JOSEMARIA ENCABEZADOgolden arrowMINERA ALUMBRERAMinetech encabezado
GRUPO LEIVAMAPAL ENCABEZADOMilicic ENCABEZADO
BERTOTTO ENCABEZADOMETSO CABECERACERRO VANGUARDIAWEG
MANSFIELD MINERA HMINERA ANDINA DEL SOL ENCABEZADOKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
PDACPWC LOGO MINING PRESSSALES DE JUJUY ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
Induser ENCABEZADOCostanera ENCABEZADOERAMET CABECERA
SACDE ENCABEZADOglencore PACHONNEWMONT COVID
INDUSTRIA CONSTRUCTURA MININGHIDROAR ENCABEZADOSECCO ENCABEZADO
TOYOTA PRANALIEX ENCABEZADOPRELAST
RUCAPANELCONOSUR ENCABEZADOYAMANA GOLDEPIROC ENCABEZADO
Grupo AVGLITHIUM SOUTHPIRCA SAFETY ENCABEZADO
PATAGONIA GOLDEXAR ENCABEZADOLakeland ENCABEZADO
RIO TINTO RINCONFERMA ENCABEZADOLIVENT ENCABEZADO
PETROANDINADELTA MININGINFA ENCABEZADO
PIPE GROUP ENCABEZADCINTER ENCABEZADOMINERA SANTA CRUZPAN AMERICAN SILVER
VIALES SANTA FE ENCABEZADO MININGMurchison ENCABEZADOOROCOBRE
GESTIÓN AMBIENTAL
Minería urbana: Propuestas y alternativas para el reciclaje
15/09/2017
MINING PRESS/ENERNEWS/Diarios

Toneladas de residuos electrónicos se generan en todo el mundo, cada vez más y cada vez más rápido, a la par del crecimiento del consumo, y se traducen en un alto grado de contaminación debido al porcentaje de componentes tóxicos que contienen. El impacto ecológico es importante; pero además hoy, con la optimización de los procesos de reciclado, es posible dar cuenta de un mayor impacto: el económico. Y es que recuperar metales valiosos contenidos en los residuos electrónicos puede generar empleo y actividad económica, además del ahorro importante que se hace con la reutilización de los metales y la reducción del impacto sobre el medio ambiente. Sin embargo, se trata de procesos muy sofisticados que requieren de una elevada inversión.

Llegados a este punto, se plantea la necesidad de buscar alternativas que sirvan de puente hacia estas tecnologías de reciclado. En ese sentido, la ONU identificó algunas alianzas: la Unión Internacional de Telecomunicaciones, la Universidad de las Naciones Unidas y la Asociación Internacional de Residuos Sólidos formaron este año la Asociación Mundial de Estadísticas sobre Desechos Electrónicos para mejorar y recopilar información sobre residuos electrónicos a nivel global, y también estudiar la forma de mejorar la gestión en los países en desarrollo.

Por caso, Chile, que en Latinoamérica encabeza el podio en generación de estos residuos, con 9,9 kilos por persona al año, no cuenta con la tecnología específica para llevar adelante este proceso de reciclado, que por cierto es muy sofisticado. De todos modos, una fundación chilena encontró una alternativa y apuesta a la  recuperación de metales y componentes metálicos a partir del desarme de placas de computadoras y celulares para, luego de una exhaustiva clasificación, exportar a Estados Unidos con el fin de lograr la reutilización.


Chilenter busca rescatar minerales valiosos de
10 toneladas 
de placas madres a través de exportación

EL MOSTRADOR

Desde su planta en Quinta Normal, la fundación envió esta semana los residuos electrónicos a Estados Unidos para su reciclaje.

“Minería secundaria” se llama a los procesos de extracción de metales preciosos de aparatos eléctricos y electrónicos en desuso y es lo que busca lograr fundación Chilenter con la exportación a Newark, Estados Unidos, de más de 10 toneladas de placas madres, provenientes de diferentes tipos de equipos computacionales y de telecomunicaciones. El envío salió este miércoles desde la planta de Chilenter en Quinta Normal y la próxima semana partirá la embarcación desde el puerto de San Antonio.

La exportación de estos componentes es el mecanismo que Chilenter ha usado desde 2009 para lograr el reciclaje de ciertas partes y piezas de computadores que en nuestro país aún no pueden tratarse de esta forma.

“En fundación Chilenter buscamos darle una segunda vida útil a aquellos residuos electrónicos que personas, empresas e instituciones públicos nos entregan, ya sea a través de la reutilización con un fin social, o bien con la valorización y reciclaje, como es el caso de estas más de 18 mil placas que estamos exportando en esta oportunidad”, afirmó la directora sociocultural de la Presidencia y presidenta del directorio de Chilenter, Paula Forttes.

