Grupo AGVGSB ROTATIVO MININGgolden arrow
JMB Ingenieria Ambiental - RINFA ENCABEZADOCONOSUR ENCABEZADOPWC LOGO MINING PRESS
Induser ENCABEZADOWICHI TOLEDO ENCABEZADOWEG
CAPMINMANSFIELD MINERA HVELADERO ENCABEZADOKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
JOSEMARIA ENCABEZADOBANCO SC ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
FERMA ENCABEZADOERAMET CABECERA
SACDE ENCABEZADOglencore PACHONNEWMONT COVID
CRISTIAN COACH ENCABEZADOHIDROAR ENCABEZADOSECCO ENCABEZADO
EXPO SAN JUAN ENCABEZADOBANCO SJ ENCABEZADOPRELAST
Minetech encabezadoABRASILVER ENCABEZADORUCAPANELEPIROC ENCABEZADO
CERRO VANGUARDIAEXPO LITIO ENCABEZADOLITHIUM SOUTH
PIRCA SAFETY ENCABEZADOALEPH ENERGY ENCABEZADOMETSO CABECERAEXAR ENCABEZADO
Milicic ENCABEZADORIO TINTO RINCONLIVENT ENCABEZADO
PDAC 2024 ENCABEZADOMAPAL ENCABEZADODELTA MINING
PIPE GROUP ENCABEZADMINERA SANTA CRUZPAN AMERICAN SILVER
CINTER ENCABEZADOALLKEMVIALES SANTA FE ENCABEZADO MINING
ANÁLISIS
Escribe Bonelli: La furia de Milei, las dudas en Wall Street y la reunión Caputo-Cavallo
CLARÍN/MINING PRESS/ENERNEWS
09/02/2024

MARCELO BONELLI

Javier Milei no convocará –en principio - a una consulta popular para dirimir la crisis política que causó la caída de la ley de reformas. En su “mesa chica” se considera una decisión de alto riesgo y además, que abriría un debate con final incierto.

Santiago Caputo lo transmitió ayer a su equipo: “Ya hubo un plebiscito. Obtuvimos el 56 % de apoyo.”

El Presidente dio señales en igual dirección. Fue cauto en una charla íntima esta semana: “ Aún no esta en consideración.”

Ocurrió 24 horas después de la noche de furia en Tel Aviv.

Dicen que Milei durmió poco e interactuó mucho con varios ministros. Guillermo Francos y Martín Menem hicieron informes y Luis Caputo tuvo que elaborar un urgente plan de ajuste para enfrentar el desaguisado. Ayer lanzó una bomba: los recortes a los subsidios del transporte.

Santiago Caputo se concentró en el “plan vendetta” y en las comunicaciones más agresivas de Milei: “traidores”, “ladrones”, “enemigos del pueblo”.

Esos calificativos fueron los publicables. En esa noche de bronca se escucharon – en privado - descalificaciones durísimas contra los gobernadores y legisladores: “Son unos extorsionadores hijos de ....”.

La bronca obedecía a múltiples rabietas. Pero Milei comprendió que lo ocurrido era central: complica la gobernabilidad y fogonea la idea de que no tiene capacidad para instrumentar su programa en Argentina.

Los “lobos” de Wall Street –y son militantes – apoyan las promesas y el plan del libertario. Los duros del FMI también .

El propio Milei se jacta: “No pueden creer que sea más duros que ellos.”

Pero todos –lobos y burócratas– siempre advirtieron una cuestión: sembraron dudas y cuestionaron la viabilidad política de las medidas.

Ocurre en cada reunión con el exterior. Esos planteos surgieron desde la primera reunión en Manhattan. Fue cuando Juan Nápoli y Dario Epstein se reunieron con 80 banqueros en la casa Gerardo Mato. Ahora Wall Street sigue preguntando : ¿este programa es audaz, pero tiene la gobernabilidad necesaria?

Por eso lo ocurrido en el Parlamento pegó en la línea de flotación. Reflotó todas las dudas de los inquietos inversores.

La crisis en Diputados comenzó a gestarse el viernes pasado, apenas terminó la aprobación general.

Esa noche se acordó el largo cuarto intermedio para abrir una negociación final entre la Casa Rosada y varios gobernadores.

La intención era hacer un encuentro –el fin de semana– entre Milei y los mandatarios. Eso se frustró .

En esa reunión Martin Llaryora , Gustavo Saenz y Rolo Figueroa pretendían garantizarse fondos a cambio de la aprobación.

Milei decidió no negociar nada. Está convencido de que – sin ley – la vida será imposible para las provincias. Lo repite en privado: “Los vamos a fundir.”

Hubo emisarios de ambos lados, pero no prosperó. En esas negociaciones Miguel Pichetto elevó un pedido político de los bloques negociadores .

