SECCO ENCABEZADOGrupo AGVgolden arrow
PIPE GROUP ENCABEZADCONOSUR ENCABEZADOPWC LOGO MINING PRESS
Induser ENCABEZADOWICHI TOLEDO ENCABEZADOWEG
LITHIUM SOUTHMANSFIELD MINERA HVELADERO ENCABEZADO
JOSEMARIA ENCABEZADOBANCO SC ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
OMBU CONFECATFERMA ENCABEZADOERAMET CABECERA
SACDE ENCABEZADOglencore PACHONNEWMONT COVID
GSB ROTATIVO MININGRIO TINTO RINCONHIDROAR ENCABEZADO
CRISTIAN COACH ENCABEZADOBANCO SJ ENCABEZADOPRELAST
ABRASILVER ENCABEZADORUCAPANELEPIROC ENCABEZADO
KNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADOCERRO VANGUARDIAEXPO LITIO ENCABEZADO
ALEPH ENERGY ENCABEZADOMETSO CABECERAEXAR ENCABEZADO
EXPO SAN JUAN ENCABEZADOARCADIUM LITHIUMMilicic ENCABEZADO
CAPMINMAPAL ENCABEZADODELTA MINING
INFA ENCABEZADOMINERA SANTA CRUZPAN AMERICAN SILVER
EVENTO LITIO ENCABEZADOCINTER ENCABEZADOVIALES SANTA FE ENCABEZADO MINING
ESCENARIO
Rystad: El rol de las petroleras en el éxito de Vaca Muerta
RYSTAD/ENERNEWS
01/11/2023

Las grandes empresas siguen siendo fundamentales para el desarrollo del parche de esquisto de Vaca Muerta en Argentina, ya que el país sudamericano apunta a aumentar la producción del yacimiento central para ayudar a la autosuficiencia energética y reforzar las arcas estatales. 

Si bien la empresa estatal argentina de petróleo y gas, YPF, ha liderado los esfuerzos de desarrollo en el prolífico yacimiento, grandes empresas globales como Chevron, ExxonMobil, Shell, TotalEnergies y BP han apoyado las inversiones y el desarrollo de infraestructura en la región. 

Los aportes de este grupo de pares han sido fundamentales para el crecimiento significativo de los volúmenes no convencionales observado en los últimos años.

La Cuenca Neuquina ha atraído la atención de las empresas internacionales de exploración y producción (E&P) desde la nacionalización de YPF en 2012 y la identificación del potencial de esquisto de Vaca Muerta, lo que también fue reconocido en un informe de la Administración de Información Energética (EIA) de Estados Unidos publicado en junio de 2013.

El informe, que era una evaluación de 137 formaciones de esquisto fuera de Estados Unidos, colocó a Argentina en segundo lugar, citando volúmenes técnicamente recuperables de 27 mil millones de barriles de petróleo de esquisto y 802 billones de pies cúbicos de gas de esquisto. 

Sin embargo, la crisis financiera del país en 2018, el aumento de la inflación y el posterior colapso del precio del petróleo impulsado por la pandemia de Covid-19 dieron como resultado la reducción de las inversiones en la región, lo que provocó una parada en el crecimiento de la producción. 

Las inversiones regresaron rápidamente en 2021 con una recuperación de los precios del petróleo junto con un repunte de la actividad de perforación y han ido creciendo de manera constante desde entonces, ya que los inversores extranjeros mantienen un optimismo cauteloso sobre el potencial de los volúmenes no convencionales de la formación de esquisto. 

Las asociaciones extranjeras en los bloques no convencionales de Argentina no sólo han generado una inversión muy necesaria, sino que el juego también se ha beneficiado mediante la implementación de experiencias adquiridas por estas empresas a través de la extracción de petróleo y gas no convencional en los yacimientos de esquisto de América del Norte.


Fuente: Solución Upstream de Rystad Energy


Esto ha ayudado a mejorar la economía y reducir los costos operativos, lo que a su vez se ha traducido en un punto de equilibrio competitivo para el yacimiento de esquisto de Vaca Muerta de alrededor de US$ 37 o 38 por barril, que es comparable con los principales yacimientos de esquisto de Estados Unidos. Teniendo en cuenta que la actividad de perforación y terminación es el principal impulsor de los costos, se ha prestado mucha atención a reducir los costos y lograr eficiencias de costos. 

