SECCO ENCABEZADOGrupo AGVgolden arrow
PIPE GROUP ENCABEZADCONOSUR ENCABEZADOPWC LOGO MINING PRESS
Induser ENCABEZADOWICHI TOLEDO ENCABEZADOWEG
LITHIUM SOUTHMANSFIELD MINERA HVELADERO ENCABEZADO
JOSEMARIA ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
OMBU CONFECATFERMA ENCABEZADOERAMET CABECERA
SACDE ENCABEZADOglencore PACHONNEWMONT COVID
GSB ROTATIVO MININGRIO TINTO RINCONHIDROAR ENCABEZADO
CRISTIAN COACH ENCABEZADOPRELAST
ABRASILVER ENCABEZADORUCAPANELEPIROC ENCABEZADO
KNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADOCERRO VANGUARDIAEXPO LITIO ENCABEZADO
ALEPH ENERGY ENCABEZADOMETSO CABECERAEXAR ENCABEZADO
ARCADIUM LITHIUMMilicic ENCABEZADO
CAPMINMAPAL ENCABEZADODELTA MINING
INFA ENCABEZADOMINERA SANTA CRUZPAN AMERICAN SILVER
CINTER ENCABEZADOVIALES SANTA FE ENCABEZADO MINING
ENERGÍA Y AMBIENTE
Las energéticas a la captura de carbono en Europa
ENERNEWS

Se multiplican los proyectos de almacenamiento de carbono en el subsuelo terrestre y ya hay uno en el fondo marino

 

23/08/2023

ANAHÍ ABELEDO

Los esfuerzos para eliminar las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de las industrias y almacenarlas bajo tierra ya tienen en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y Australia los principales impulsores. Pero es en toda Europa, en los últimos años, donde más están apostando por esta actividad con Dinamarca, Noruega, Holanda e Islandia entre los países más destacados.  Un tribunal de Rotterdam habilitó un proyecto después de una larga lucha judicial mientras en Dinamarca se desarrolla el primer depósito de captura de carbono en el fondo marino. Las más grandes energéticas, entre ellas Shell; Eni; Equinor; OMV; BP; TotalEnergies o ExxonMobile, están involucradas. Cuáles son los principales proyectos europeos, países y empresas.

En el mundo hay un total de 196 instalaciones de captura y almacenamiento de carbono, con una capacidad de 243,9 millones de toneladas por año, recoge el Global Status of CCS 2022, elaborado por el think tank internacional Global CCS Institute. 

De ese número, 30 están en operación, 11 en construcción, 78 en desarrollo avanzado, 75 en fase inicial y 2 suspendidas. Esto representa un crecimiento del 44% en número de plantas respecto a 2021 debido al impulso del sector privado para alcanzar sus metas de neutralidad climáticas y el avance en las políticas gubernamentales y la regulación, destaca el documento. 

La finalidad de la mayoría de los proyectos en funcionamiento es inyectar carbono en el subsuelo para la recuperación mejorada de petróleo, es decir, aumentar la producción de crudo. Solo nueve son para el almacenamiento geológico específico, esto es, que no se usa para elevar la producción de petróleo, y ninguno de ellos tiene el propósito de mitigar el cambio climático –hay un proyecto piloto en Islandia con este fin, pero es terrestre–, analiza el informe. Además, solo uno transporta carbono a través de un oleoducto desde EE.UU. hasta Canadá.

El interés en la tecnología de captura y almacenamiento de carbono (CCS) también ha sido impulsado por el aumento de los costos de los permisos de carbono de la UE y la necesidad de descarbonizar industrias como la producción de cemento, que tienen pocas o ninguna alternativa.

La Agencia Internacional de Energía (IEA) considera que CCS es una tecnología vital para lograr los objetivos climáticos globales, pero debe ampliarse rápidamente para tener un impacto.

Algunos proyectos de almacenamiento de CO2 planificados o en desarrollo en Europa, según un relevamiento publicado por Reuters:

PRINCIPALES PROYECTOS EN EUROPA

NORUEGA
+ NORTHERN LIGHTS: Un proyecto de empresa conjunta de Equinor (EQNR.OL) , TotalEnergies (TTEF.PA) y Shell, planea comenzar a inyectar hasta 1,5 millones de toneladas por año (mtpa) de CO2 en el acuífero salino cerca del campo de gas Troll en 2024. 

Hay planes para aumentar la capacidad de almacenamiento a más de 5 mtpa a partir de 2026, en función de la demanda. El proyecto, que se autodenomina "la primera infraestructura de almacenamiento y transporte de CO2 de código abierto del mundo", planea importar CO2 de los Países Bajos y Dinamarca además de fuentes locales.