Fue a Francos. Y fue así: “Sacalo a Sturzenegger del medio. Es el típico pelotudo que complica todo.”

Pero Federico Sturzenegger está bien plantado. Tiene una oficina en Olivos y existe una simbiosis personal con Milei. Podría ser ministro en caso de una crisis.

Pichetto insistió y el lunes habló con Francos para armar un encuentro entre los gobernadores y Caputo.

El jefe de Economía estaba cansado. Protestó: “Lo único que quieren es plata” .

La conversación se cayó. Caputo había hablado con Milei, antes de que éste aborde el vuelo a Israel.

El ministro le hizo un informe que avaló la intransigencia del Presidente. En esa comunicación le dijo que “enero cerró con déficit cero” y que la Casa Rosada podía soportar el cimbronazo.

El ministro dice que el impuestazo a los combustibles compensa el paquete fiscal. Habla de una recaudación del 1,5 % del PBI .

Pero tambien la aceleración de la inflación facilita su trabajo: ya licuó –y fuerte- los gastos en salarios y jubilaciones.

Caputo concluyó: “Así, Javier, nosotros podemos sostenernos. Las provincias están complicadas.”

Todo iba rumbo a una colisión. Fue ahí cuando hubo una reacción final . “Toto” decidió llamar personalmente a Martín Llaryora.

Pero Córdoba también ardía. Llaryora afirmaba: “Tienen impericia, son soberbios y no tienen códigos.”

Tres veces Llaryora no le atendió el llamado. La comunicación ocurrió en el cuarto intento de Caputo. El ministro le anticipó a Llaryora que se iba reimplantar el Impuesto a las Ganancias y sancionar la moratoria. Son fondos para las provincias.

También Caputo le prometió buscar una compensación para la caja de jubilaciones. Hasta ahí venía bien, pero Llaryora pidió garantías de que eso iba a ocurrir. Advirtió: “A mí no me sirve un twitter”.

Todo estaba jugado. Los expertos sabían que la sesión fracasaba. La cuestión abrió múltiples versiones.

El propio Francos tuvo que desmentir su dimisión. En el “círculo rojo” insisten en que Mauricio Macri fogonea su salida. En público – igual - Macri “sobreactúa” el apoyo a Milei. En privado Mauricio insiste que Milei debe rearmar su Gabinete y propicia para ese cargo a Diego Santilli.

Tambien critica –y mucho– la gestión de Nicolás Posse. Dice que es responsable de la inacción oficial .

Pero sus deseos chocan con el mundo libertario. Hasta ahora Milei ha desoído sus consejos y avanzó en decisiones que le provocan urticaria, como la designación de Daniel Scioli. En el Congreso dicen que el “Pichichi” ocupará en el futuro cargos más trascendentes en el Gabinete.

Posse –alias “el Mudo”- integra la mesa chica de Milei. A pesar del bombardeo de Macri, está muy firme. Posse se entrevistó en nombre de Milei con el jefe de la CIA, Williams Burns .

Su misión a Washington fue hermética. Posse fue a responder las dudas que existen en la Casa Blanca sobre la gobernabilidad de Milei en Argentina y su inquietante vinculación con Donald Trump.

También mantuvo una secreta negociación en el FMI. Kristalina Georgieva exigió su viaje para aceitar la aprobación de los waiver y el crucial envío de fondos para evitar el default.

El equipo de Rodrigo Valdez tiene inquietud por la política cambiaria. Los burócratas del Fondo critican la minúscula devaluación del 2 %.

Clarín confirmó que el staff estaría exigiendo un ajuste futuro mayor del dólar oficial. Entre líneas – al estilo FMI – el tema quedó expuesto en el informe que distribuyó la gente de Kristalina.

Posse se habría comprometido a una cuestión: no atrasar el tipo de cambio y devaluar más si fuera necesario.

Caputo admite que empezarán las presiones. Pero el ministro está firme y dice que las cuentas cierran: “La devaluación del 2 % es compatible con el programa”.

La cuestión la trató en privado en una reunión a solas con Domingo Cavallo. Fue hace dos semanas.

Cavallo insiste que ese ritmo devaluatorio le pone ruido a la economía. Caputo defendió sus números y le anticipó que la inflación “baja más fuerte.”

Tambien Cavallo monitorea la suerte de su pupilo Osvaldo Giordano. Cavallo y Juan Schiaretti lo recomendaron a la ANSeS.

Ayer Giordano trabajó normal . No habló con el Presidente y Milei decidirá su suerte después de visitar al Papa.

Milei estaba muy caliente y se animó a confiar a su circulo íntimo : “Yo no lo tengo que echar. Giordano solo debería dejar el cargo”.


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews