golden arrowMINERA ALUMBRERAMinetech encabezado
Milicic ENCABEZADOAGGREKO ENCABEZADO MP
AOMAVACAZUR ENCABEZADO
MINERA ANDINA DEL SOL ENCABEZADOKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
PWC LOGOSALES DE JUJUY ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
GSB CABECERA ROTATIVOERAMET CABECERACERRO VANGUARDIA
NEWMONT COVID
WEGSECCO ENCABEZADOHOMERO & CIA ENCABEZADO
FERMA ENCABEZADONEOHIDROAR ENCABEZADO
YAMANA GOLDEPIROC ENCABEZADO
HOMERO DEL SUR ENCABEZADOCostanera ENCABEZADO
METSO CABECERAAUSTIN POWDER ENCABEZADOLakeland ENCABEZADO
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO) CABECERAOMBU ENCABEXZADOLIEBHERR ENCABEZADO
INFA ENCABEZADOGrupo AVG
MINERA SANTA CRUZEXAR ENCABEZADOPAN AMERICAN SILVER
ssandvikMurchison ENCABEZADOOROCOBRE
NEGOCIOS
El negocio del lujo: ¿dice adiós o simplemente hasta luego?
MINING PRESS/ENERNEWS/Clarín
29/06/2020

SILVIA NAISHTAT

La pandemia puso contra las cuerdas a la industria del lujo que creció de la mano de los consumidores chinos. Y golpea a cadenas como Zara. En Argentina las firmas de indumentaria y calzado, que emplean a un millón de personas, están a borde del crack.

 

Por esa curiosa combinación entre la pandemia y consumidores que ya estaban dejando de lado la ostentación de las grandes marcas, la industria del lujo parece haber ingresado al baúl de los recuerdos. El Covid 19 interrumpió un crecimiento que si bien ya daba muestras de detenerse,  era imparable en China.

Y es lo que hizo que figuras como Bernard Arnault, con partida de nacimiento en Francia, y propietario del grupo de marcas LVMH, sea uno de los más ricos del mundo. Antes de la pandemia, Arnault compró la joyería Tiffany’s por unos astronómicos 14.700 millones de euros. A sus 70 años, es propietario, entre otras de Louis Vuitton, Dior, Fendi, Acqua di Parma, Bulgari y Moët & Chandon. Su rival es el también galo François Henri-Pinault, presidente y CEO del grupo Kering que tiene en su portfolio a Gucci, Saint Laurent, Balenciaga, Brioni y Alexander McQueen.

Una vista de la fachada de la tienda departamental Le Samaritaine operada por el grupo del lujo LVMH., controlado por el billonario Bernard Arnault.

Una vista de la fachada de la tienda departamental Le Samaritaine operada por el grupo del lujo LVMH., controlado por el billonario Bernard Arnault.

Por cierto, el lujo empujó al negocio del prêt-à-porter. El dueño de Zara, Amancio Ortega, también se subió al podio de los billonarios, y compite los primeros puestos con Bill Gates. Ortega fue el creador de una nueva filosofía , con la premisa de ofrecer moda a precios accesibles. Piensa que las casas tradicionales de moda fallan al intentar imponer sus diseños, por lo que su estrategia se basó en rotar muy seguido la oferta y en prestar mucha atención a las últimas tendencias para estar actualizado al instante.

Zara acaba de anunciar el cierre de 1.200 tiendas. La cadena sueca H&M informó un sobrante de 4 millones de prendas. Y hasta Fauchon, nacida en 1886, que ofrecía exquisiteces de todo el mundo sobre la place de la Madeleine en París, pidió su quiebra.

Amancio Ortega, del grupo textil español Inditex, el dueño de Zara.

Amancio Ortega, del grupo textil español Inditex, el dueño de Zara.

“El lujo se iba ya, estaba en exceso antes de la pandemia. Ahora se va a deshacer en el sentido de que habrá una nueva dimensión con menos tiendas y otro concepto. Hoy es más lujoso tener una chaqueta de Zara por el justo precio, que una Chanel de 10 mil euros. Incluso para los ricos hay una necesidad de ser cuidadosos”, dice Roberto Devorick, asesor de vestuario de Lady Di durante 15 años y ex manager de Polo Ralph Lauren que construyó una carrera en la alta costura rodeado de nobles y famosos. Devorick, que pasa la mayor parte de su tiempo entre Viena, París y Buenos Aires, cree el cambio no solo afecta a la moda. Alcanza al mercado de los accesorios, de las alhajas, de los pasajes de avión, todo será “más real”, vaticina.

De acuerdo a Claudio Drescher, uno de los accionistas de la local Jazmín Chebar, y presidente de la cámara de indumentaria, “la moda es un gasto discrecional y no escapará al derrumbe global del PBI”. En su visión, lo que viene es un ajuste tras un crecimiento desmedido basado en un modelo de producción barato en el sudeste asiático.

Claro que hay otro fenómeno que explotó con la pandemia y son las ventas on line con un crecimiento que puso contra las cuerdas a las grandes tiendas departamentales en Estados Unidos y Europa.

“Neiman Marcus, una de las más elegantes y más lindas de la Florida y de California cerró. Macy’s está por clausurar parte la manzana que ocupa en la Quinta Avenida, lo mismo que Saks”, describe Devorick. ¿Pasará lo mismo con nuestros shoppings?

Por lo pronto, la industria textil y del calzado, una cadena que explica 1 millón de empleos en el país y que ya venía muy golpeada por la recesión, se encuentra sin oxígeno. Varias de las primeras marcas están al borde de la convocatoria.

En el ministerio de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas y el secretario Ariel Schale, dicen tener listo un plan Marshall para este sector que se quedó con la ropa de invierno sin vender y sin capital para confeccionar la de primavera-verano.


Vuelva a HOME


KNIGHT PIESOLD DERECHA NOTA GIF 300
Lo más leído
CRÓNICAS DE BOSQUE INTERIOR NOTA DERECHA
AGGREKO HOME DERECHO
VICENTIN 300*100 NOTA
CORONAVIRUS TODAS LAS NOTAS
AGUA Y MINERIA
VENEZUELA
EVENTOS NOTA IZQUIERDA