golden arrowMINERA ALUMBRERAMinetech encabezado
PANORAMA MINERO EVENTO ENCABEZADOMilicic ENCABEZADOAGGREKO ENCABEZADO MP
CERRO VANGUARDIAGSB CABECERA ROTATIVOWEG
MINERA ANDINA DEL SOL ENCABEZADOKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
PWC LOGOSALES DE JUJUY ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
AUSTIN POWDER ENCABEZADOERAMET CABECERA
NEWMONT COVID
ZONDA encabezadoSECCO ENCABEZADOHOMERO & CIA ENCABEZADO
LIEX ENCABEZADOHIDROAR ENCABEZADOPRELAST
SECURITAS ENCABEZADOYAMANA GOLDEPIROC ENCABEZADO
FERMA ENCABEZADOHOMERO DEL SUR ENCABEZADOCostanera ENCABEZADO
SANDVIKMETSO CABECERALakeland ENCABEZADO
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO) CABECERAOMBU ENCABEXZADOLIEBHERR ENCABEZADO
PIPE GROUP ENCABEZADINFA ENCABEZADOGrupo AVG
MINERA SANTA CRUZEXAR ENCABEZADOPAN AMERICAN SILVER
AOMAMurchison ENCABEZADOOROCOBRE
ECONOMÍA
Deuda argentina: Bonistas aceptan excepto BlackRock y ADRs caen en W.St.
MINING PRESS/ENERNEWS/Infobae

La “falta de compromiso serio de las autoridades argentinas es profundamente preocupante”

30/06/2020

ROMÁN LEJTMAN

“Le queremos dar a conocer que Gramercy, Fintech, Greylock y Oaktree apoyará su oferta”, anunció un email que recibió Martín Guzmán en su celular y que firma RK, las iniciales de Robert Koenigsberger, líder del fondo Gramercy.

El ministro de Economía sonrió con la noticia, pero a continuación la incertidumbre sobre la reestructuración de la deuda volvió con toda su carga política: “Nosotros tenemos dificultades en lograr que ACC (Comité de Acreedores de la Argentina) formalmente se sume debido a problemas o desafíos de gobernabilidad”, añadió Koenigsberger en su mail enviado desde Estados Unidos.

Si bien el apoyo de Fintech y sus aliados no deja de ser una buena noticia, los fondos más grandes y con capacidad de bloqueo –es decir, con tenencias que sumadas les permitirían impedir un canje exitoso– se muestran todavía muy lejos de un acuerdo.

En este sentido, los grupos de acreedores privados Ad Hoc y Exchange explicitaron en un duro comunicado qué piensan acerca de la estrategia que ejecutan Alberto Fernández y Guzmán para lograr un deal exitoso.

 

El Presidente y su ministro de Economía se inclinaron por apalancar las negociaciones con Fintech y sus socios, y ese movimiento fue repudiado por BlackRock y sus aliados que tienen muchísimo poder e influencia en Wall Street y Washington.

En un comunicado de última hora, los grupos Ad Hoc y Exchange señalaron que no había “ningún compromiso significativo” entre ellos y el gobierno del país desde el 17 de junio, cuando se estancaron las conversaciones para reestructurar alrededor de 65.000 millones de dólares en deudas.

Los grupos de acreedores Ad Hoc y Exchange –liderados por BlackRock y Monarch, entre otras firmas influyentes– dijeron en una declaración conjunta que la “falta de compromiso serio de las autoridades argentinas es profundamente preocupante”.

En términos simples, la comunicación de BlackRock y sus aliados implica que, si no hay un acuerdo con ellos, Argentina puede caer en default antes que concluya el invierno.

La tensión de Ad Hoc Bondholder y Exchange Bondholder se apoya en dos razones básicas, explicaron a Infobae voceros de esos grupos que reúnen a poderosos fondos de inversión. En primer lugar, no están satisfechos con la oferta informal que diseñaron Alberto Fernández y Guzmán durante el último fin de semana. Y en segundo término, a estos acreedores privados no les gustó que la iniciativa fuera girada por UBS, un banco que trabaja para Fintech y sus aliados en la negociación.

