golden arrowMINERA ALUMBRERAMinetech encabezado
Milicic ENCABEZADOAGGREKO ENCABEZADO MPCINTER ENCABEZADO
AOMAVACAZUR ENCABEZADO
AMINCO ENCABEZADOMINERA ANDINA DEL SOL ENCABEZADOKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
CONTRERASSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
MetsoCERRO VANGUARDIA
ERAMET CABECERASECCO ENCABEZADONEWMONT GOLDCOPRP
SERVICIOS VIALES SANTA FEHOMERO & CIA ENCABEZADO
NEO LITHIUMHIDROAR ENCABEZADOInduser ENCABEZADO
BALDERRAMO ENCABEZADOYAMANA GOLDCOOKINS ENCABEZADO
HOMERO DEL SUR ENCABEZADOGALAXY RESOURCES ENCABEZADOCostanera ENCABEZADO
AUSTIN POWDER ENCABEZADOEC ASOCIADOS ENCABEZADOLakeland ENCABEZADO
OMBU ENCABEXZADOPan American Energy encabezadoLIEBHERR ENCABEZADO
INFA ENCABEZADOGrupo AVG
MINERA SANTA CRUZEXAR ENCABEZADOPAN AMERICAN SILVER
ssandvikMurchison ENCABEZADOOROCOBRE
ACTUALIDAD
Canadá quiere bloquear aluvión de salvadoreños. Las medidas de Trump
09/01/2018

Canadá se organiza para evitar llegada masiva de inmigrantes salvadoreños

MINING PRESS/ENERNEWS/AFP

El gobierno canadiense trabaja desde hace meses en medidas de contención para evitar una repetición de la llegada masiva de inmigrantes haitianos.

Canadá "quiere asegurarse de estar listo" para evitar una eventual llegada masiva de inmigrantes salvadoreños residentes en Estados Unidos, a los cuales el gobierno de Donald Trump les quitó el estatuto especial que los protegía, dijo este lunes el ministro de Seguridad Pública.

Washington anunció este lunes la supresión, desde el 9 de septiembre de 2019, del Estatuto de Protección Temporal (TPS)instaurado en beneficio de los salvadoreños desde 2001, tras un devastador terremoto.

"Debemos estar listos para afrontar todas las eventualidades y lo estamos", dijo el ministro Ralph Goodale a la cadena de televisión CBC.

Canadá trabaja en medidas de contención "desde hace meses" con el fin de evitar una repetición de la llegada masiva de inmigrantes haitianos en el verano boreal pasado, luego que Estados Unidos decidiera quitarles el TPS que los beneficiaba.

En el transcurso de los 18 meses previos al fin del TPS para unos 200.000 salvadoreños residentes en Estados Unidos, el gobierno canadiense "entrará en contacto con grupos y organizaciones" que representan a esa comunidad en Estados Unidos para disuadirlos de atravesar ilegalmente la frontera entre ambos países norteamericanos, que se extiende por 800 kms.

Goodale estimó que ese plazo es suficiente para que su país se organice y precisó que fue una demanda que el gobierno de Justin Trudeau formuló a su par estadounidense.

Estados Unidos puso este lunes punto final al Estatuto de Protección Temporal (TPS, en inglés) para unos 200.000 salvadoreños, que tienen hora 18 meses para hallar otra forma de regularizar su situación o irse del país.

“Conseguirles una solución permanente es un plan mucho mejor que tenerlos viviendo seis meses, luego 12 meses, luego 18 meses”, dijo en una entrevista, refiriéndose a la incertidumbre de las extensiones a largo plazo del programa.

La decisión de enviar a los salvadoreños de vuelta a su país, aunque no es sorpresiva, causará conmoción en partes de Washington, Los Ángeles, Nueva York, Houston y otras zonas metropolitanas que acogen grandes comunidades de salvadoreños. Estos inmigrantes disfrutan de una protección especial desde los terremotos que golpearon el país centroamericano en 2001. Muchos han echado raíces en Estados Unidos, formando familias y abriendo negocios a lo largo de los años.

Poner fin a la protección también supondría un duro desafío para El Salvador, un país de 6,2 millones de personas con una economía dependiente de las remesas de los trabajadores en Estados Unidos. En la última década, cada vez más salvadoreños _muchos llegados como familias o menores sin acompañante_ han entrado en Estados Unidos de forma ilegal a través de México, huyendo de la violencia y la pobreza.

En septiembre de 2016, el gobierno de Obama amplió 18 meses las protecciones señalando que El Salvador aún sufría los efectos de los sismos de 2001 que mataron a más de mil personas, y que el país no podría absorber el regreso de tanta gente.

El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, tuvo una larga conversación telefónica con Nielsen el viernes para renovar su petición de que se extienda el programa para dar más tiempo al Congreso a conseguir una solución permanente para los 190.000 salvadoreños que han obtenido protección para seguir en el país.

El TPS para los salvadoreños había sido adoptado por Estados Unidos después del terremoto de 2001, pero la decisión de la secretaria de Seguridad Interna, Kirstjen Nielsen, considera que están dadas las condiciones para que El Salvador reciba de retorno a estas personas.

