Máximo, Wado De Pedro, Maira Mendoza y Julián Alvarez- intentaron adueñarse del triunfo y reclamaron subir al escenario. También querían subir en “barra” varios desahuciados ministros de Alberto.

Hubo tensión. Pero Massa siguió las instrucciones de sus principales asesores de campaña, los brasileños Edinho Silva y Ottavio Antunes. “Ningún impresentable”, decían en su portuñol. Por eso Massa subió solo. Silva ya le advirtió que deje de aparecer públicamente rodeado de los jerarcas de la CGT. Suelen insistir: “los sindicalistas son piantavotos”.

Massa insiste en que la pelea en la oposición lo beneficia. El kirchnerismo logró así esconder una disputa fratricida, la lucha entre Cristina y Alberto que derivó en la explosión económica del 2022 y desde ahí el deterioro no se detuvo.

Cristina pretende reescribir un relato que nadie cree, que la Vice no tiene nada que ver con el desastroso gobierno de Alberto. Alberto huele a cala.

La UIA de Daniel Funes de Rioja busca precisiones sobre una cuestión: quién sería el eventual ministro de Economía de Massa. El candidato juega a las escondidas. Roberto Lavagna se sumará como Asesor Especial, pero no quiere sentarse en la silla eléctrica. Por eso hay tres que pican en punta: Guillermo Michel, Lisandro Cleri y Leo Madcur. El trío está inquieto. Se hacen los distraídos y responden con una verdad: “el ministro de Massa va a ser el propio Massa”.


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews