SECCO ENCABEZADOGrupo AGVgolden arrow
PIPE GROUP ENCABEZADCONOSUR ENCABEZADOPWC LOGO MINING PRESS
Induser ENCABEZADOWICHI TOLEDO ENCABEZADOWEG
LITHIUM SOUTHMANSFIELD MINERA HVELADERO ENCABEZADO
JOSEMARIA ENCABEZADOBANCO SC ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
OMBU CONFECATFERMA ENCABEZADOERAMET CABECERA
SACDE ENCABEZADOglencore PACHONNEWMONT COVID
GSB ROTATIVO MININGRIO TINTO RINCONHIDROAR ENCABEZADO
CRISTIAN COACH ENCABEZADOBANCO SJ ENCABEZADOPRELAST
ABRASILVER ENCABEZADORUCAPANELEPIROC ENCABEZADO
KNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADOCERRO VANGUARDIAEXPO LITIO ENCABEZADO
ALEPH ENERGY ENCABEZADOMETSO CABECERAEXAR ENCABEZADO
ARCADIUM LITHIUMMilicic ENCABEZADO
CAPMINMAPAL ENCABEZADODELTA MINING
INFA ENCABEZADOMINERA SANTA CRUZPAN AMERICAN SILVER
EVENTO LITIO ENCABEZADOCINTER ENCABEZADOVIALES SANTA FE ENCABEZADO MINING
ENERGÍA
OIEA I: Nucleoeléctrica, del estancamiento al impulso global. Producción y proyecciones a 2050
ENERNEWS/ MINING PRESS

Informe OIEA: El cambio climático y la necesidad de seguridad energética llevan a revisar el desarrollo nuclear. Proyecciones globales, de EE.UU. y de América Latina

 

03/10/2022

ANAHÍ ABELEDO

Para 2050 se prevé que el consumo de energía final global aumente en un 30% y se espera que la producción de electricidad se duplique. En todo el mundo, el carbón sigue siendo la fuente de energía dominante para la producción de electricidad en alrededor del 36% para 2021. Si bien la participación de la energía nuclear, y su producción ha cambiado poco desde 1980, y actualmente el 10% de la producción mundial de electricidad proviene de este recurso, está experimentando un impulso renovado. Se espera un crecimiento de nucleoeléctrica de hasta el 40% para 2030. Proyecciones globales, y parciales de Estados Unidos y América Latina y el Caribe.

Con el objetivo de llegar a cero emisiones netas globales de CO2 para 2050 y para garantizar la seguridad energética de los países, varios Estados miembros están revisando sus normas nacionales para desarrollar la energía nuclear. 

Los datos surgen del informe "Tendencias de la electricidad y la energía nuclear hasta el año 2050", recientemente publicado por el Organismo Internacional de Energía Nuclear (OIEA).

En relación con una capacidad mundial de generación de electricidad nuclear de 390 gigavatios (eléctricos) (GW(e)) en 2021, las proyecciones de casos bajos indican que la capacidad nuclear mundial seguirá siendo esencialmente la misma 404 GW(e). 

En el caso alto, se espera que la capacidad nuclear mundial llegará a más del doble a 873 GW(e)1 para 2050.

Hay una serie de condiciones necesarias para que lograr un aumento de la capacidad nuclear instalada, así para la disposición final de residuos radiactivos de actividad alta. Una serie de desafíos persisten, incluidas las dificultades financieras, económicas y de la cadena de suministro para nuevas construcciones nucleares en algunas regiones.

La mitigación del cambio climático es un impulsor clave de las decisiones para continuar  o ampliar el uso de la energía nuclear. Según el OIEA, la el uso de la energía nuclear ha evitado alrededor de 70 gigatoneladas de emisiones de CO2 en los últimos 50 años. 

Tal y como afirma la Agencia Internacional de la Energía (AIE), casi la mitad de las reducciones de emisiones de CO2 necesarias para alcanzar el cero neto en 2050 tendrá que provenir de tecnologías que están actualmente bajo desarrollo pero aún no están en el mercado. 

Esto es cierto para la energía nuclear, tecnologías tales como modulares y otros reactores avanzados para pequeñas y medianas empresas.

Se requiere la demostración de estas tecnologías para que la nuclear juegue un papel en la descarbonización más allá de la electricidad al proporcionar calor o hidrógeno a los sectores industrial y de transporte.

En la actualidad, alrededor de dos tercios de los reactores nucleares de potencia han estado en operación durante más de 30 años, destacando la necesidad de nueva capacidad nuclear para compensar las jubilaciones a largo plazo. 

El plan nucleoeléctrico argentino, el reactor Carem y las perspectivas –  Radio Gráfica
El plan nucleoeléctrico argentino y el reactor Carem

Hay incertidumbre en cuanto a la sustitución del gran número de reactores programado para ser retirado alrededor de 2030 y más allá, particularmente en América del Norte. 

Sin embargo, los programas de gestión del envejecimiento y la operación a largo plazo se están implementando para un aumento del número de reactores. 

Además, se están adoptando nuevas medidas políticas implementado para apoyar la competitividad de los reactores existentes en mercados eléctricos liberalizados.

En los últimos años, los sobrecostos de construcción y los retrasos en los primeros proyectos de su tipo han llevado a un alto riesgo del proyecto en las Américas y Europa, obstaculizando la inversión y las decisiones para nuevos proyectos. 

En algunas regiones, las centrales nucleares se han construido a tiempo y dentro del presupuesto. El grupo de expertos asumióque los desafíos antes mencionados pueden seguir afectando a algunos planes de desarrollo nuclear.

DESARROLLO DE LA ENERGÍA NUCLEAR EN 2021
A finales de 2021 estaban operativos 437 reactores nucleares de potencia, con una capacidad total de potencia neta instalada de 389,5 GW(e). Además, 56 reactores con una capacidad total de 58,1 GW(e) estaban bajo construcción.

Seis nuevos reactores nucleares de potencia con una capacidad total de 5,2 GW(e) fueron conectados a la red, y diez reactores con una capacidad total de 8,7 GW(e) Se retiraron. 

Se inició la construcción de diez nuevos reactores que se espera que añadan una capacidad total de 8,8 GW(e).

En comparación con 2020, la producción total de electricidad de todas las energías fuentes aumentó en un 7% y la producción de electricidad a partir de fuentes nucleares, los reactores de potencia aumentaron alrededor de un 4% a 2 653 TW∙h.

 

La energía nuclear representó el 9,8% de la producción total de electricidad en 2021, una disminución de 0,4 puntos porcentuales respecto al año anterior.

La reducción de la demanda mundial de electricidad en 2020 fue la mayor descenso anual desde mediados del siglo XX. 

En 2021 electricidad mundial el consumo repuntó y superó los niveles de 2019. El total del consumo de energía aumentó pero no alcanzó el nivel de 2019.

CONSUMO FINAL, PRODUCCIÓN Y PROYECCIONES DE ENERGÍA
Desde 1980, los combustibles fósiles han seguido dominando la energía, aunque se ha producido una paulatina reducción de su participación combinada del 74% en 1980 al 66% en 2021.

La participación del carbón disminuyó ligeramente de 1980 a 2000 y aumentó de 2000 a 2010 y desde entonces ha disminuido nuevamente. 

El gas natural ha mantenido una participación constante de alrededor del 15%. 

La participación del petróleo ha disminuido levemente desde 1980, estabilizándose en alrededor del 40% desde 2010.

La participación de la electricidad ha sufrido el cambio más significativo desde 1980, aumentando en 9 puntos porcentuales, con el consumo creciendo a una tasa anual promedio de alrededor del 3%.

Mirando hacia el futuro, se espera que el consumo de electricidad aumente más rápido que el consumo de energía final, por lo que se prevé que la proporción de electricidad seguirá creciendo.

Con una participación de más del 60%, los combustibles fósiles, en particular el carbón, siguieron siendo fuentes dominantes de producción de electricidad desde 1980, a pesar de aumentos en la participación combinada de energía nuclear y renovables en años.

La participación del gas natural ha aumentado más de 10%desde 1980. La participación del carbón se mantuvo en torno al 40% hasta 2010, pero disminuyó gradualmente en unos pocos puntos porcentuales. 