+ SMEAHEIA: Un proyecto de Equinor para desarrollar un sitio de almacenamiento en el Mar del Norte, con potencial para inyectar hasta 20 mtpa entre 2027 y 2028. Equinor dijo que estaba buscando inyectar el CO2 capturado de su propia producción de hidrógeno, así como de algunos clientes industriales en Europa. La compañía tiene como objetivo tomar la decisión final de inversión en 2025.

+ LUNA: Un proyecto liderado por German Wintershall Dea, para almacenar hasta 5 mtpa de CO2 en un sitio a unos 120 km al oeste de Bergen. Wintershall Dea y su socio noruego, Cape Omega, recibieron una licencia de exploración en octubre. Wintershall Dea tiene una participación del 60% y la noruega Cape Omega el 40% restante en la licencia.

Projects Norway | Wintershall Dea AG
Costa de Bergen, Noruega, zona elegida para el proyecto Luna

 

+ HAVSTJERNE: Es un segundo proyecto liderado por Wintershall Dea en el Mar del Norte, en asociación con el proveedor de servicios en alta mar Altera Infrastructure Group Ltd, para explorar un almacenamiento de CO2 con capacidad potencial para inyectar 7 mtpa. El proyecto prevé inyectar CO2 transportado por camiones cisterna desde múltiples centros de recolección en toda Europa.

+ TRUDVANG: Un proyecto conjunto de Sval Energi, Storegga y Neptune Energi para desarrollar un sitio de almacenamiento al este del campo de gas Sleipner en el Mar del Norte con una capacidad para inyectar alrededor de 9 mtpa de CO2 a partir de 2029. Sval es el operador propuesto con el 40 % propiedad, mientras que Storegga y Neptune tienen cada uno el 30%.

+ POSEIDON: Un proyecto liderado por Aker BP para explorar un almacenamiento de CO2 en el Mar del Norte con capacidad potencial para inyectar más de 5 mtpa. Aker BP, la segunda empresa cotizada de petróleo y gas de Noruega, tiene una participación del 60% y la austriaca OMV tiene una participación del 40%. El sitio podría potencialmente almacenar emisiones del grupo austriaco de plásticos Borealis (BESGR.UL), propiedad mayoritaria de OMV.

REINO UNIDO
El gobierno británico se ha comprometido a invertir 20.000 millones de libras (25.500 millones de dólares) durante los próximos 20 años en proyectos para capturar, utilizar y almacenar dióxido de carbono, como parte de su plan para cumplir los objetivos climáticos. Para 2030, su objetivo es capturar y almacenar entre 20 y 30 mtpa de CO2.

+ HYNET NORTH WEST: El proyecto tiene como objetivo convertir el gas y el gas combustible de la refinería Stanlow en Cheshire en hidrógeno bajo en carbono, capturando y transfiriendo el CO2 producido durante el proceso por tuberías al almacenamiento en alta mar en la Bahía de Liverpool. El grupo energético italiano Eni (ENI.MI) operará un gasoducto de CO2 y un almacenamiento en alta mar en un yacimiento de gas agotado . Se espera que las operaciones comiencen en 2025, inyectando inicialmente alrededor de 4,5 mtpa de CO2 en el almacenamiento y aumentando el volumen a 10 mtpa para 2030.

HyNet North West granted £72m for net-zero push - Offshore Energy

+ NORTHERN ENDURANCE: Una asociación liderada por BP (BP.L) , tiene como objetivo desarrollar una infraestructura para transportar y almacenar el CO2 capturado en un sitio industrial en Humber y Teesside bajo el lecho marino en el sur del Mar del Norte. El proyecto podría potencialmente transportar y almacenar hasta 27 mtpa para 2030, y se espera que las primeras inyecciones comiencen en 2027. El proyecto incluye a BP, Equinor y TotalEnergies. Dos socios anteriores, Notional Grid y Shell (SHEL.L) abandonaron el proyecto en abril de 2023 para centrarse en otras actividades.

+ ACORN CCS: El proyecto operado por Storegga, tiene como objetivo desarrollar un sitio de almacenamiento de CO2 frente a la costa de Escocia, con capacidad para inyectar entre 5 y 10 mtpa de CO2 para 2030. Storegga, Harbour Energy (HBR.L) y Shell tienen 30 % cada uno en el proyecto, mientras que North Sea Midstream Partners (NSMP) posee el 10% restante.