“Nosotros tenemos diferencias con Guzmán, y pedimos hablar directo con el Presidente. Y ahora nos encontramos que nos comunican informalmente de una oferta extraoficial a través de un banco (UBS) que trabaja para otros acreedores. A esta altura creo que entienden poco, o de verdad, quieren ir al default”, explicó a Infobae un vocero de un fondo de inversión que opera en Wall Street.

Al otro lado de la mesa de negociación, un miembro del gabinete que viaja todos los días desde la Plaza de Mayo a Olivos replicó con vehemencia: “Alberto (Fernández) ya dijo que esta es la última oferta. Y así será. Ya sumamos a los socios de Fintech y en los próximos días vamos a presentarnos de nuevo ante la SEC. Ellos (por BlackRock y sus aliados) nos corren todos los días el arco. Y nosotros dijimos hasta acá. Ahora que muevan ellos. La oferta es la que transmitió UBS. Y ese fue un pedido que hizo Guzmán. No hay secretos”, precisó el vocero del Poder Ejecutivo a este periodista.

Los que aceptaron

Gramercy, Fintech, Greylock y Oaktree aceptaron la oferta informal presentada por Guzmán y distribuida por el UBS. Esa iniciativa fue rechazada por los grupos Ad Hoc y Exchange y tomada con muchísimos recaudos por ACC (Comité de Acreedores de Argentina), que es aliado de Fintech, una pieza clave en la construcción de consensos que empujan Alberto Fernández y Guzmán para evitar una demanda de default en los tribunales de New York.

Si Koenigsberger –líder de Gramercy– ya informó al ministro de Economía que sus socios de ACC aún no adhieren a la propuesta formal, es obvio que Guzmán tendrá que remar continuo para lograr que su última oferta tenga los niveles de adhesión necesarios para cumplir con las Cláusulas de Acción Colectivas (CAC) previstas en los bonos de 2005 y 2016.

La reticencia de ACC y la negativa de Ad Hoc y Exchange desnudan que la última movida de Guzmán avalada por Alberto Fernández sirvió para poco. El ministro de Economía aún no sumó a los principales acreedores privados y el tiempo vuelve a jugar en contra.

A esta altura del día, sólo cuenta con el apoyo explícito de Gramercy, Fintech, Greylock y Oaktree, además de los fondos que ya adhirieron en la primera oferta oficial. “Nosotros estamos juntos en esto. Esperamos trabajar unidos para que otros se suban al bote”, alentó Koenigsberger a Guzmán al cierre del correo personal que envió hace pocas horas.

El ministro agradeció la confianza del líder de Gramercy. Pero sabe que no alcanza. Se trata de sumar votos de los bonistas más que contar gestos de buena voluntad.


ADRs argentinos se hundieron hasta 6,1% en Wall Street tras duro comunicado de bonistas

Ámbito

JUAN PABLO MARINO

Las acciones argentinas cerraron el sexto mes del año con marcadas bajas este martes en Wall Street luego de que los grupos de acreedores Ad Hoc y Exchange emitieran un duro comunicado en el que critican que desde el 17 de junio no hubo un "compromiso significativo" del Gobierno para reestructurar la deuda externa.

En Wall Street, las bajas de las acciones argentinas fueron lideradas por los bancos, con Galicia y Macro, a la cabeza (cedieron hasta 6,1%), una jornada después de que se conociera una caída histórica de la economía argentina en abril, más profunda a la esperada por el mercado.

Más allá del cierre negativo de este martes, los principales ADRs argentinos acumularon subas en junio, algunas cercanas al 30%, como Edenor (+28,3%), de la mano de otra recuperación mensual de los mercados internacionales, y la expectativa de una resolución favorable en la reestructuración de la deuda.

Además sobresalieron en el mes los activos de Galicia (+21,1%), BBVA (+18,3%), Mercado Libre (+15,8%), YPF (+14,1%), y Supervielle (+11,7%).

En la bolsa porteña, en tanto, el índice líder S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) restó un 4% y perforó los 40.000 puntos, para terminar en 38.686,69. El panel líder acumuló una leve ganancia del 2,3% medida en pesos durante junio luego de mejorar un 15,52% en mayo.