"Basada en una cuidadosa consideración de la información disponible (...) la Secretaria de Seguridad Interna determinó que las condiciones originales causada por el terremoto de 2001 ya no existen", dijo un alto funcionario del Departamento de Seguridad Interior (DHS, en inglés).

Por ello, añadió, "la actual designación de TPS (para los salvadoreños) debe ser extinta".

La misma fuente apuntó que para "garantizar una transición ordenada" las autoridades determinaron un plazo hasta el 9 de septiembre del próximo año.

Con la no renovación de la protección temporaria, los ciudadanos salvadoreños retornarán "al estatus migratorio que poseían antes del TPS" y por lo tanto deberán abandonar el país o hallar otro camino para regularizar su situación.

 

Escenario de incertidumbre

Esto abre un escenario de enorme incertidumbre para decenas de miles familias de salvadoreños que eran beneficiarias del TPS y tuvieron hijos en Estados Unidos, de forma que estos últimos son ciudadanos estadounidenses.

En este cuadro, la situación queda en manos del Congreso estadounidense, que en ese plazo de 18 meses podría definir una fórmula para que esas personas renueven su residencia.

La decisión de no renovar los beneficios del programa TPS representa un guiño a los sectores del gobierno que exigen 'mano dura' contra la inmigración ilegal.

El TPS, desde su concepción, tuvo un carácter de protección a personas en situación de emergencia humanitaria, pero sectores del gobierno afirman que es apenas una fisura en la legislación que permite la inmigración en masa.

En una nota de prensa, el DHS apuntó que Estados Unidos ha repatriado a El Salvador más de 39.000 ciudadanos en los últimos dos años, y eso "demuestra que la incapacidad temporaria de El Salvador de recibir adecuadamente a sus nacionales después del terremoto ha sido atendida".

"Cruel y sin corazón"

Al conocerse la determinación del fin del TPS para los salvadoreños el presidente del Comité Nacional Partido Demócrata, Tom Perez, señaló que se trata de "una decisión cruel y sin corazón de parte de un presidente cruel y sin corazón".

Por su parte, el senador demócrata Tim Kaine apuntó en un comunicado que "nuestro país siempre ha recibido y protegido personas que precisan de refugio, pero en un año hemos visto al gobierno de Trump pisotear estos valores al demonizar inmigrantes y refugiados".

Por su parte, el legislador Joe Crowley apuntó en la red Twitter que la decisión de no renovar el TPS para los salvadoreños era "enfermiza".

Para la senadora Catherine Cortez Masto "revocar el TPS para los salvadoreños no solo separará familias, su deportación también los pondría en situaciones peligrosas y que amenazan sus vidas".

Ya el 7 de noviembre pasado el DHS decidió no renovar el TPS para unos 5.300 ciudadanos nicaragüenses, protegidos en Estados Unidos desde que el huracán Mitch arrasó su país en octubre de 1998.

Poco después, el 20 de noviembre el DHS hizo lo mismo con la protección para unos 59.00 haitianos, en su mayoría sobrevivientes del terremoto de 2010.

Sin embargo, el gobierno decidió postergar la protección a unos 86.000 ciudadanos hondureños, hasta que las autoridades analicen si están dadas las condiciones para que esas personas retornen a su país, azotado por la violencia urbana.

Esa decisión sobre los hondureños tendrá que ser adoptada hasta el 5 de julio de este año.

Diferentes lecturas

La confirmación oficial del fin del beneficio migratorio ha generado debates en las redes sociales en El Salvador. El anuncio llegó primero gracias a un artículo de The Washington Post y luego fue confirmado por el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Embajada de EE.UU. en el país.

Sin embargo, pese a que tanto la DHS y la sede diplomática estadounidense enfatizan en el fin del beneficio, la versión oficial de El Salvador destaca una extensión para 18 meses más.

El comunicado del ministerio incluso fue replicado por el presidente Salvador Sánchez Cerén, quien publicó: "Nuestro gobierno ha recibido este día anuncio oficial del Departamento de Seguridad de #Estados Unidos a través del que se comunica la prórroga del Estatus de Protección Temporal #TPS por un período de 18 meses, con vigencia hasta el 9 de septiembre de 2019 (sic)", publicó la cuenta @sanchezceren.

En otro mensaje, el mandatario dice que el beneficio es el resultado de "numerosas acciones en favor de los connacionales". Mientra que el comunicado de la embajada hace énfasis que los 18 meses buscan una transición ordenada y obedece al período máximo permitido por ley. 

"Luego de un cuidadoso análisis de las condiciones del país y de consultar cn las agencias pertinentes del gobierno estadounidense, se toma esta decisión por considerar que El Salvador ya no cumple con las condiciones para mantenerse bajo el TPS", dice el la embajada estadounidense.


Vuelva a la Home

KNIGHT PIESOLD 2019
Lo más leído
CRÓNICAS DE BOSQUE INTERIOR NOTA DERECHA
AGGREKO HOME DERECHO
Eventos MiningClub ARGENTINA
BAKER MCKENZIE DERECHA NOTA LISTADO
;