golden arrowMINERA ALUMBRERAMinetech encabezado
Milicic ENCABEZADOAGGREKO ENCABEZADO MP
AOMAVACAZUR ENCABEZADO
MINERA ANDINA DEL SOL ENCABEZADOKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
PWC LOGOSALES DE JUJUY ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
ERAMET CABECERAFORTE INDUSTRIAL ENCABEZADOCERRO VANGUARDIA
NEWMONT COVID
WEGSECCO ENCABEZADOHOMERO & CIA ENCABEZADO
FERMA ENCABEZADONEOHIDROAR ENCABEZADO
YAMANA GOLDEPIROC ENCABEZADO
HOMERO DEL SUR ENCABEZADOGALAXY RESOURCES ENCABEZADOCostanera ENCABEZADO
METSO CABECERAAUSTIN POWDER ENCABEZADOLakeland ENCABEZADO
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO) CABECERAOMBU ENCABEXZADOLIEBHERR ENCABEZADO
WINDLAND S.A.INFA ENCABEZADOGrupo AVG
MINERA SANTA CRUZEXAR ENCABEZADOPAN AMERICAN SILVER
ssandvikMurchison ENCABEZADOOROCOBRE
ENTREVISTA
CEO Hochschild: El avance de los proyectos en Perú, Chile y Nevada
MINING PRESS/Semana Económica
29/10/2019

ÁLVARO RONCAL

Ignacio Bustamante, CEO de Hochschild Mining, detalla el avance de sus planes de exploración en el Perú, Chile y Nevada, así como los proyectos que lidera su equipo de innovación. Además, explica su más reciente foco: el desarrollo de un proyecto de tierras raras en Chile.

-El precio del oro supera la valla de US$1,500/oz., máximo rendimiento desde el 2013. ¿Qué proyecciones tienen a mediano plazo?

A largo plazo, los fundamentos para el oro y la plata son muy fuertes. La demanda va a seguir subiendo por el enfriamiento de las economías. Entre el 2013 y el 2019 la bolsa americana ha estado rindiendo de forma extraordinaria. El capital que podría haberse ido al oro ha tenido otros rumbos. Ante una potencial recesión, debilitamiento de varias economías en general, reducción de tasas de interés de bancos centrales y conflictos geopolíticos importantes, creemos que la demanda pinta bien en los años por venir.

Desde el punto de vista de la oferta, no ha habido descubrimientos importantes. Las compañías han seguido extrayendo los pocos recursos disponibles y tienen problemas para reponer reservas. La presión para mantener la producción actual va a crecer y los resultados en exploración greenfield han sido inexistentes.

¿La plata ‘pinta’ igual de bien?

La plata históricamente ha tenido un ratio de 60 a 1 contra el oro y hoy está en 85 a 1. Creemos que las perspectivas son muy favorables para los dos, pero la plata tiene potencial de todavía recuperar un poco más.

¿Cómo están enfrentando este escenario?

Para efectos de presupuestar y tomar decisiones de inversión, nuestro approach es muy conservador. Tratamos que nuestras operaciones y proyectos estén en la primera mitad o idealmente el primer cuartil de la curva de costos de la industria. Hoy por hoy, tenemos como precio de incentivo para nuestras decisiones de inversión US$1,315/oz. Es conservador frente a los precios de US$1,500/oz que tenemos hoy y no reflejan nuestra expectativa de precio, que es mucho más alta.

EXPLORAR Y CONSTRUIR: NUEVAS OPORTUNIDADES

¿Dónde están poniendo hoy sus balas Hochschild para seguir creciendo?

Nuestro principal pilar es el de exploración brownfield. Es al que le dedicamos más tiempo y recursos. Nos estamos enfocando en las operaciones actuales y las que están suspendidas para maximizar la cantidad de recursos en zonas cercanas. La idea es extender las vidas de mina o encontrar recursos de mejor calidad en Pallancata, Inmaculada y San José (Argentina), a la vez que volvemos a poner en producción Arcata o Ares.

¿También hay apetito por exploración greenfield?

Sí, es la segunda parte. Seguimos apostando por el Perú y nuestros principales proyectos siguen estando aquí, pero queremos abrirnos a otras jurisdicciones que, a diferencia del Perú, puedan tener permisos y puestas en marcha más rápidos. No podemos limitarnos al Perú porque nuestros esfuerzos rendirían frutos en cuatro o cinco años. Hoy estamos viendo Chile y Nevada, jurisdicciones en las que, desde que ubicamos una potencial área que puede ser atractiva hasta que la perforamos, pasan seis meses.

Estas jurisdicciones no son nuevas. De hecho ya vienen hablando de Chile y Nevada desde hace un par de años.

Es nuestro segundo año perforando en ellas, y nos seguimos moviendo en las mismas jurisdicciones. Queremos perforar cuatro a seis proyectos al año en estos países. A futuro podemos incorporar México, que nos gusta mucho. Recién estamos comenzando trabajos iniciales ahí para ver qué podemos encontrar. Argentina sigue siendo importante, pero tiene ciertos retos económicos que esperamos tiendan a mejorar. Más que greenfields, estamos evaluando ahí proyectos donde podamos hacer compras o joint ventures.

¿Qué tan avanzados están estos proyectos en Chile y Nevada?

El año pasado no encontramos nada. Este año ya completamos perforaciones en Chile y no fue lo que esperábamos, aunque continuaremos en el 2020. En Nevada uno de nuestros proyectos está en etapa de perforación y esperamos resultados en tres a cuatro semanas. En el Perú, el proyecto Corina nos ha dado resultados muy interesantes pero en una etapa aún temprana. Su ventaja es que está cerca de Selene, la planta de Pallancata.