+ VIKING CCS: Un proyecto liderado por Harbour Energy, tiene como objetivo almacenar hasta 10 mtpa de CO2 para 2030 en los agotados campos de gas de Viking en el sur del Mar del Norte. Planea comenzar a inyectar CO2 en 2027, inicialmente a una tasa de 2 mtpa de CO2, aumentando hasta 10 mtpa para 2030 y 15 mtpa para 2035. Harbor tiene una participación del 60%, mientras que BP (BP.L) tiene un 40 % .

+ CAMELOT: Un proyecto de Synergia Energy y Wintershall Dea para explorar un potencial para almacenar hasta 6 mtpa en el sur del Mar del Norte a partir de 2030, si se confirma mediante perforación. La licencia cubre un grupo de yacimientos gasíferos agotados y un acuífero salino suprayacente. Synergia Energy operará el proyecto en la fase de evaluación.

LOS PAÍSES BAJOS
+ PORTHOS: Un proyecto del puerto de Rotterdam, Gasunie y EBN, tiene como objetivo almacenar 2,5 mtpa de CO2 en campos de gas holandeses agotados en el Mar del Norte. Toda la capacidad de almacenamiento ya ha sido contratada por cuatro socios industriales: Air Liquide (AIRP.PA) , Air Products (APD.N) , ExxonMobil (XOM.N) y Shell.


Los contenedores en el Puerto de Róterdam se ven en Róterdam, Países Bajos, el 1 de noviembre de 2022. Reuters

 

El proyecto planeaba comenzar con las inyecciones de CO2 en 2024-2025, pero una disputa legal retrasó su puesta en marcha hasta 2026. El tribunal más alto de los Países Bajos dictaminó el 16 de agosto que el proyecto puede seguir adelante.

+ L10: Un proyecto liderado por Neptune Energy, para almacenar 4-5 mtpa de CO2 en campos de gas agotados en el Mar del Norte holandés.

Otros socios del proyecto son ExxonMobil, Rosewood Exploration y la empresa estatal EBN. Los socios planean solicitar una licencia de almacenamiento en marzo, y las primeras inyecciones de CO2 se verán en 2027-2028, más tarde de lo planeado previamente para 2026.

DINAMARCA
+ GREENSAND: Un proyecto piloto liderado por INEOS Energy y Wintershall Dea, cada uno con una participación del 40%, para demostrar que el CO2 se puede almacenar en el campo Nini West, un depósito de petróleo agotado en el Mar del Norte danés. El estado danés dispondrá del 20% restante a través de Nordsofonden.

El proyecto tiene como objetivo comenzar a inyectar inicialmente hasta 1,5 mtpa de CO2 a partir de finales de 2025, aumentando la capacidad a 8 mtpa para 2030. Wintershall Dea espera que también pueda atraer el interés de clientes potenciales en Alemania.

+ BIFROST: Un proyecto liderado por TotalEnergies, tiene como objetivo inyectar hasta 3 mtpa de CO2 en los agotados campos de gas de Harald en el Mar del Norte danés a partir de 2027 y aumentar la capacidad a más de 10 mtpa para 2030. El proyecto también involucra a Orsted (ORSTED . CO) , que opera tuberías en alta mar, y la Universidad Técnica de Dinamarca. En febrero, Dinamarca otorgó a TotalEnergies dos licencias de almacenamiento de CO2, incluida la zona de Harald.

ALEMANIA
Varias empresas alemanas están analizando la posibilidad de exportar el CO2 capturado en plantas industriales a sitios de almacenamiento en alta mar desarrollados por otros en el Mar del Norte, pero el gobierno aún debe cambiar las leyes para eliminar los obstáculos legales para hacerlo.

+ WILHELMSHAVEN: Una terminal de exportación de CO2 de , un proyecto liderado por Wintershall Dea (WINT.UL) para construir una instalación de licuefacción y almacenamiento temporal de CO2 en Wilhelmshaven, el único puerto de aguas profundas de Alemania, y luego enviar o canalizar CO2 a sitios de almacenamiento permanente en el Mar del Norte. Su objetivo es gestionar inicialmente alrededor de 1 mtpa de CO2 a partir de 2026.

Wilhelmshaven | North Sea port, Naval Base, Fishing Hub | Britannica
Wilhelmshaven, el único puerto de aguas profundas de Alemania

Equinor y Wintershall DEA también contemplan la construcción de un oleoducto de 900 km (560 millas) de largo para transportar CO2 desde el norte de Alemania a sitios de almacenamiento en alta mar de Noruega antes de 2032.