En tanto, directora ejecutiva de Chilenter, Irina Reyes, explicó que “entre los materiales contenidos en estas placas se encuentran importantes cantidades de metales preciosos y minerales tales como oro, plata, paladio o cobre en concentraciones significativamente mayores, de hasta 100 veces más que las que se observan en los yacimientos de minería extractiva o primaria”. Agregó que la recuperación de estos materiales a partir de estas placas (minera urbana o secundaria), se realiza mediante una serie de procesos piro-metalúrgicos y/o hidro-metalúrgicos (entre otros), lo que permite rescatarlos para su uso como materia prima con un impacto ambiental menor que los procesos mineros convencionales. “Esperamos de este cargamento se extraigan alrededor de 1.109 gramos de oro, 3.328 gramos de plata, 20 gramos de paladio y 1.538 kilos de cobre”, aseguró.

Pero además de lograr rescatar materia prima valiosa, esta acción de reciclaje logra evitar la contaminación que estos desechos pueden generar en suelos y aguas, gracias a sus componentes tóxicos. Eso, más el hecho de ser Chile el país número uno en Latinoamérica en generación de estos residuos, con 9,9 kilos por persona al año, han puesto a los residuos electrónicos en la lista prioritaria de la nueva Ley de Fomento al Reciclaje y Responsabilidad Extendida del Productor, que entrará en vigencia el próximo año.

Esta exportación es la número 31 en la historia de Chilenter, que desde el 2009 ha gestionado más de 1.900 toneladas de residuos electrónicos, a nivel nacional e internacional. Esto, además de la reutilización de equipos computacionales, que completa el trabajo social y medio ambiental que desarrolla la entidad.


El reciclaje inteligente de los desechos electrónicos
resultará clave para la sostenibilidad mundial

AGENCIAS

Resulta evidente que, en la era de la innovación y las comunicaciones digitales, la producción de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEEs) está creciendo de forma exponencial y alarmante. Cada año, la industria tecnológica genera hasta 41 millones de toneladas de estos desechos, una cifra que incluso podría llegar hasta los 50 millones debido al incremento del número de consumidores de estos dispositivos y la disminución de su vida útil por una demanda de actualización permanente. Estos residuos, aparentemente inofensivos, suelen contener elementos peligrosos que, si no se gestionan adecuadamente, constituyen una importante fuente de contaminación.

Pero también es cierto que son muchos los componentes valiosos que albergan los aparatos eléctricos y electrónicos y que, a través del reciclaje, podrían ser utilizados como materia prima para la fabricación de nuevos productos. El caso más paradigmático son los metales, altamente codiciados en el mercado negro y de contrabando, y que son sustraídos sin control, arrojando al entorno aquellos elementos inservibles altamente peligrosos para la salud pública. Sólo respetando la normativa vigente podrá llevarse a cabo un reciclaje correcto y aprovechar así los recursos contenidos en estos materiales.

ONU Medio Ambiente advierte que la recuperación efectiva sigue siendo todavía muy baja. Según las investigaciones del Panel Internacional de Recursos (IRP), de 60 metales estudiados, sólo un tercio tiene una tasa de reciclaje que supera el 50% y ese indicador es inferior al 1% en el caso de 34 elementos.

Christian Nellemann, Jefe de la Unidad de Respuesta Rápida del Centro Noruego de Análisis Globales y autor de un reciente informe para la ONU Medio Ambiente sobre residuos electrónicos, manifestó la necesidad de abordar el círculo completo, establecer sistemas de reciclaje y formalizar y subsidiar los sistemas irregulares de manejo, al igual que también se necesita hacer frente a la significativa participación de la delincuencia organizada en este sector.

Y es que recuperar metales valiosos contenidos en los RAEEs puede reducir la cantidad de residuos electrónicos producidos, generar empleo, actividad económica y, por supuesto, reducir el impacto sobre el medio ambiente. Llegados a este punto, se alude a la conveniencia de que los diseñadores busquen formas de recuperar fácilmente los materiales contenidos en los RAEEs y que los acuerdos y convenios en la materia se cumpla para evitar su vertido. Según la ONU, las alianzas están creciendo.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones, la Universidad de las Naciones Unidas y la Asociación Internacional de Residuos Sólidos formaron este año la Asociación Mundial de Estadísticas sobre Desechos Electrónicos para mejorar y recopilar información sobre residuos electrónicos a nivel global. De hecho, la Asociación Mundial sobre Gestión de Residuos estudia también la forma de mejorar la gestión en los países en desarrollo. El objetivo ahora es que estos residuos se conviertan en recursos, de acuerdo con los preceptos de la economía circular, lo que, sin lugar a dudas, contribuirá al ahorro, a la preservación del entorno y, por supuesto, a la protección de la salud.


 

 Casos: la minería urbana en Suiza

 


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews

KNIGHT PIESOLD DERECHA NOTA GIF 300
Lo más leído
AGGREKO HOME LISTADO MINING PRESS
PODER DE CHINA
AGUA Y MINERIA
NOTA MÁS LEIDAs MP GIF
VENEZUELA