golden arrowMINERA ALUMBRERAMinetech encabezado
Milicic ENCABEZADOAGGREKO ENCABEZADO MP
CERRO VANGUARDIAGSB CABECERA ROTATIVOWEG
MINERA ANDINA DEL SOL ENCABEZADOKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
PWC LOGOSALES DE JUJUY ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
Costanera ENCABEZADOAUSTIN POWDER ENCABEZADOERAMET CABECERA
AOMANEWMONT COVID
ZONDA encabezadoSECCO ENCABEZADOHOMERO & CIA ENCABEZADO
LIEX ENCABEZADOHIDROAR ENCABEZADOPRELAST
SECURITAS ENCABEZADOYAMANA GOLDEPIROC ENCABEZADO
BERTOTTO ENCABEZADOFERMA ENCABEZADOHOMERO DEL SUR ENCABEZADO
SANDVIKMETSO CABECERALakeland ENCABEZADO
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO) CABECERAOMBU ENCABEXZADOLIEBHERR ENCABEZADO
PIPE GROUP ENCABEZADINFA ENCABEZADOGrupo AVG
MINERA SANTA CRUZEXAR ENCABEZADOPAN AMERICAN SILVER
VIALES SANTA FE ENCABEZADO MININGMurchison ENCABEZADOOROCOBRE
POLÍTICA Y MINERÍA
(Escribe Daniel Bosque) Palos, zanahorias y minería. Qué dirá Argentina en la PDAC 2014

Como todos los principios de marzo, un grupo de argentinos, este año muchos menos por imperio de la realidad, llegarán a la mítica feria de la Prospectors and Developers Associaton of Canada (PDAC 2014), en la cual la crisis ha alumbrado tanta depuración como expectativas: hay buenos negocios, producto de la depreciación de activos. Pero los brokers están más cuidadosos que nunca con dónde poner el dinero

24/02/2014

(Por Daniel Bosque*) Argentina está inmersa hoy en un ajuste ortodoxo de precios y tarifas, que ha venido acompañado por la demorada devaluación de su moneda y el fin del camuflaje que regaló el INDEC por más de un lustro. Como a otras actividades productivas, a la minería le han impactado, y cómo,  los efectos de los últimos y variados cambios de caras y de políticas en el gobierno nacional.

El nuevo valor de la moneda es un aliciente para un sector que en 2013 exportó US$ 4.000 millones. Sin sonrojarse, los mismos funcionarios que montaron el cepo y las complicaciones que han llevado al actual escenario de estanflación (pronósticos 30-40% de inflación y +0-1% de PBI), han salido a alentar inversiones privadas, con una práctica de palos y zanahorias que, está visto, no es lo mismo que palo y a la bolsa. Las máximas espadas, Jorge Capitanich, Axel Kicillof y Augusto Costa, han atravesado un verano caliente de crisis energéticas, pulso con los mercados y precios descontrolados. Como se sabe, la administración nacional no puede zafar de su liturgia predilecta con los negocios: presión sostenida o demonización lisa y llana si lo primero no da resultados.

El gobierno ha contenido la corrida bancaria sacándole encajes en US$ a los bancos y subiendo las tasas de interés. “Volvió la Argentina de siempre”, dicen en los mercados, que proyectan una inflación de 10 puntos más que en 2013, un dólar oficial de 10 pesos para fin de año y una caída potencial de reservas de hasta el 25% en virtud de los pagos de la deuda. Los empresarios tienen que dejar de fugar y dedicarse a invertir, es el mensaje que dan Cristina y los suyos, con más o menos simpatía, según la audiencia.

La insinuación de que el Estado podría regular la tasa de ganancias de las empresas o los proyectos de Héctor Recalde y otros para expropiar activos en caso de que el sector privado no cumpla con las ecuaciones de precios del gobierno, no son precisamente la mejor tarjeta de invitación. Post Moreno, el joven trío mencionado ha recurrido a la seducción, como bien pudieron apreciarlo los empresarios mineros en el edulcorado encuentro con Capitanich, más Julio De Vido, Débora Giorgi y sus secretarios. En el meeting Jorge Mayoral reiteró que este año habrá en Argentina US$ 3.855 millones de inversiones, pronóstico plasmado en una puntillosa y discutible estadística oficial.

Las empresas dejaron en claro su esfuerzo por sostener el empleo y el Compre Argentino y Local, pero pusieron énfasis en las dificultades de la minería en el mundo. Bajos precios, escaso financiamiento, desplome bursátil se han traducido en flacos budgets para exploración, construcción y expansión de minas. Escenario que la política argentina se empeñó en negar hasta que los abortos de Potasio Río Colorado y Pascua Lama volvieron evidente el difícil cuadro.