BULGARIA
+ ANRAV: Un proyecto liderado por la compañía energética privada irlandesa Petroceltic, vinculará las instalaciones de captura de CO2 en la planta de cemento Devnya de HeidelbergCement (HEIG.DE) en el noreste de Bulgaria con el almacenamiento permanente en alta mar en el agotado campo de gas de Galata en el Mar Negro.

Se espera que comience a funcionar en 2028 y tendrá una capacidad de 800.000 toneladas de CO2 al año.

FRANCIA
+ PYCASSO: Un proyecto que captura carbono de industrias del suroeste de Francia y del norte de España para almacenarlo en un yacimiento de gas agotado en Aquitania. Está previsto transportar alrededor de 1 mtpa de CO2 para 2030.

ISLANDIA
+  TERMINAL CODA: Será un centro transfronterizo de transporte y almacenamiento de carbono en Straumsvík, operado por la empresa islandesa de almacenamiento de carbono Carbfix.

El CO2 capturado por las empresas industriales se enviará a la terminal para disolverlo en agua antes de inyectarlo en un lecho de roca basáltica. Las operaciones, ampliadas en etapas, alcanzarán hasta 3 mtpa de CO2 a partir de 2031.

Islândia terá primeira planta de armazenagem e eliminação terrestre de CO2  do mundo - Europeanway
La terminal Coda, en Islandia, será un depósito de carbono

 

+ SILVERSTONE: Proyecto  coordinado por Carbfix, implementará la captura de CO2 a escala comercial, disolverá el CO2 en agua y lo inyectará en roca basáltica subterránea para el almacenamiento de minerales en la planta de energía geotérmica Hellisheidi, cerca de Mount Hengill.

Silverstone capturará y almacenará unas 25.000 toneladas de CO2 al año. Se espera que entre en funcionamiento en el primer trimestre de 2025.

ITALIA
+ CCS RAVENNA HUB: Liderado por la empresa de energía ENI (ENI.MI) , es un proyecto para capturar CO2 y transportarlo a depósitos de gas agotados en alta mar frente a la costa de Ravenna en el Mar Adriático.

La primera fase está prevista para 2023. La cadena completa de captura, transporte y almacenamiento manejará hasta 100.000 mtpa de CO2.

IRLANDA
+ CORK CCS: El proyecto tiene como objetivo almacenar el carbono capturado en instalaciones industriales irlandesas en un yacimiento de gas agotado en el Mar Céltico, reutilizando potencialmente un gasoducto existente para el transporte. El proyecto está liderado por la empresa de servicios públicos Ervia.

SUECIA
+ SLITE CCS: Un proyecto de CAC liderado por HeidelbergCement y su filial sueca Cementa, en su planta de cemento Slite en la isla sueca de Gotland, en el Mar Báltico.

Su objetivo es capturar hasta 1,8 mtpa de CO2, alrededor del 3% de las emisiones totales del país, y almacenarlas en varios sitios en desarrollo en el Mar del Norte.

PRIMER CEMENTERIO MARINO DE CARBONO EN DINAMARCA
A 200 kilómetros de Esbjerg, una gélida y decadente urbe industrial danesa en el suroeste de la península de Jutlandia, que tuvo su esplendor hace 50 años gracias al petróleo y el gas, se prueba el proyecto marino de captura y almacenamiento de carbono Greensand. 


La plataforma de petróleo y gas que ahora almacena carbono en el yacimiento de Nini West,  Esbjerg 

 

La química británica Ineos y la alemana Wintershall Dea –subsidiaria de Basf–, que encabezan un consorcio de 23 organizaciones para tal fin, han logrado capturar el dióxido de carbono producido en la planta de óxido de etileno que tiene la primera en Bélgica, transportarlo en barco por el mar del Norte tras su conversión en líquido y almacenarlo en el yacimiento de Nini West a 1.800 metros de profundidad, en un pozo petrolífero agotado de la multinacional Ineos Energy en Dinamarca, dice el diario español Cinco Días.

Este plan de capital público-privado, que recibió 29 millones de euros del gobierno danés, es un claro ejemplo de reconversión industrial: de una fósil a otra limpia, de extraer petróleo a inyectar carbono, y asegurar así empleo. La inversión total no fue desvelada.

Una vez que inicie operaciones, previsto para 2024, la empresa aspira a almacenar hasta 1,5 millones de toneladas de CO2 anuales a finales de 2026 y 8 millones a partir de 2030. Esta última cifra supone el 40% del objetivo total de reducción de emisiones de Copenhague para 2030, fijado en el 70%. 

El potencial de almacenamiento del subsuelo danés es de 22 gigatoneladas, unos 700 años de emisiones de CO2 danesas en los niveles actuales, según el Servicio Geológico de Dinamarca y Groenlandia.