Tenían otros proyectos greenfield, pero en etapas más avanzadas, incluso cercanos a la construcción. ¿En qué estado están?

Seguimos teniendo dos proyectos en el Perú, Crespo y Azuca, y en Chile tenemos Volcán. Todavía no son rentables o son rentables, pero no tienen el tamaño necesario para volverse atractivos para nosotros. Apostamos a que podamos encontrar más recursos con trabajos geológicos y de tecnología a los que les estamos dando bastante peso.

Pero son proyectos que ya llevan bastante tiempo en hold. Antes inclusive comentaste que no cumplían con el estándar de Hochschild y que se pensaba en una venta de ellos.

Hoy ya no es una posibilidad su venta. Estamos avanzando en el proyecto Crespo porque ya es un proyecto rentable. Su tamaño es el problema, por lo que seguiremos haciendo trabajos de exploración. Ya está en etapa de construcción, hemos invertido US$27 millones y hemos avanzado con el 25% de la inversión de capex, destinada a construcción de accesos y otra infraestructura.

TIERRAS RARAS E INNOVACIÓN

Mencionabas que el factor tecnológico es importante para estos proyectos. ¿Qué están haciendo en ese frente?

La idea es que, más allá de los recursos que encontremos, los podamos operar de forma más económica, sea por mejorar la productividad o reducir su capex. Por ello formamos el año pasado un equipo de innovación que reporta directamente al CFO. Está liderado por un ingeniero mecánico con casi una década de experiencia en Silicon Valley, trabajando para Tesla.

¿Qué iniciativas está liderando este nuevo equipo?

Junto al equipo de metalurgia están trabajando en un sistema de Ore Sorting, que permite a través de un proceso que involucra fajas, sensores y aire comprimido detectar cuál es el mineral más económico en la etapa de preconcentración a un costo bastante bajo. Puede tener un impacto significativo en Inmaculada o en minas con vetas más angostas. Hoy está en etapa de prueba y pronto pasaremos a trabajar un estudio de factibilidad junto a Ausenco. La idea es que para el primer semestre del 2020 tengamos una idea de la evaluación económica y decidamos si funciona o no.

En paralelo, están conduciendo un sistema de mejora de las recuperaciones metalúrgicas del proyecto Volcán en Chile y un proyecto para ver cómo aplicar robótica en nuestras operaciones mineras.

¿Su ingreso a minerales alternativos está en línea con su apuesta por innovar?

Nos gusta muchísimo el oro y la plata, y estamos convencidos de su potencial de largo plazo. Van a ser nuestro principal foco de atención, pero en un mundo tan cambiante creemos que hay otros minerales que tienen un potencial de crecimiento exponencial en los que podemos jugar un rol importante por nuestra experiencia y presencia geográfica.

Hemos identificado tres tendencias que creemos que van a requerir minerales que, por la forma en que se presentan, tienen un gran potencial: fuentes de energía renovables y capacidad de almacenamiento de dicha energía; aleaciones al acero y aluminio que sean más resistentes y ligeras; y minerales para electrónicos.

¿En qué minerales de este tipo ya tienen presencia?

Las principales apuestas vinieron con inversiones minoritarias en dos grupos de minerales: cobalto y tierras raras. Invertimos en el proyecto Biolantánidos de Chile [tierras raras] con una participación de 6% y una opción de llegar a 42% al terminar su estudio de factibilidad. Cuando llegó el momento de decidir si invertíamos y tras conducir nuestros propios estudios, decidimos que queríamos comprar el 100% del proyecto. Queremos hacer nuestro propio estudio de factibilidad y comenzar a producir lo antes posible.

¿Cómo funciona el mercado de tierras raras? ¿Qué tipo de mina es ésta?

Hoy por hoy cerca del 90% de las tierras raras se producen en China y son de dos tipos: roca dura o arcillas iónicas. Son pocos los depósitos de éste segundo tipo fuera de China. Y el que mejor se ve de ellos, desde nuestro punto de vista, es el de Biolantánidos.

¿Qué tipos de tierras raras se encuentran en Biolantánidos?

Las tierras raras son 17 elementos, divididos en tierras raras ligeras y pesadas. Las pesadas son más escasas, menos concentradas en la naturaleza y por eso de mayor precio en el mercado. Nuestro depósito tiene las mejores tierras raras pesadas: neodimio, prasodimio, disprosio y terbio. Estos elementos tienen propiedades de ser magnetos permanentes que sirven para aplicaciones tecnológicas, médicas o de aviación.

Creemos que nos podemos convertir en un abastecedor mundial de este producto y alcanzar al 5% de la demanda mundial solo con este primer proyecto. Ojo: tiene una capacidad enorme de crecimiento, por lo que podríamos ser un jugador más importante. La parte comercial es nueva para nosotros. Ya manejamos cómo comercializar óxidos de tierras raras, pero queremos tener más relación cercana con el consumidor final y ver oportunidades de integrarnos verticalmente.

 

Vuelva a HOME


KNIGHT PIESOLD DERECHA NOTA GIF 300
Lo más leído
CRÓNICAS DE BOSQUE INTERIOR NOTA DERECHA
AGGREKO HOME DERECHO
VICENTIN 300*100 NOTA
CORONAVIRUS TODAS LAS NOTAS
AGUA Y MINERIA
VENEZUELA
EVENTOS NOTA IZQUIERDA