Como todos los principios de marzo, un grupo de argentinos, este año muchos menos por imperio de la realidad, llegarán a la mítica feria de la Prospectors and Developers Associaton of Canada (PDAC 2014), en la cual la crisis ha alumbrado tanta depuración como expectativas: hay buenos negocios, producto de la depreciación de activos. Pero los brokers están más cuidadosos que nunca con dónde poner el dinero. La exploración global sufrió un bajón histórico y más de 600 junior han desaparecido del firmamento. Lo cual se tradujo, en Argentina, en una virtual parálisis de la actividad, que venía de un record de metros perforados (400.000) en 2012.  Mientras en el mundo la inversión minera caía un 30% el año pasado (US$ 14.000 vs. US$ 20.000 millones), en nuestro país se derrumbaba el 60%.

Incorregible. “Vamos más que optimistas y esperamos repetir el suceso de Vancouver (por el encuentro con empresarios realizado en enero). Nuestras fortalezas son los recursos naturales y la continuidad en las políticas y en materia tributaria” (sic), dijo a Mining Press una alta fuente de la Secretaria de Minería de la Nación. En el gobierno se entusiasman con las mieles de su nueva ortodoxia, traducida en el acercamiento al Club de París, la propuesta de arreglo con los bonistas holdouts, los mimos con el FMI y el arreglo con Repsol (US$ 5.000 millones que pagará el próximo gobierno). De volver a crecer y vivir con lo nuestro, la Argentina está a las puertas de volver a endeudarse. Ya se habla de US$ 25.000 millones que permitirán al FPV o al peronismo que le suceda ganar en 2015 sin reducir su fastuoso gasto público.

La apuesta de la administración nacional es capturar la atención de un espectro de mineras, que según dicen, estaría decepcionado por el impuestazo de México, las oscilaciones de la política minera de Colombia, los conflictos de Perú o los problemas de competitividad o judiciales de Chile. La misma fuente de la autoridad minera llegó a describir a este diario un supuesto magnetismo de la Argentina que este diario no pudo confirmar entre operadoras y exploradoras consultadas.

Los argentinos que lleguen a la cita de Toronto ya saben lo que escucharán. Pésima imagen de Cristina y su gobierno (no contribuye a mejorarla su defensa a rajatablas del chavismo de Maduro), y escasa confianza en lo que se puedan hacer los mismos funcionarios que promovieron la crisis, desde ahora hasta que se vayan. Esta vez no habrá catarsis, como el año pasado, cuando mineras defraudadas por cepos, sustituciones, decenas de medidas complicadas en la Nación y en las provincias dijeron cosas fuertes. Y sí se esperan diálogos acerca de cómo y cuándo se puede salir de este impasse.

Los argentinos y sus bufandas blanquicelestes no estarán solos.  En salones contiguos verán como Chile se esfuerza por dar señales de que puede competir, pese a sus flaquezas (yacimientos envejecidos, escasez de agua y de energía, trabas judiciales por la cuestión ambiental). O Perú, que aspira a sostener el ritmo de inversiones, pese a  expresiones de conflicto social, dando señales de estabilidad jurídica y política. Los dos países, de minería madura, también han perdido inversiones proyectadas (unos US$ 70.000 millones entre ambos) porque así está el mundo de difícil.

En la Argentina del ajuste (privado, no del Estado) lo que hacen falta son divisas. Por eso la Nación alienta que Chubut destrabe Navidad, donde Pan American Silver tiene demorada la inversión de US$ 1.200 millones. La fe ciega del equipo de Jorge Mayoral es blindado: por eso recuerdan a quien se les cruce los US$ 650 millones de Cerro Negro (Goldcorp), los US$ 150 millones de Cerro Moro (Yamana Gold), o los US$ 85 millones de Don Nicolás (Minera IRL). De lo que se complicó por los desaguisados argentinos, la autoridad minera prefiere no hablar.

Las empresas mineras con intereses en Argentina esperan el 2015 en el que el mandamás será José Luis Scioli (iría en fórmula con José Luis Gioja), Sergio Massa o alguna sorpresa del arco político. Inviertan, los vamos a respetar, repiten en los cenáculos de negocios, sabiendo el speaker y los auditorios de turno que recursos mineros y problemas por resolver en este país son dos cosas que sobran. 

 

 

LAS TRAMPITAS DE MAYORAL

Variados comentarios en las empresas mineras generó la planilla sobre  Inversiones Mineras en 2014 que elaboró el gobierno nacional. Un primer análisis permite detectar, entre otras cosas:

- Suma como "nuevas inversiones 2014" los costos operativos habituales de las operaciones.

- No hay un cronograma de inversiones que distinga las realizadas y las que se harán, ni en que plazo se ejecutarán y todo se imputa a 2014.  Por ejemplo: en Cerro Moro , con fecha de inicio en 2016 – 2017, imputa los US$ 450 millones a 2014 (aún cuando hay una primera etapa de US$ 150 millones  y otra segunda de US$ 300 millones).

- Las inversiones en exploración 2014 (US$ 103 millones US$), significan una caída del 70% respecto a 2012.

- Suma US$ 700 millones de YCRT en Río Turbio que son erogaciones del presupuesto Nacional. Para las cuentas nacionales son un  gasto y no un ingreso.

- Lo más llamativo son los 12.263 trabajadores que imputa a la parte argentina de Pascua Lama.