De todos los combustibles fósiles, la participación del petróleo ha experimentado el cambio más significativo, disminuyendo alrededor del 20% en 1980 a alrededor del 2% en 2021.

Hydro sigue siendo el mayor contribuyente de electricidad baja en carbono, contabilizando para el 16%, aunque su participación ha disminuido en unos 4 % desde 1980. 

En los últimos años, la participación de la energía solar y eólica ha experimentado un rápido aumento, pasando de menos del 1% en 1980 al 9% en 2021.

La participación de la energía nuclear creció rápidamente entre 1980 y 1990, casi duplicándose, pero ha disminuido desde 2000.

Se espera que el consumo de energía final aumente en aproximadamente un 12 % los niveles de 2021 para 2030 y alrededor del 27% para 2050, a una tasa promedio anual de aproximadamente el 1%.

Se espera que el consumo de electricidad crezca a un ritmo más rápido de aproximadamente un 2,4% anual y que el consumo de electricidad se duplique para 2050.

PROYECCIONES DE CAPACIDAD DE GENERACIÓN DE NUCLEAR. REACTORES
Se espera que la capacidad total de generación de electricidad aumente alrededor de 23% para 2030 y luego el doble para 2050.

En el caso alto, la capacidad de generación eléctrica nuclear se proyecta aumentará en aproximadamente un 23% para 2030 y más del doble para 2050 en comparación con la capacidad de 2021.

En el caso bajo, la capacidad de generación eléctrica nuclear se proyecta para disminuir alrededor de un 2% para 2030 y luego aumentar alrededor de un 3,5% para 2050.

En el caso bajo, la participación de la energía nuclear en la generación eléctrica total se prevé que la capacidad disminuya para 2050. 

Se espera una reducción de aproximadamente 2,4 puntos porcentuales. En el caso alto, el sector nuclear en la capacidad de generación eléctrica total se espera que aumente en medio punto porcentual para 2050.

Dos de cada tres reactores nucleares de potencia han estado en funcionamiento por más de 30 años y están programados para jubilarse en el futuro previsible.

En el caso alto, se supone que la vida útil de varias centrales nucleares de reactores de potencia programados para su retiro se ampliarán de manera que solo alrededor del 8% de la capacidad de generación eléctrica nuclear de 2021 es retirado para 2030. 

Se espera que esto resulte en adiciones de capacidad neta (recién instalados menos retirados) de unos 90 GW(e) para 2030 y más de 390 GW(e) durante los siguientes 20 años.

En el caso bajo, se supone que en alrededor del 18% de la energía nuclear existente los reactores de potencia se retirarán para 2030, mientras que se agregarán nuevos reactores unos 60 GW(e) de capacidad. Entre 2030 y 2050 se espera que las adiciones de capacidad de nuevos reactores superarán ligeramente los retiros

PROYECCIONES DE PRODUCCIÓN ELÉCTRICA Y NUCLEAR GLOBALES
Se espera que la producción total de electricidad aumente alrededor de un 23 % para 2030 y en un 85% para 2050 en comparación con los niveles de 2021.

En el caso alto, se espera que aumente la producción de electricidad nuclear en aproximadamente un 40% desde el nivel de 2021 para 2030 y en más de 2,5 veces para 2050. Se espera que la participación de la energía nuclear en la producción total de electricidad aumentará en más de 3 puntos porcentuales.

En el caso bajo, se espera que aumente la producción de electricidad nuclear en aproximadamente un 12 % desde el nivel de 2021 para 2030, aumentando hasta un 29 % para 2050.

Se espera que la participación de la energía nuclear en la producción total de electricidad disminuya en alrededor de 3 puntos porcentuales.

Los combustibles fósiles contribuyeron con más de la mitad de la electricidad producida en 2021.

La participación del carbón ha disminuido en más de la mitad desde 1980, mientras que la participación del gas natural se ha más que duplicado. 

Combatir la corrosión en los reactores nucleares envejecidos del mundo -  Infocorrosión
Reactores envejecidos, la sustitución es necesaria

La participación del petróleo ha disminuido del 10% en 1980 a alrededor del 1% en 2021.

La energía nuclear es la mayor fuente de energía baja en carbono. Su participación casi se duplicó de 1980 a 1990 y se ha mantenido estable en alrededor del 18% desde 1990.

La participación de la energía hidroeléctrica ha disminuido en alrededor de 6 puntos porcentuales durante los últimos 40 años.

La participación de la energía eólica ha aumentado rápidamente desde 2000, superando el 8% en 2021. 

En los últimos años, la participación de la energía solar también ha experimentado un rápido aumentará, pasando de menos del 1% en 2010 al 3% en 2021.

CAPACIDAD NUCLEAR EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE: ACTUALES, RETIROS Y ADICIONES

PROYECCIONES EN ESTADOS UNIDOS
Se prevé que la capacidad total de generación eléctrica aumente en casi 5% para 2030 y alrededor de 40% para 2050.

Una reducción significativa en la capacidad de generación eléctrica nuclear es proyectada durante las próximas tres décadas para el caso bajo, mientras que se espera que el caso alto permanezca relativamente estable hasta 2040 con un aumento considerable para 2050.

En el caso alto, se proyecta que la capacidad de generación eléctrica nuclear permanecerá más o menos constante hasta 2040, con un aumento de alrededor del 14% por 2050. 

Se espera que la participación de la energía nuclear en la capacidad eléctrica total permanecerá  estable hasta 2030 y luego disminuirá en más de 1% para 2050.

En el caso bajo, se proyecta que la capacidad de generación eléctrica nuclear disminuirá en un 20% de los niveles actuales para 2030 y estar alrededor de un tercio de la capacidad actual para 2050. 

La participación de la energía nuclear en el total se prevé que la capacidad eléctrica disminuya en aproximadamente un 2%para 2030 y casi 6% para 2050.

PROYECCIONES EN LATINOAMÉRICA. REACTORES
Se prevé que la capacidad total de generación de electricidad aumente aproximadamente 19% para 2030 y casi el doble para 2050.

En el caso alto, la capacidad de generación eléctrica nuclear se proyecta que se quintuplicará para 2050, con su parte de la capacidad eléctrica total creciendo en 1,6%.

En el caso bajo, la capacidad de generación eléctrica nuclear se proyecta que vaya a triplicarse en los próximos 29 años, aunque su participación en el total de electricidad.

En el escenario alto, no se esperan retiros de reactores para 2030 yse supone que se agregará poco más de 1 GW(e) de capacidad. Entre 2030 y 2050 se espera que haya un número significativo de adiciones con sólo unos pocos retiros, lo que resulta en un aumento neto en capacidad de casi 19 GW(e).

En el caso bajo, se supone que habrá un aumento neto en capacidad de alrededor de 1 GW(e) para 2030 también, y no hay reactores se espera que sean jubilados. 

Entre 2030 y 2050 se espera que habrá más capacidad añadida que retirada, lo que resultará en una red aumento de capacidad de 6 GW(e).

Se prevé que la producción total de electricidad aumente significativamente para 2030, con un aumento de alrededor del 25% desde los niveles de 2021. Se espera más del doble para 2050.

En el caso alto, se prevé que la producción de electricidad nuclear aumente aproximadamente 28% para 2030 y aumentar más de 5,5 veces durante los siguientes 20 años. 

Por qué Argentina logró ser competitiva en tecnología nuclear y planea  exportar centrales de energía- RED/ACCIÓN
Argentina competitiva en el sector, puede exportar reactores nucleares

La participación de la energía nuclear en la producción total de electricidad se espera que aumente gradualmente, casi triplicándose para 2050.

En el caso bajo, se proyecta que la producción de electricidad nuclear aumente en alrededor de un 17 % para 2030 y más del doble en el período subsiguiente de 20 años. Se espera que la participación de la energía nuclear en la producción total de electricidad aumente aproximadamente medio punto porcentual para 2050.

 


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews

KNIGHT PIESOLD DERECHA NOTA GIF 300
Lo más leído
PODER DE CHINA
AGUA Y MINERIA
NOTA MÁS LEIDAs MP GIF
VENEZUELA