La región ha demostrado un rendimiento de petróleo superior por pie en pozos horizontales en comparación con otros yacimientos de esquisto prominentes en los EE.UU., como Permian Delaware, Permian Midland, Eagle Ford, DJ Basin y Bakken.

Este desempeño excepcional se puede atribuir a los avances en las técnicas de perforación y terminación, que liberan el verdadero potencial de la formación de esquisto. 

Las grandes empresas están presentes en varios campos clave en Vaca Muerta que en conjunto producen más de 300.000 barriles de petróleo equivalente por día (boepd) actualmente y se espera que aumenten a más de 500.000 boepd en sólo dos años. 

Si bien la actividad de pozos ha sido mayor en los campos Loma Campana (Chevron 50%) y Bandurria Sur (Shell 30%) operados por YPF, seguidos por el campo Sierras Blanca/Cruz de Lorena operado por Shell entre 2019 y este año, también se espera que los operadores aumentar la actividad de perforación en otros activos en los próximos años, lo que generará un crecimiento en los volúmenes de los otros campos.

Ha habido varios anuncios recientes por parte de las mayores sobre sus próximos planes en la obra. Después de haber centrado sus esfuerzos en el desarrollo de Loma Campana en los últimos años, Chevron ahora busca invertir US$ 500 millones en explotación no convencional en la zona oriental del Bloque El Trapial, concesión otorgada el año pasado por el gobierno regional de Neuquén.

Shell también busca aumentar la producción en un 10% desde Vaca Muerta a 50.000 boepd para finales de este año. La empresa también ha expresado su deseo de aumentar las inversiones en la obra desde el nivel actual de US$ 500 millones.

Si bien la mayor parte de sus inversiones hasta el año pasado se realizaron en su bloque operado Sierras Blanca/Crude de Lorena, Rystad Energy espera que la actividad de perforación y el gasto de capital asociado aumenten en sus otros dos bloques operados – Bajada de Añelo y Coiron Amargo Sur Oeste – En los próximos años. También destaca la primera inversión midstream de la empresa en la región junto a sus socios PAE y Pluspetrol

El consorcio invirtió US$ 100 millones el año pasado en la construcción del oleoducto Sierras Blancas-Allen, que aumentó la capacidad de transporte de petróleo desde el campo Sierras Blancas de Shell hasta el sistema Oldelval para su transporte a instalaciones de exportación y refinerías en Argentina. Esta inversión es testimonio de la importancia de invertir en infraestructura y aliviar los cuellos de botella en el transporte para aumentar la producción del yacimiento de esquisto.

Sin embargo, los cuellos de botella en infraestructura, los controles de precios y el acceso restringido a las reservas de divisas están provocando que las grandes empresas se mantengan cautelosas con sus inversiones en la región: ExxonMobil ha iniciado una revisión de sus activos no convencionales en Argentina que puede resultar en una desinversión parcial o total, mientras que La revisión también podría resultar en que la importante empresa estadounidense contrate un socio para ayudar a desarrollar los activos. 

Empresas regionales como Pampa Energía, Vista Energy y Tecpetrol también podrían surgir como socios potenciales dado su apetito por activos en Vaca Muerta. Pampa y Tecpetrol ya poseen participación en uno de los bloques en oferta. 

La cartera en venta incluye participaciones en siete bloques, incluidos los bloques Bajo del Choique-La Invernada y Los Toldos II Oeste, que en conjunto se espera que produzcan 13.500 boepd en 2023. 

Las políticas gubernamentales de apoyo son esenciales para crear un clima favorable a las inversiones. La reciente puesta en servicio del Gasoducto Néstor Kirchner y el plan del principal operador del oleoducto, Oldelval, de duplicar su capacidad actual de 270.000 bpd es testimonio del creciente énfasis en la infraestructura y el aumento de la producción del yacimiento de esquisto. 

También se está trabajando mucho en la expansión de las capacidades de los oleoductos, pero el progreso seguirá siendo clave para incentivar la expansión de los volúmenes del yacimiento. 

Con puntos de equilibrio competitivos y una productividad de pozos a la par de los mejores yacimientos de esquisto de EE.UU. (aunque la escala de actividad aún no es comparable), las grandes empresas participantes se beneficiarán del crecimiento esperado de la cuenca, aunque persisten desafíos que deben ser abordados colectivamente por el gobierno y la industria para asegurar la realización del pleno potencial de la cuenca.


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews