SECCO ENCABEZADOGrupo AGVgolden arrow
PIPE GROUP ENCABEZADCONOSUR ENCABEZADOPWC LOGO MINING PRESS
Induser ENCABEZADOWICHI TOLEDO ENCABEZADOWEG
LITHIUM SOUTHMANSFIELD MINERA HVELADERO ENCABEZADO
JOSEMARIA ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
OMBU CONFECATFERMA ENCABEZADOERAMET CABECERA
SACDE ENCABEZADOglencore PACHONNEWMONT COVID
GSB ROTATIVO MININGRIO TINTO RINCONHIDROAR ENCABEZADO
CRISTIAN COACH ENCABEZADOPRELAST
ABRASILVER ENCABEZADORUCAPANELEPIROC ENCABEZADO
KNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADOCERRO VANGUARDIAEXPO LITIO ENCABEZADO
ALEPH ENERGY ENCABEZADOMETSO CABECERAEXAR ENCABEZADO
ARCADIUM LITHIUMMilicic ENCABEZADO
CAPMINMAPAL ENCABEZADODELTA MINING
INFA ENCABEZADOMINERA SANTA CRUZPAN AMERICAN SILVER
CINTER ENCABEZADOVIALES SANTA FE ENCABEZADO MINING
ANÁLISIS
Expertos: Las cuencas de los ríos San Juan y Jáchal
DIARIO DE CUYO/MINING PRESS/ENERNEWS
04/04/2022

MARIO LUNA Y FABIAN NÚÑEZ *

Toda política de construcción de diques en climas semiáridos, con bajas precipitaciones anuales y dependiente en términos absolutos de la acumulación de agua en estado sólido en los glaciares de alta montaña, tal como es el caso de nuestra provincia, constituye una prioridad estratégica.

De ahí el aforismo de viejo cuño que indica que acumular agua es acumular vida. Siguiendo esa premisa fundamental se observa que la provincia de San Juan a lo largo de la historia ha construido los siguientes diques: a) Sobre la cuenca del río San Juan; 1) El Dique de Ullum; 2) El Dique Caracoles y; 3) El Dique Punta Negra; b) Sobre la cuenca del río Jáchal: 1) El Dique Cuesta del Viento (no se cuenta los Cauquenes por estar en un casi nulo nivel de acumulación).

 

ACUMULAR AGUA
En consonancia, con la premisa fundamental destacada en el primer párrafo de que es fundamental acumular agua, hay que reafirmar que siempre son bienvenidas las obras de los diques, al punto de que podríamos decir que cuanto más diques haya mejor. Ello es así por la dependencia extrema que tiene San Juan de los derrames constantes y regulares de los cursos de agua que se originan en las masas de los glaciares.

Los diques, de este modo, se convierten en instrumentos claves de una política de y para la vida que conlleva al imperativo de tener, en todo tiempo social, una administración prudente y preventiva fundamental del recurso hídrico disponible. 

La función regulatoria y ahorrativa de los diques se pone en valor en épocas de sequía extrema como la que vivimos hoy, ya que siendo la eventualidad de la escasez hídrica un factor que no se puede despejar nunca por ser un evento incierto y en lo inmediato fuera del control humano, ante ello, y para defendernos de sus secuelas, solo se puede contar con los diques que se puedan construir.

Por lo que, una política de precaución y prevención hídrica, lleva a tratar de disponer de la mayor cantidad de diques para acumular agua para resguardarse de los acontecimientos contingentes de graves insuficiencias de agua en general. 

DISTRIBUCIÓN DE DIQUES POR CUENCA
Ahora bien, cuando se repasa la distribución de la cantidad de diques por cuenca, esto es, cuántos diques hay sobre el río San Juan y cuantos sobre el río Jáchal, vemos que hay una evidente asimetría en sentido contradictorio ya que se registran tres diques en el río San Juan y uno en el río Jáchal. Más allá de la eventual justificación por la cantidad de población que vive en cada cuenca, hay otra manera alternativa de plantear esta injusta distribución numérica de diques por cuenca.

En una primera observación del fenómeno distributivo de los diques se aprecia que es poco que haya un solo dique sobre el río Jáchal, porque, la sequía que se vive en estos tiempo hace que el dique Cuesta del Viento al estar en mínimos de nivel de agua acumulada, expone a la extrema vulnerabilidad a los ecosistemas totales que dependen de dicho abastecimiento. Es decir, si hubiera otro dique surgiría claramente que la cuenca del río Jáchal tendría mayor disponibilidad de agua para sortear la insuficiencia que se está padeciendo.

También se puede decir que los tres diques sobre el río San Juan hasta hoy han permitido responder a la demanda de modo satisfactorio a pesar de un contexto crítico donde los cursos de agua ingresados a los diques es mucho menor que el de los egresos del líquido elemento insumido para los diversos usos. Lo que demuestra que no da lo mismo, esencialmente en situaciones de emergencia, tener una batería de diques que no tenerla.

Volviendo al tema de la cantidad de diques existentes sobre la cuenca del río Jáchal es preciso manifestar que hay un contraste grave que se observa, porque, siendo la cuenca que menos obras hidráulicas de acumulación posee (un dique), sin embargo, es a la vez, la cuenca que entrega los mayores volúmenes de agua y mayores números del Producto Bruto Geográfico de San Juan a raíz de la explotación minera en la cuenca.


INVERTIR EN OBRAS
¿Qué nos indica este examen desde el punto de vista económico y de las obras hidráulicas? Que no deja de llamar la atención que es muy baja en valores la política de inversión en obras de acumulación de agua existente sobre la cuenca del río Jáchal, cuando, de esta cuenca, es de donde salen los ingresos económicos y productivos más importantes de la historia de San Juan.

Recordar que del total de las exportaciones de San Juan, el 70 % sale de esta zona geográfica e hídrica. Entonces, analizada la relación entre la generación de recursos salidos de la cuenca del río Jáchal a raíz de la renta minera, comparada con el nivel de inversión en diques, vemos que la relación es negativa, es decir, demasiados recursos para tan exiguo o nulo nivel de inversiones en diques.

Esta observación no es de corto plazo, sino, de largo plazo, porque la planificación de las obras en materia de diques responde a presupuestos de programación e inversiones que se abordan con mucho tiempo de antelación a los fenómenos que se desea alcanzar, prevenir o mitigar.

* Profesionales de Jáchal


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews