golden arrowMINERA ALUMBRERAMinetech encabezado
MAPAL ENCABEZADOMilicic ENCABEZADOAGGREKO ENCABEZADO MP
METSO CABECERACERRO VANGUARDIAWEG
BERTOTTO ENCABEZADOMINERA ANDINA DEL SOL ENCABEZADOKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
PWC LOGO MINING PRESSSALES DE JUJUY ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
Induser ENCABEZADOCostanera ENCABEZADOERAMET CABECERA
glencore PACHONWINDLAND S.A.NEWMONT COVID
KPMG ENCABEZADOSECCO ENCABEZADOHOMERO & CIA ENCABEZADO
MUNDO REPUESTOS ENCABEZADOLIEX ENCABEZADOHIDROAR ENCABEZADOPRELAST
CONOSUR ENCABEZADOYAMANA GOLDEPIROC ENCABEZADO
LITHIUM SOUTHPIRCA SAFETY ENCABEZADOHOMERO DEL SUR ENCABEZADO
EXAR ENCABEZADOSANDVIKLakeland ENCABEZADO
LIVENT ENCABEZADOPAN AMERICAN ENERGY (CABECERA
Grupo AVGPIPE GROUP ENCABEZADINFA ENCABEZADO
CINTER ENCABEZADOMINERA SANTA CRUZPAN AMERICAN SILVER
VIALES SANTA FE ENCABEZADO MININGMurchison ENCABEZADOOROCOBRE
MERCADOS
Litio sube por riesgo de stock
DIARIOS/MINING PRESS

El carbonato de litio en China ya ha subido un 13% este año, alcanzando un nuevo récord, que además se suma a una ganancia de más del 400% en 2021

13/01/2022

El litio ha irrumpido en 2022 con una nueva subida de precios que advierte a los fabricantes de vehículos eléctricos de que se avecinan presiones de costos aún más fuertes.

Los suministros del material principal de las baterías se enfrentan a una serie de riesgos a corto plazo que amenazan con una mayor escasez, justo cuando la demanda se acelera con el aumento de la adopción de vehículos eléctricos en todo el mundo, informó Ana Lee de Bloomberg.

El mercado, ya de por sí tenso, se ve sacudido por todo tipo de problemas, desde el mantenimiento de las fábricas y las restricciones por los Juegos Olímpicos de Invierno en China hasta escasez de mano de obra en Australia por la pandemia.

Esto va a aumentar la presión sobre los fabricantes de vehículos eléctricos después de un año en el que los precios del litio se han cuadruplicado. El carbonato de litio en China ya ha subido un 13% este año, alcanzando un nuevo récord, que además se suma a una ganancia de más del 400% en 2021.

"Se calcula que sólo Estados Unidos necesitará 500.000 toneladas métricas al año de litio no refinado para 2034 sólo para alimentar los vehículos eléctricos. Hoy en día, Estados Unidos produce sólo una fracción de esa cantidad. La producción mundial actual de litio en 2020 fue de unas 440.000 toneladas métricas de carbonato de litio equivalente (LCE, contiene aproximadamente un 18% de litio puro), y no todo eso está en forma suficientemente pura para las baterías", según Chris Doornbos, presidente y director general de E3 Metals Corp, una empresa de extracción de litio situada en Calgary, Canadá, que planea producir hidróxido de litio de grado de batería.

Pero al igual que Estados Unidos acabó cediendo su seguridad petrolera a países extranjeros, está en proceso de hacer lo mismo con el litio.

Según el BP Statistical Review de 2021, China posee el 7,9% de las reservas mundiales de litio. Estados Unidos tiene el 4,0%. (La mayoría de las reservas mundiales de litio se encuentran en Sudamérica y Australia). Sin embargo, China se ha convertido en el tercer productor mundial de litio, superando a EE.UU. en 2020 por más de un factor de 15.

Este dominio no se ha producido por accidente. En la última década, China ha gastado más de 60.000 millones de dólares para construir su industria del litio. Las inversiones estadounidenses se han quedado muy atrás, lo que ha permitido a China construir una sólida cadena de suministro de litio.

Esto va mucho más allá del acceso a los suministros de litio. China ha invertido mucho en la producción de baterías de iones de litio. Así, si el litio es análogo al petróleo, la producción de baterías de iones de litio es análoga a las refinerías y plantas químicas que convierten ese petróleo en productos acabados. Ahí, Estados Unidos se está quedando atrás, resaltó Forbes.

China controla la mayor parte de la cadena de suministro mundial de baterías de iones de litio, y su cuota de mercado ha crecido otro 12% en los últimos dos años.

Existe una amenaza muy real de que China sea para el litio lo que la OPEP fue para el petróleo, salvo que, al menos con el petróleo, Estados Unidos era un productor importante por derecho propio. No podemos decir lo mismo del litio.

“El mercado del litio está extremadamente ajustado en la actualidad, por lo que los precios al contado son muy sensibles a cualquier interrupción del suministro”, escribió Alice Yu, analista de S&P Global Market Intelligence.


El asombroso comienzo de año del litio se hace eco de las amplias expectativas de más subidas de precios. Las interrupciones de suministro a corto plazo se suman a un panorama a más largo plazo en el que un sector del litio en rápida expansión a nivel mundial está luchando por mantener el ritmo de la vertiginosa demanda de sus clientes.

Los aumentos de los precios de otras materias primas significan que los costos de las baterías podrían aumentar este año por primera vez desde 2010, según BloombergNEF. El níquel, que también es un importante ingrediente de las baterías, acaba de subir a un máximo de nueve años.