- Incluye, para la suma final, ítem “a decidir” o “a confirmar”, com los US$ 250 millones de Loma Negra, en San Juan, o los US$ 300 millones deHolcim, en Córdoba, respectivamente.

 

DE SUR A NORTE

Como ha recordado la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM), los inversores de la minería mundial saben que el escenario en la Argentina, es hoy diverso. Comenzando por Santa Cruz donde hay tres mineras que accionaron contra la provincia por el Impuesto Inmobiliario Minero que condiciona planes y obliga a disfrazar reservas y recursos, por tributo urdido en la desesperación que no contempló el desaliento que produciría. Ninguna de las operaciones mineras en la provincia han desertado, y Goldcorp avanza con sus obras de Cerro Negro; Yamana sigue explorando y afinando Cerro Moro, Minera IRL y sus socios argentinos apuntan a poner en marcha  Don Nicolás, Patagonia Gold proyecta, después de lixiviar en Lomada, acometer con los depósitos de Cap Oeste y COSE. Mientras, una dosis de alivio ha llegado con el armisticio entre Cristina Kirchner y Daniel Peralta, hermanados ahora en no perder la provincia a manos del radical Eduardo Costa. En la guerra política y financiera Nación-Provincia, la industria minera fue carne de cañón.

Chubut es, a esta altura, una bíblica travesía del desierto, por el nudo de la Ley 5001 que nunca se termina de desatar. En privado, los jerarcas de Martín Buzzi dan señales a las mineras del uranio, a Minera Argenta (Navidad) y Yamana Gold (Suyai), de que les desbloquearán la pista, y hasta reconocen la falta de tino por el Marco Minero y Petrolero que pretendió en 2012 fijar tributos imposibles de soportar, aún antes de que los minerales se desplomaran el año pasado. “No hay prisa”, los que dicen eso ahora son las mineras, convencidas de que no hay ningún espacio para un salto al vacío imposible de vender a sus accionistas. Las comunidades de Gastre y Gan Gan, sin peso específico en la política provincial, claman por Navidad,  en tanto que en Esquel cada vez son más los que escuchan las novedosas propuestas para Suyai, que aspira a suceder al frustrado El Desquite.

Todo transcurre lento, muy lento. Así lo sabe Francisco Pérez, gobernador de Mendoza, que viene seduciendo a chinos, indios y rusos con el malogrado proyecto Potasio Río Colorado (PRC), en el peor contexto de precios (US$ 300/ton vs. US$ 800 de 2011). El cloruro de potasio, después del fin de la cartelización de rusos y bielorusos, dejó de ser atractivo y por eso no sosprende que Vale haya amenazado a Sergipe con olvidarse de Carnalita, el sucesor de PRC, si ese estado brasilero no le afloja con los impuestos. La Corte de Justicia de la provincia deberá decidir, en corto plazo, sobre el planreo de inconstitucional de la Ley Cobos que prohíbe la minería metalífera.

San Juan ha visto desinflarse su expansión minera que desde 2005 había afirmado un círculo virtuoso de estampida de exportaciones-regalías-fondos de infraestructura-servicios y mano de obra local. Es cierto que están en operaciones Veladero, Gualcamayo y Casposo (y que la devaluación hasta los  $8/US$ mejoró las cuentas provinciales), pero el cráter que abrió la suspensión de Pascua Lama se ha sentido con crudeza, pese a que 4.000 empleados directos y de las contratistas cobrarán sus salarios hasta mayo próximo. La fusión Glencore-Xstrata demorado a Pachón; McEwen Mining ya ha dicho que procurará avanzar en Los Azules cuando no esté Cristina, en tanto que Altar, Taguas y otros prometedores proyectos enfrentan la misma mezcla mortal de presupuestos debilitados más la pobre confianza en la Argentina.

Catamarca irá de nuevo a PDAC  para ofrecer su menú de prospectos y proyectos sin que esté claro aún qué rol tendrá su remozada estatal CAMYEN en las futuras concesiones a posibles inversores. Las últimas noticias positivas, en cuanto a nuevos negocios en la provincia, fueron Bajo El Durazno, que dará más vida y productividad a Alumbrera, y las fórmulas técnicas que se ensayan para empalmar Agua Rica con la planta de Alumbrera. Algo que al paso que va, nunca verá la luz antes de 2019.

Salta ve cada vez más cerca la entrada en operaciones de Lindero, que ya comenzó a equiparse, y no deja de creer que es posible El Quevar y Taca Taca. Con el mismo argumento de siempre, de no tentarse con ensayos de empresas públicas y asociaciones mixtas. Nada que ver con su vecina Jujuy, que ya transita la madurez de la sociedad JEMSE-Sales de Jujuy por el litio de  y otras experiencias menores, como el oro aluvional de Orosmayo. Pirquitas y Aguilar siguen en operaciones, a pesar del duro ejercicio que tuvieron que atravesar

*Director de Mining Press

 


VEA EN MINING CLUB LAS INVERSIONES QUE PROYECTA MAYORAL EN 2014


 

 


Vuelva a HOME