JOSEMARIA ENCABEZADOgolden arrowMINERA ALUMBRERAMinetech encabezado
GRUPO LEIVAMAPAL ENCABEZADOMilicic ENCABEZADO
BERTOTTO ENCABEZADOMETSO CABECERACERRO VANGUARDIAWEG
MANSFIELD MINERA HMINERA ANDINA DEL SOL ENCABEZADOKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
PDACPWC LOGO MINING PRESSALLKEMSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
Induser ENCABEZADOCostanera ENCABEZADOERAMET CABECERA
SACDE ENCABEZADOglencore PACHONNEWMONT COVID
INDUSTRIA CONSTRUCTURA MININGHIDROAR ENCABEZADOSECCO ENCABEZADO
LIEX ENCABEZADOARMINERA ENCABEZADOTOYOTA PRANAPRELAST
RUCAPANELCONOSUR ENCABEZADOYAMANA GOLDEPIROC ENCABEZADO
Grupo AGVLITHIUM SOUTHPIRCA SAFETY ENCABEZADO
PATAGONIA GOLDEXAR ENCABEZADOLakeland ENCABEZADO
RIO TINTO RINCONFERMA ENCABEZADOLIVENT ENCABEZADO
PETROANDINADELTA MININGINFA ENCABEZADO
PIPE GROUP ENCABEZADCINTER ENCABEZADOMINERA SANTA CRUZPAN AMERICAN SILVER
VIALES SANTA FE ENCABEZADO MININGMurchison ENCABEZADOOROCOBRE
ANÁLISIS
Editorial La Tercera: Chile, reflejo de la "nueva mediocridad"
17/10/2014

Chile como reflejo de la "nueva mediocridad"

La Tercera

FUE LA directora gerente del Fondo Monetario Internacional quien, a comienzos de octubre, acuñó la expresión “nueva mediocridad” para describir lo que estimó como un “decepcionante” proceso de recuperación de la economía mundial. En su diagnóstico, la falta de “políticas valientes” y la escasez de reformas estructurales que incrementen, efectivamente, la productividad, la competitividad y el empleo, mantienen a los países lidiando con la misma crisis financiera que el mundo presenció hace seis años.

El mismo término sirvió esta semana al prestigioso diario británico Financial Times para describir la situación por la que atraviesa la economía chilena. En opinión del periódico, constituye un reflejo de “cómo han cambiado los tiempos” el hecho de que el ministro de Hacienda de nuestro país se muestre satisfecho con expectativas de crecimiento que apenas bordean el 2% para este año. “A siete meses del comienzo de la nueva administración, el crecimiento se ha estancado en Chile”, afirma Financial Times.

El análisis generó la inmediata reacción de las autoridades, particularmente la del jefe del equipo económico, quien se encontraba, precisamente, en la capital británica para explicar las ventajas de Chile a los inversionistas internacionales. “Creo que esas expresiones están absolutamente apartadas de lo que es la realidad en Chile”, respondió el ministro de Hacienda. Desde Santiago lo secundó el ministro de Relaciones Exteriores. “Las críticas se aceptan, pero lo más importante es lo que dice la comunidad nacional”, dijo en entrevista con Canal 13.

Sin desconocer el impacto de la desaceleración en la actividad interna, la confianza del equipo económico del gobierno se sustenta, como dijo el titular de Hacienda, “en que estamos en una situación cíclica” y que el próximo año mostrará mejores resultados.

Aunque las sucesivas correcciones en las proyecciones de la autoridad económica para este año constituyen suficiente motivo de desconfianza frente a estas nuevas y positivas estimaciones para 2015, en especial cuando buena parte de los analistas está reduciendo sus pronósticos, la razón que explica esta “nueva mediocridad” es más profunda y dice relación no sólo con una cifra de crecimiento en particular, sino con la percepción de que Chile ha perdido puntos en su potencial de desarrollo.

Una cuestión similar plantea, en el mismo Financial Times, el economista Martin Wolf a propósito de la coyuntura global: “¿Debemos creer que un menor crecimiento en la economía llegó para quedarse?”. Por cierto que el gobierno está preocupado de la desaceleración y no tiene intenciones de afectar el potencial del país, pero, lamentablemente, su rígido proceso de reformas estructurales ha generado incertidumbre y rechazo entre los inversionistas, en un momento en que la situación internacional recomendaba un curso de acciones totalmente distinto.

Quizás ahora la actual administración extrañe el no haber acentuado con mayor vigor el crecimiento como parte de su programa de gobierno. Una apuesta más sustantiva en esta materia habría servido para generar esas confianzas que ahora reclama para la conformación de un esfuerzo público-privado en favor de la recuperación. Pero ni las metas de crecimiento ni de generación de empleo formaron parte central del programa.


Vuelva a HOME