En el segundo trimestre del año, de todos modos, anotó un salto del 58,6% que, sin embargo, no alcanzó para que la suba del primera semestre virara al terreno positivo (en lo que va de 2020 cede 7,2%, tras un malo primer trimestre).

En un comunicado conjunto, los grupos dijeron que la "falta de un serio compromiso de las autoridades argentinas es profundamente preocupante", pero que ellos seguían listos para "comprometerse constructivamente" para lograr un acuerdo.

Mientras tanto, el Gobierno seguía haciendo esfuerzos para hacer más atractiva su oferta a los bonistas y lograr una reestructuración, sin comprometer la sustentabilidad de la deuda externa.

Las mejoras no sólo son económicas, también contemplan los aspectos legales, cuestiones que se habían constituido en uno de los principales escollos para el avance de las tratativas. Según señalaron a Ámbito fuentes de la negociación, se tomó la decisión de mantener las condiciones contractuales (indenture) de los bonos emitidos en 2005 pero sólo para los tenedores de estos títulos (no para los bonos colocados en 2016).

En lo que refiere a la propuesta económica, en el Palacio de Hacienda se realizaron distintas modificaciones a la oferta que elevan el valor presente neto de los títulos de 49,90 dólares por cada lámina de 100 (tomando una tasa de salida de 10%), conforme a la anterior oferta, a cerca de 53 dólares, según trascendió en fuentes de los fondos de inversión.

La suba en el valor presente se logra mediante un adelantamiento en el pago de los cupones con relación a la última oferta. Además, se contempla aumentar el pago de intereses sobre el capital devengado si los fondos ayudan a formar las mayorías para activar las CACs. Recordemos que el Gobierno extendió hasta el 24 de julio el plazo para las negociaciones con acreedores.

"Crecen las especulaciones de que el equipo económico estaría presentando formalmente una nueva oferta que contaría con el respaldo de algunos acreedores externos", comentó Gustavo Ber, economista de Estudio Ber.

Añadió que "aún así, se desconoce si las nuevas mejoras que incluiría en el NPV (valor presente neto) serían suficientes para sumar a los principales grupos de acreedores, no sólo por el diseño financiero de la propuesta sino también por los tironeos sobre cláusulas legales, dado que resulta indispensable para un canje exitoso que logre activar las CACs (cláusula de acción colectiva)".

Por otra parte, el INDEC viene de reportar un derrumbe en la actividad económica del 26,4% interanual en abril, golpeada por la pandemia del coronavirus, lo que también condicionó el humor del mercado.

Mientras tanto, las plazas externas se movieron preocupadas por las derivaciones de la pandemia y las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China. Si bien el Dow Jones bajaba un leve 0,1%, tanto el S&P500, como el Nasdaq, registraban alzas de hasta el 1,2%.

Riesgo país y bonos

El riesgo país de Argentina, medido por el banco JP.Morgan , subía 1,9% a 2.516 puntos básicos.

Por su parte, los bonos en dólares cedían un 0,3%, recortando una mejora acumuladas hasta la víspera del 5,3% en junio.

La baja en los títulos argentinos se da luego de que el Gobierno no pagara el lunes los intereses del bono centenario y tampoco cancelara este martes los intereses del DICY. El ministro de Economía, Martín Guzmán, ya lo había adelantado la semana pasada, por lo que era algo que estaba ya descontado por el mercado.

De todas maneras, a partir de este incumplimiento empieza la verdadera cuenta regresiva (30 de julio próximo) para llegar a un entendimiento con los bonistas y evitar entrar en una nueva batalla legal.


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews

KNIGHT PIESOLD DERECHA NOTA GIF 300
Lo más leído
CRÓNICAS DE BOSQUE INTERIOR NOTA DERECHA
AGGREKO HOME LISTADO MINING PRESS
PODER DE CHINA
CORONAVIRUS TODAS LAS NOTAS
NOTA MÁS LEIDA MP GIF
VENEZUELA
AGUA Y MINERIA
EVENTOS NOTA IZQUIERDA