 

A CORTO PLAZO

En China, una serie de plantas de litio están atravesando un proceso regular de mantenimiento, mientras que algunos productores de las provincias del norte, como Shandong y Hebei, se enfrentan a restricciones anticontaminación en el marco de los Juegos Olímpicos de Invierno, según Shanghai Metals Market.

Los Juegos comienzan a principios de febrero. La llegada de la variante ómicron del Covid-19 a China no hace sino aumentar los riesgos.

En vísperas de la semana de vacaciones del Año Nuevo Lunar en China, los trabajos de mantenimiento de las refinerías se intensificarán, mientras que los compradores tratarán de abastecerse, según Yu de S&P.

Los problemas relacionados con el virus han afectado a las mineras de Australia Occidental, por ejemplo, con la escasez de mano de obra derivada de las restricciones de la frontera estatal. Pilbara Minerals Ltd. (PLS) recortó recientemente su previsión de envíos de concentrado de espodumeno, un producto intermedio que puede transformarse en productos químicos para baterías.

 

MANTENER EL RITMO

Más allá de estos problemas a corto plazo, hay problemas a la hora de expandir con suficiente rapidez la producción de litio en los próximos años. Los escépticos sobre la posibilidad de aumentar el suministro pueden señalar a Rio Tinto (RIO), que se enfrenta a protestas medioambientales en Serbia, y hay una creciente preocupación en torno a las credenciales de sostenibilidad de la producción basada en salmueras de Sudamérica.

“Los clientes se están dando cuenta de que es muy difícil conseguir nuevos suministros”, dijo Tony Ottaviano, CEO de la minera australiana de litio Liontown Resources. Su empresa acordó enviar litio al gigante surcoreano de las baterías LG Energy Solution a partir de 2024, cuando está previsto que comience su proyecto.

Por el momento, los operadores del mercado secundario esperan que la actual ola de precios más altos se alivie a finales de este año.

“Si los planes de capacidad de las empresas de suministro pueden implementarse según lo previsto a mediados de 2022, los precios de las materias primas y de las baterías se mantendrán estables”, dijo por correo electrónico Jessie Cai, vicepresidente de EVE Motor, una unidad del fabricante chino de baterías EVE Energy. “De lo contrario, podrían aumentar aún más”.

Estados Unidos está perdiendo la industria del litio frente a China

ROBERT RAPIER/Forbes

En los primeros tiempos de la industria petrolera, Estados Unidos se impuso rápidamente como el productor y consumidor de petróleo más importante del mundo. Pero con el tiempo, el agotamiento en EE.UU. y los descubrimientos en el extranjero hicieron que el dominio estadounidense de la industria petrolera se desvaneciera.

Aunque Estados Unidos siguió siendo el mayor consumidor de petróleo del mundo, se hizo cada vez más dependiente del petróleo extranjero. Hace muchos años quedó claro que la dependencia de Estados Unidos de otros países para obtener petróleo era un problema de seguridad nacional.

La cuestión llegó a su punto álgido en 1973, cuando varios miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) iniciaron un embargo de petróleo contra Estados Unidos y algunos aliados suyos.

Como resultado del embargo, se produjo un desequilibrio entre la oferta y la demanda. Los precios del petróleo se cuadruplicaron en muy poco tiempo, contribuyendo a una profunda recesión mundial. Nuestra continua dependencia del petróleo extranjero ha influido en la política exterior estadounidense durante décadas, y ha contribuido a múltiples conflictos militares en Oriente Medio.

Estados Unidos recibió una segunda y rara oportunidad de recuperar la independencia energética gracias al auge del petróleo de esquisto. Pero las lecciones que hemos aprendido a lo largo de la evolución de la industria petrolera tienen implicaciones directas en la transición del mundo hacia nuevas fuentes de energía.

El petróleo fue la materia prima que permitió el crecimiento de la industria del transporte mundial durante el siglo pasado. Pero, cada vez más, en el próximo siglo, será el litio la materia prima fundamental.

"Se calcula que sólo Estados Unidos necesitará 500.000 toneladas métricas al año de litio no refinado para 2034 sólo para alimentar los vehículos eléctricos. Hoy en día, Estados Unidos produce sólo una fracción de esa cantidad. La producción mundial actual de litio en 2020 fue de unas 440.000 toneladas métricas de carbonato de litio equivalente (LCE, contiene aproximadamente un 18% de litio puro), y no todo eso está en forma suficientemente pura para las baterías", según Chris Doornbos, presidente y director general de E3 Metals.

Según el BPStatisticalReview de 2021, China posee el 7,9% de las reservas mundiales de litio. Estados Unidos tiene el 4,0%. La mayoría de las reservas mundiales de litio se encuentran en Sudamérica y Australia. Sin embargo, China se ha convertido en el tercer productor mundial de litio, superando a EE.UU. en 2020 por más de un factor de 15.

Este dominio no se ha producido por accidente. En la última década, China ha gastado más de 60.000 millones de dólares para construir su industria del litio. Las inversiones estadounidenses se han quedado muy atrás, lo que ha permitido a China construir una sólida cadena de suministro de litio.

Esto va mucho más allá del acceso a los suministros de litio. China ha invertido mucho en la producción de baterías de iones de litio. Así, si el litio es análogo al petróleo, la producción de baterías de iones de litio es análoga a las refinerías y plantas químicas que convierten ese petróleo en productos acabados.

Ahí, Estados Unidos se está quedando atrás.

Existe una amenaza muy real de que China sea para el litio lo que la OPEP fue para el petróleo, salvo que, al menos con el petróleo, Estados Unidos era un productor importante por derecho propio. No podemos decir lo mismo del litio.

 


 


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews